Carvalho: problemas de identidad

portada_carvalho-problemas-de-identidad_carlos-zanon_201811061450Pepe Carvalho, detective privado, es el protagonista de la novela Carvalho: problemas de identidad (2019), del autor barcelonés Carlos Zanón.

Carvalho cree estar enamorado de su Novia Zombie. Conduce un Focus. Escucha a Aznavour. Fuma Lucky. Bebe muchos cafés en vaso de cristal alto. Alquila pelis de seis en seis. Con una de Béla Tarr se queda dormido. Sigue quemando libros por parejas, por ejemplo de Melville y Herbert. Aunque no quiere, recuerda a Charo quizás el amor de su vida. Pepe lleva como contraseña en el móvil 1414, dos veces la camiseta de Cruyff. Calza unos Oxford Martinelli. También recuerda a Bromuro. Piensa que a veces se parece más a Mortadelo que a James Bond. Nuestro sabueso protagonista, además de nostálgico, está enfermo.

Carvalho sigue cocinando pero menos. Está perdiendo el apetito y más de una vez lo cocinado acaba en la basura. Sigue fiel al aceite Carbonell. No obstante, de vez en cuando se da un homenaje, como por ejemplo unas almejas en el Ramón. Come con Biscuter en el restaurante Green Spot, especialista en comida vegetariana, situado en el corazón de la Barceloneta. Se come unos colirrábanos espirulina con pistachos y vinagreta de tamarindo; y de segundo plato, bourguignon de setas y castañas con pasta spältzle fresca. Pepe le dice a Biscu: “prefiero reventar ahora a llegar precario y hervido a los setenta sin acordarme de nada ni de nadie … siempre he elegido cómo vivir y cuando me llegue la hora, quiero elegir también cómo morir”.

Otros personajes:

Biscuter es el asistente de Carvalho. Últimamente tienen sus diferencias. Está pensando presentarse al programa “MasterChef”.

Estefanía Briongos es la secretaria para todo del despacho de Pepe. Una muchacha brillante y fría como un cóctel, con alma de convenio colectivo y cuerpo de sardinilla escurridiza.

Laura es periodista, destinada en la sección de Sucesos de La Vanguardia. Conduce una moto. Colabora con Carvalho, aunque discutan a menudo.

Alfons Subirats es abogado de divorcios y penalista. Dice “miento para engañar”. Está confeccionando una ruta grastonómica de tapas españolas chinas.

Jordi Matacañas es Mosso en la Comisaría de Les Corts. Un buen investigador, tranquilo y muy seguro de sí mismo. Tiene 40 años recién cumplidos, de padre burgalés y madre catalana. Natural de Santa Coloma. Viste calcetines rojos.

Guifré es vecino; y Vargas, doctor, un tipo afable y callado.SCJLGCVx_400x400

Constanza es una prostituta conocida como “la portuguesa”.

Y Max, Amelia, El Gueño, Niñata, Carbonell, y el Escritor …

Me ha gustado este Carvalho: problemas de identidad, aunque debo reconocer que al principio me descolocó un poco. Éste no era el detective huelebraguetas de las novelas de Vázquez Montalbán. Poco a poco me fui acostumbrando y reconociendo que estaba ante la escritura de Carlos Zanón, llena de poesía y descripciones, de calles y personajes de la ciudad. Pesimismo y amargura, o quizás solo esceptisismo. Poca investigación y más introspección. Pepe Carvalho sigue quemando libros, cocina menos. Zanón con varios guiños, como al librero Camarasa. En las páginas finales se rezuma pesimismo o quizás realismo. En resumen, lectura recomendable, pero no esperen encontrar al maestro Montalbán, estamos ante el maestro Zanón y su Carvalho en horas bajas ¿Habrá continuación? Yo creo que no, pero …

El autor:

Carlos Zanón (Barcelona, 1 de mayo de 1966). Es licenciado en Derecho. Empezó publicando libros de poemas, como por ejemplo El sabor de tu boca borracha (1989) o En el parque de los osos (2001). Posteriormente forma parte del grupo musical “Alicia Golpea”. Colabora como crítico literario en Ajoblanco. Publica su primera novela Nadie ama a un hombre bueno en 2008, a la que sigue Tarde, mal y nunca (2009) con la que consigue el premio Brigada 21 y ser finalista del Memorial Silverio Cañada. En el 2012 sale la tercera No llames a casa, con la que gana el premio en el festival Valencia Negra. En el 2013 publica Yo vivía aquí. En el 2014 Yo fui Johnny Thunders, que ganó varios premios como el Salamanca Negra, Novelpol o el Dashiell Hammet. En el 2015 Marley estaba muerto, y en 2017 Taxi , entre otras. En el mismo 2017 es nombrado comisario de BCNegra, tomando el relevo de Paco Camarasa, que lideró este proyecto en las doce anteriores ediciones.



Anuncios

Una maldita historia

9788416237319El joven Henry Dean Walker es el principal protagonista de la novela Una maldita historia (2015), del autor francés Bernard Minier.

