Te estoy viendo

EP340267La agente inmobiliario Zoe Walker es una de las protagonistas de la novela Te estoy viendo (2016), de la escritora británica Clare Mackintosh.

Zoe tiene 40 años y trabaja en la inmobiliaria Hallow & Reed. Está separada de Matt. Ahora vive con Simon, que es 14 años mayor que ella. Tuvo dos hijos con su ex marido, Justin de 22 años y Katie de 19. Tiene una hermana, Sarah, que vive en Nueva Zelanda. Lee The London Gazette. Lleva gafas. Suele ver fragmentos del telediario de SKY. Alguna vez va de compras a Ikea. Le gusta la serie “Mujeres desesperadas“. Se come un bocadillo de beicon, lechuga y tomate. Tienen un gato, Biscuit.

Otros personajes:

Kelly Swift es poli, destinada temporalmente al Dip Squad, la unidad de la Brigada Móvil especializada en carteristas. Vive cerca de Elephant and Castle, comparte piso con otras tres personas. Siempre al tanto de las noticias locales. Le gustan los kebab. Tiene una hermana gemela, Lexi, que estudió en la Universidad de Brighton, fue violada y nunca se atrapó a su atacante. Lexi dice que lo ha superado, pero a su hermana no se le va de la cabeza. Kelly, antes de dormir, se toma unas tostadas, Netflix y un té.

Nick Rampello es detective inspector de la Brigada de Homicidios. De padres sicilianos. Habla muy rápido. Ronda los 30 años. Robusto y musculoso, con un color de piel mediterránea. Una barba incipiente le oscurece la mitad inferior de la cara, lleva un tatuaje en su antebrazo, apenas visible a través de la tela de la manga de su camisa. Sale a correr a menudo, se ducha en la misma comisaría. Tiene una BlackBerry.Clare-M-pic2-crop-720x300

Lucinda es una poli analista de Homicidios. Tiene 28 años. Luce una melena elegante y brillante.

Digby es inspector jefe. Está a punto de jubilarse. Tiene unas cuantas canas alrededor las sienes, aunque todavía con un aspecto juvenil, con una mirada aguda y perspicaz. Viste un traje de corte elegante con raya diplomática gris claro y unos zapatos brillantes. Juega al golf.

Paul Powell es sargento, jefe inmediato de Kelly.

Melissa es vecina de Zoe. Es dueña de dos cafeterías y está a punto de abrir una tercera. Está casada con Neil.

Me ha gustado mucho esta novela, Te estoy viendo. Es un thriller muy perturbador, en la línea de su anterior novela, Te dejé ir. En ocasiones la narración se mueve dentro de una atmósfera muy agobiante, en la hora punta del metro londinense, con vagones saturados de gente que va de un lado a otro, que te mira, te roza, te toca, te fotografía. Anuncios clasificados en un periódico con tu foto, sin tú saberlo. Y una web enigmática encuentrala.com. Aparece varias mujeres asaltadas y una asesinada. La autora nos va mostrando posibles culpables, aunque quizás no sea ninguno de ellos. Y un desenlace … Lo dicho, lectura muy recomendable, que te atrapa y que hace que sea muy difícil dejarla, necesitas saber qué pasa en el siguiente capítulo.

“Sorprendente, original … y terriblemente cercano a una posible realidad.” The Times


MÍRAME

portada_mirame-diana-cerdaEl inspector Jorge Altarriba es el protagonista de la novela Mírame (2016), de la autora valenciana Diana Cerdá.

Altarriba es inspector de la Brigada Central, sección de homicidios y desaparecidos, en Madrid. Está separado de Susana y tienen un hijo, Adam. Lleva viviendo un tiempo con Carla. Altarriba tiene un cuerpo fibroso, entrena cuando el trabajo se lo permite. Viste de manera informal, pero con ropa de buen corte. Ante su escasez de cabello, ha decidido afeitárselo, descubre que a muchas mujeres les parece sexy una cabeza rasurada. A raíz de la resolución de un anterior caso, un periodista le llamó inspector Zidane, alias que ya no le abandona. Tiene los ojos oscuros. Ha estado en Quantico en un programa de adiestramiento del FBI. Toma el café sin azúcar.

Otros personajes:

Óscar Espinosa es comisario, un hombre sesentón, de baja estatura y al que le sobran cerca de 40 kilos. Viste un traje oscuro de corte barato. La chaqueta, dos tallas más pequeña que lo que necesita, la lleva desabrochada dejando ver una anticuada corbata de rayas oblicuas, azules y granates, que se bambolea sobre su prominente barriga.

Mario Acevedo es un reportero de sucesos que suele pasarse por comisaría para comentar con los agentes jugosos cotilleos, a cambio de obtener alguna información un poco antes que sus colegas de otros medios.

Milos Zeljac y Siznic son mafiosos serbios y Sasa Vuckovic, su guardaespaldas.18057856_1673752365971599_3741558979825386482_n

Jelena es hermana de uno de ellos, una joven muy guapa.

Salgado y Martín son agentes de misma comisaría.

Me ha gustado Mírame, novela policíaca con el fondo de la mafia serbia que opera en España. Una narración que comienza cuando el inspector Altarriba recibe un paquete anónimo con un espeluznante contenido: dos ojos humanos. En flashback aparecen dos jóvenes seducidas por un hombre muy guapo. Contra su voluntad son reclutadas para vender a mafiosos que controlan clubs de alterne y prostitución de alto standing. Aunque algo no es lo que parece y con gran sorpresa incluida. Quizás tenga un desenlace demasiado rápido y a algún personaje le falte un poco más de enjundia. Es una novela negra de escritura ágil y fácil lectura.

Diana Cerdá es valenciana. De joven se traslada a Philadelphia (USA). Se licencia en Psicología y Sociología en la West University y realiza un Máster en Psicología Clínica en la New School for Social Research de Nueva York. En su vuelta a España trabaja en el área de recursos humanos de varias empresas. En la actualidad compagina la escritura con la participación en una empresa familiar, dedicada a productos de descanso, como responsable de exportación e importación. En el año 2010 publica su primera novela La peor mentira. Con su segunda novela, Mírame, queda finalista en el premio Ateneo de Sevilla (2013) y finalista en el premio La Trama (2014), aunque hasta el pasado 2016 no había sido publicada.


La mala hierba

“Cuando los corderos se pierden en el monte, dijo, se les oye llorar. Unas veces viene la madre. Otras el lobo.”

Cormac McCarthy, Meridiano de sangre

EL019517Jacobo, alguien que había tenido un excelente puesto de trabajo y que ahora, en plena crisis económica, está en el paro, y la abogada Nora Cuevas son dos de los personajes de la novela La mala hierba (2017), del autor lorquino Agustín Martínez.

Jacobo tiene 44 años y, a pesar de su diploma en Empresariales, su máster en Estadística o sus años de experiencia en la Agencia Europea de Trenes, está en el paro. Como mucho, acepta algún miserable trabajo mal pagado y en negro. Está casado con Irene y tienen una hija, Miriam. Tiene discos y casettes de los 80, entre ellos uno del grupo Los Housemartins. Últimamente tiene problemas con el alcohol.

Nora es abogada y tiene algunos kilos de más. Se imagina a sí misma como una de esas mujeres solitarias y autosuficientes de los cuadros de Hopper. Lleva un vestido de pequeñas flores rosadas. Le gustan los helados de stracciatella. Conduce un Ford Fiesta. Tararea Sorry de Justin Bieber. Ha aprendido a preparar sushi. Se aloja en la “Venta del Cura”. Tiene una hermana, Carmela.

Otros personajes:

Almela es sargento de la Guardia Civil. Tiene 60 años y está al final de su carrera. De tez morena y gesto fúnebre. Los domingos toma el aperitivo con su familia por el paseo marítimo. Viste de paisano con un polo rosa de Ralph Lauren, unos pantalones vaqueros por encima de la cintura, que dejan a la vista unos calcetines blancos y unas zapatillas Nike.

Ginés Salvador es vecino de Portocarrero, casado con la Fuertes, de pelo engominado, con rizo pequeño y la camisa abotonada hasta el cuello.

agustin

Alberto es hermano de Irene, por lo tanto cuñado de Jacobo. De adolescente le llamaban “el Espartero”. Tiene una prominente barriga. Está casado con Rosa.

Verónica es psicóloga y Eliseo Torres periodista. Hace el seguimiento del Almería Fútbol Club.

Zoran y Sinisa son dos serbios, sicarios y traficantes.

Miriam es la hija de Jacobo e Irene, de 14 años, una adolescente con un coeficiente intelectual muy alto. Imita el estilo de la cantante neozelandesa Lorde, con los ojos y los labios pintados de negro, un top ceñido y los vaqueros rotos. Gran parte de lo que sucede en esta novela gira al borde de Miriam.

Y el Rubio, el Jifero, el Indio, Lagarto o la señora Concha, que lleva la pensión del pueblo.

Me ha gustado mucho La mala hierba. La narración transcurre en Portocarrero, una ciudad ficticia en el desierto de Almería. Siempre con un calor asfixiante y un sol de justicia. Novela coral con personajes excelentemente dibujados. En una localidad perdida sus habitantes  se odian y se lían a la vez. Se maltratan y se quieren. Una familia llega de la capital y se agravan los problemas. Empiezan a salir a la luz secretos inconfesables. Aparecen sicarios serbios. Poco a poco vamos descubriendo que nada es lo que parece, con un giro inesperado en su desenlace final. Es una novela muy recomendable, aunque a veces llega a ser sofocante. Deja en evidencia las miserias de los seres humanos.


La habitación en llamas

51CM5w3GhuL._SY346_El detective Bosch, Harry Bosch, es el protagonista de la novela La habitación en llamas (2014), del escritor estadounidense Michael Connelly. Esta novela es anterior a la última publicada en nuestro país Del otro lado (2015). ¿Alguien sabe el porqué de este desorden? En fin …

Bosch es detective de la Policía de Los Ángeles, Unidad de Casos Abiertos. Le queda poco más o menos un año para su jubilación definitiva. Según el Jefe de Policía es un espalda plateada. Vive con su hija Madie, que tiene 17 años. Le gusta tomar el café en el Starbucks que está a una manzana de la calle 1, cerca de la comisaría. En el Nickel Diner cena un bistec a la plancha con una botella de Newcastle. De postre toma un dónut de la casa hecho al horno y glaseado con jarabe de arce y trozos de beicon. En el Blue Whale escucha tocar a Grace Kelly y su cuarteto, una joven saxofonista de sonido poderoso. En su casa escucha un disco, Dear Miles de Ron Carter.

Otros personajes:

Lucía Soto, Lucky Luci, es la nueva detective compañera de Harry. Tiene 28 años y no lleva ni cinco en el cuerpo. Bajita y bien proporcionada, pesa 50 kilos a lo sumo. Viste un traje chaqueta que se ha puesto de moda entre las mujeres detectives, porque permite llevar la pistola en la cadera en lugar de un bolso. Es de orígen mexicano, habla español e inglés con fluidez. Utiliza un iPhone. Bebe Coca-Cola Diet. Vive en Redondo Beach, al sur del aeropuerto de L.A. Le han concedido la medalla al valor tras abatir a unos atracadores miembros de Calle 13, una de las bandas más violentas que actuaban en la ciudad.

Teresa Corazón es jefe de forenses. No es muy alta, a veces se tiene que poner de puntillas cuando está realizando una autopsia. Hace muchos años tuvo una aventura con Bosch.

Gun Chung es técnico de laboratorio de balística.

Wiston Samuels, teniente de la Unidad de Casos Abiertos.

George Crowder es capitán, jefe directo de Harry.

Bailey Copeland de la Unidad de Vídeo y Datos de la Policía de L.A.

Virginia Skinner, periodista veterana del Times. Cumple 50 años.aaeiMM7Z

Sherma Barthlett es jueza. Cuando era fiscal, su apodo era “la Contable”, especializada en delitos financieros, posee una memoria maravillosa para todo lo relacionado con los números, desde códigos penales o hasta números de teléfono. Es una mujer muy amable que se lleva muy bien con Bosch.

Ricky Childers es un detective de la ciudad de Tulsa. Tiene unos 45 años. Se mantiene en forma. Habla arrastrando las palabras. Luce un poblado bigote que le da un aura extra de pistolero del antiguo Oeste. En mangas de camisa y el arma en una cartuchera de hombro.

Me ha gustado mucho La habitación en llamas. Reconozco que el tandem Connelly/Bosch está en mi lista de favoritos. Nunca me defraudan. En esta ocasión, nuestro sabueso, acompañado de la detective inexperta Lucía Soto, investiga la muerte de un hombre a consecuencia de las complicaciones de un balazo que recibió diez años. Aparecen implicados políticos y empresarios muy influyentes. A iniciativa de su compañera Soto, se meten además con otro caso sin resolver, las muertes de varios niños en un incendio ocurrido veinte años atrás. Harry Bosch está punto de jubilarse, pero demuestra que sigue siendo un extraordinario detective. Lo dicho, novela muy recomendable para los amantes del género policiaco y de investigación.

Dos novelas escritas y ya publicadas en EE.UU quedan por llegar a nuestro país:

The Wrong Side of Goodbye (2016) The Late Show (2017)


Caín volvería a matarte mañana

raquelmoranEduardo Novales, Pedro Argüelles y Mercedes Pérez son los principales protagonistas de la novela Caín volvería a matarte mañana (2016), de la autora asturiana Raquel Morán.

Eduardo es un reputado tocoginecólogo en el Hospital General de Asturias. Tiene 40 años y está casado con Merche, con quien tiene un hijo, Mateo. Bien parecido, de ojos azules y fino cabello claro, de estatura mediana. Vive en la Avenida de Galicia, cerca de la Plaza de América, en Oviedo. Conduce un BMW de color granate. Fuma Camel y bebe Chivas.

Argüelles tiene 35 años y mide 1,80. Acaba de regresar de Londres, donde ha estado unos años en la cárcel. Tiene una mancha de nacimiento en una mano. Viste una vieja gabardina gris con un bolsillo descosido. Es un excelente tirador de sidra. Pasa largos ratos en la Biblioteca Pérez de Ayala. En Londres fue un sin techo, un homeless, durante un tiempo. Le gusta dar por el culo, el sexo anal. Es viudo. Tiene una hermana, la pequeña María, que trata de ayudarle.

Mercedes Pérez, “Merche”, es la esposa de Eduardo Novales. Tiene 36 años y es elegante, rubia y flaca. Viste una blusa azul de seda, un traje de chaqueta de felpa gris, zapatos de tacón de aguja vertiginosamente fina. Lleva las uñas recién pintadas de rojo y unos pendientes de pinza colgando de sus diminutas orejas…y su exquisito olor a perfume.

Me ha gustado mucho Caín volvería a matarte mañana, aunque reconozco que tiene algunos párrafos y páginas muy crudas, fuertes y violentas. Tres versiones diferentes, tres vueltas de tuerca y tres protagonistas ¿ y cómo sabes cual es la real ? Si sigues leyendo, nada es lo que parecía. Nada ni nadie.415497_10150528190503021_702156076_o

Como se refleja en la contraportada del libro:

“La novela es un testimonio al hecho de cómo un solo acto de bondad puede redimir a un hombre malo y cómo un solo acto de maldad puede condenar a un buen hombre.”

Lo dicho, lectura muy recomendable teniendo en cuenta la dureza de esta narración.

Raquel Morán (Asturias, 1969) cursó estudios de Geografía e Historia en la Universidad de Oviedo. Se trasladó a estudiar y después a vivir a Londres. En el año 2007 publica su primer libro Apolo y los Centauros. En el 2010 un relato corto, Cambio de sentido en la autopista, que está incluido en el libro de relatos “El ahorcado y otros cuentos fantásticos”. En 2011, con su propio sello editorial, LittleAsturias Publishing Ltd., publica un libro sobre música indie en Manchester titulado Mancunians and music: Tales of the Ungerground, the Internet and the Manchester music scene, 1998-2011. En el año 2013 la Editorial Baile del Sol publica su novela No Smoking.

No eres lo que busco

¨Solo soy una teniente de picoletos¨

33837431La guardia civil Miranda Vega es la protagonista de la novela No eres lo que busco (2017), de la criminóloga y escritora Laura Mavor.

Miranda es teniente de la guardia civil, policía judicial, en la localidad ficticia de Santarés, donde transcurre la narración, en la costa cercana a Castellón capital. Es oronda y grande, de pechos enormes y blandos y con un opulento trasero. Madura y con un ácido sentido del humor. Fuma mucho y come manzanas Granny Smith. Conduce un viejo Seat Ibiza, mientras escucha la voz de Juice Newton cantando “Queen of Hearts”. Como melodía de llamada en el móvil tiene la sirena de un barco a todo volumen. En las noches de insomnio juega al poker on line. Utiliza un paraguas muy pequeño, que apenas llega a cubrir sus anchuras y con una varilla rota. Recuerda a su padre que murió de alzheimer. También era guardia civil y aficionado a las películas de John Wayne.

Miranda acaba comiéndose unos “duelos y quebrantos“, a base de torreznitos de jamón, chorizo dulce y huevos revueltos, con un poco de cebolla y ajo para darle sainete Se los prepara Mercedes, la mujer que le limpia la casa y cocina para ella.

Otros personajes:

Adriana Lesboutx es alférez, trabaja a las órdenes de Miranda. Tiene 26 años y es licenciada en Derecho. Atractiva, alta y rubia, estilizada, con grandes ojos claros y una boca ancha, casi siempre con una expresión seria. De familia tradicional y de dinero, suele ir a misa los domingos. La visión del mar al anochecer siempre le resulta relajante. Está leyendo a Frederick Forsyth.

Antonio Benjumea es un veterano sargento primero, apodado “Caiman”. Es un tipo grueso y blando, sin más pelo que un triste bigote que le cuelga flácido de las narices. Muy vago, solo piensa en la jubilación y en escaquearse lo máximo posible. Ha colgado un banderín del Barça en la esquina de la pantalla de su ordenador.

Christian Ballesteros es un sargento novato. Acaba de llegar al grupo de Miranda gracias a un enchufe. Tiene ingenio y buen corazón. Es muy alto, de hombros anchos y cintura estrecha, se nota que va mucho al gimnasio. De rostro bronceado y pelo negro, cortado con sobrio estilo castrense. Prefiere ir de uniforme. Dice que le gusta ver con su perro Frodo cine “clásico”, como por ejemplo Jungla de cristal, Toro salvaje o Uno de los nuestros. Homeland es una de sus series favoritas.  4MNfPids

Campoy, teniente de la guardia civil, jefe de la unidad del GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas), con quien Miranda no se lleva nada bien, dice que es el que manda a los muñequitos de neopreno.

Julio Escudero es el forense, un profesional concienzudo y fiable, un hombre chapado a la antigua. Viste con un chaleco de punto y una corbata de rayas en diagonal, estilo Ivy League. Luce un bigotito de galán de cine clásico. Suele invitar a Miranda a comer en restaurantes económicos, pero con buena cocina. Es todo un experto.

Alejandro es comandante de la guardia civil, recién ascendido. Esther Plaza es jueza de instrucción, Vicent Noguerol es subteniente …

Me ha gustado No eres lo que busco. Una novela policiaca con tintes de humor. La historia transcurre en una ciudad inventada, Santarés, en la costa de la provincia de Castellón. Aparecen cadáveres que tienen en común que los asesinados era seguidores de FINDER, una red social para encontrar tu pareja ideal. En plena investigación, la teniente Miranda Vega, un excelente personaje, tiene que enfrentarse con mafiosos a gran escala y fundamentalistas religiosos. Todo ello en una localidad que hasta entonces era de lo más pacífica y que atraía a miles de turistas. Lo dicho, novela negra muy recomendable.

Laura Mavor es criminóloga de profesión. Además, le gustan la arqueología, el arte y la literatura. Se ha especializado en delitos que se cometen usando las nuevas tecnologías para móviles. No eres lo que busco es su primera novela.

El juego de la luz

Juego de la luz, El_135X220Armand Gamache, inspector jefe de la Sûreté de Quebec, es el principal protagonista de la novela El juego de la luz (2011), de la autora canadiense Louise Penny. Es la cuarta entrega de esta saga publicada en nuestro país.

Gamache se ha afeitado la barba que se había dejado mientras se recuperaba de la bala que le había traspasado en un tiroteo. Alto y robusto, con esos ojos de color castaño oscuro. Utiliza gafas para leer, por ejemplo, la revista L’Observateur. Su espaciosa vivienda está llena de libros: volúmenes de historia, biografías, novelas, estudios sobre las antigüedades de Quebec , poesía. También archivos de casos, ciencia forense, huellas dactilares, códigos genéticos, lesiones corporales y armas. Viste una chaqueta Barbour. Bebe agua con gas Perrier. Conduce un Volvo. Su plato favorito de pasta son fettuccine con espárragos frescos, piñones y queso de cabra.

Otros personajes:

Jean-Guy Beauvoir es policía, mano derecha de Gamache. Está separado de Enid. Toma OxyContin. Tiene un hijo, Roslyn, que estudia en París…y unos sentimientos muy secretos.

Isabelle Lacoste es otra agente de la misma brigada. Desayuna un cappuccino y un ¡croissant, s´il vous plaît! Cada vez está más presente en las investigaciones de nuestro sabueso protagonista.

Thérèse Brunel es la superintendente de la Policía. Ha entrado en la Sûreté después de una distinguida carrera como conservadora jefe del Musée des Beaux Arts de Montreal. Amiga de Armand, mientras hablan de un asesinato, comen un poco de queso, salchichón y aceitunas con un vinito blanco.

Harris es doctora forense. Como la mayoría de los quebequeses, es menuda, viste con ropa como para el campo, resulta elegante pero informal.

Y los peculiares personajes de Three Pines, el pueblo en el que transcurre la mayor parte de esta narración:

Clara Morrow, escultora y pintora, con mucha presencia en la investigación. Tiene sillas Adirondack en el jardín. Myrna Landers tiene una librería, es una voluminosa mujer negra, una psicóloga jubilada de Montreal. Olivier y Gabi son la pareja que regenta el bistrot del pueblo. Ruth Zardo es una vieja poeta y Dominique Gilbert, la dueña del hotel balneario de Three Pines.1489586997_823326_1489648753_noticia_normal

Me ha gustado mucho El juego de la luz, en la línea de las anteriores novelas de Gamache publicadas en nuestro país. Novela negra o policiaca, llena de belleza y poesía, con sentimientos y secretos. Unos personajes fabulosos, encabezados por el carismático inspector Armand Gamache y los moradores de Three Pines, un tranquilo pueblecito a las afueras de Montreal. Todo comienza después de una vernissage , cuando aparece el cadáver de una mujer en un rincón de un jardín de al lado. Es una reconocida crítica de arte capaz de arruinar una carrera. Varios artistas han podido vengarse. La extraordinaria perspicacia de Gamache va cercando poco a poco al asesino. Una novela tranquila, muy recomendable.

Así termina la autora, Louise Penny, su lista de agradecimientos:

“Espero que hayáis disfrutado de El juego de la luz. He tardado varias vidas en escribirla”