Henry tiene 16 años y fue adoptado por sus madres Liv y France. Le gustan los libros, las películas de terror, las orcas y Nirvana. Vive en la isla de Glass, al norte de Seattle, a unas cuantas millas náuticas del Pacífico, muy cerca de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, aunque cambian mucho de domicilio. Entre los nueve y los trece años fue sonámbulo. Su sueño es ser escritor o cineasta. Las paredes de su habitación están cubiertas de pósters de La matanza de Texas, Hellraiser, Terroríficamente muertos 2, Hostel e incluso del Drácula de Tod Browning. Le habría gustado parecerse al Mickey Rourke de La ley de la calle, antes de las operaciones de cirugía estética; o a Steve McQueen en BullitHenry conduce un Ford y está leyendo una novela de Louise Penny.

Otros personajes:

Krueger es sheriff, de facciones toscas, con la cara enmarcada por una sotabarba y las pestañas largas y negra. Parece un actor shakespespearino.

Noah Reynolds, ex inspector de policía. Conduce un Crow Victoria. Corpulento. Vive en Fremont. Se quedó viudo hace doce años. Lee un artículo de The Seattle Times. No bebe alcohol desde hace tres años, ahora consume zumos de fruta.

Fraser Shatz es médico forense, alto y bien plantado. Viste un jersey negro bajo la bata. Tiene un párpado caído por un lado, como una persiana de una tienda encallada a media altura, siempre da la impresión de estar medio dormido.

Dominick Silvestri y Nick Scolnick son ayudantes del sheriff.

Chris Platt es detective investigador. Pequeño, con la cara redonda, gafas grandes y una mata de pelo rubio e hirsuto. Tiene un parecido asombroso con el actor Philip Seymour Hoffman. Con bolígrafo en el bolsillo de la chaqueta.

bernard-minier

Liza Wasserman es la primera ayudante del fiscal encargada de los asuntos criminales. Una mujer guapa, algo corpulenta, con carácter, menos influida por la política que su jefe. Viste una americana y vaqueros.

Y los jóvenes, además de Henry, Charlie, Naomi, Kayla, Shane …

Comentario:

Me ha gustado mucho Una maldita historia. Un thriller más que una novela negra, una historia en la que nada es lo que parece. Un joven se pone a investigar la muerte de su novia. Lo último que le dijo es que quería separarse de él. Nos movemos entre pasiones encubiertas y obsesiones malignas, acompañadas por la tecnología, que arrasa entre las generaciones más jóvenes. Estos son los factores medulares de una trama rebosante de tensión y bandazos tan inesperados que hielan la sangre. Casi hasta la última página te mantiene en vilo. Lectura muy recomendable.

Bernard Minier (Béziers, 26 de agosto de 1960) es autor de otras cuatro novelas publicadas en España -además de ésta- protagonizadas por el comandante de la Policía Martin Servaz: Bajo el hielo (2011), El círculo (2012), No apagues la luz (2014) y Noche (2017).

No digas nada

9788401018428El juez Sampson es el protagonista de la novela No digas nada (2017), del autor estadounidense Brad Parks.

Scott Sampson es juez federal en Norfolk, distrito este de Virginia. Tiene 44 años. Está casado con Alison, que tiene unos hombros magníficos, y tienen dos hijos gemelos de seis años, Sam y Emma. En casa guardan una pistola Smith & Wesson 9 mm. Tienen contratado Netflix. Conduce un Buick Enclave. Para relajarse se sirve un gin-tonic generoso. Parece un pequeño César en su trono.

Otros personajes:

Justina Kemal es la canguro de los hijos de Sampson. Es una estudiante universitaria turca que vive gratis en una cabaña de los Sampson, a cambio de cuidar a los niños. Lleva recogido el pelo oscuro en una coleta. Viste una camiseta ajustada y unos pantalones vaqueros más ajustados aún.

Blake Franklin es senador. Ha sido jefe de Scott durante trece años, también su mentor, su engatusador, su animador, su torturador, su obsesión.

Jeremy Freeland es ayudante de juez de carrera. Un hombre atractivo que se acerca a los 40. Lleva el pelo de color arena peinado a la perfección y tiene los ojos azul claro. Corre un mínimo de treinta y cinco kilómetros por semana, por lo que se mantiene escrupulosamente esbelto. Viste trajes entallados y corbatas coloridas.

John E. Byers, “Jeb”, es el juez principal de la Corte de Apelaciones para el Cuarto Circuito de Richmond. Procede de una de esas antiguas familias de Virginia que sólo pueden tener un éxito indiscutible.14630774-large

Joan Smith es ayudante de nuestro juez protagonista, en concreto auxiliar judicial. Es una señora muy quisquillosa. Viste siempre blusas que se puedan abotonar hasta el cuello. Su marido la abandonó hace varios años. Sus hijos son ya mayores y viven en otras ciudades. Los fines de semana, por nada del mundo se pierde el sermón de su pastor.

Roland Hemans es abogado. De tamaño gigantesco, en torno a los 50 años. Le gusta jugar al golf. Se mueve con la agilidad elegante de un deportista y conserva un aspecto musculoso. Conduce un todoterreno Lexus dorado.

Herbert Trift es investigador privado. Su despacho está situado en Northampton Boulevard, en una casa colonial desvencijada, que también es su hogar. Tiene unos 50 años, delgado, de cabello entrecano. El olor de su ropa delata que sigue fumando en espacios interiores.

Harold Curry es sargento de policía. Calvo, afroamericano.

Comentario:

Me ha gustado No digas nada. Esta novela la compré en la Llibrería Adserá de Tarragona. La verdad es que no había oído hablar de ella y muy poco de su autor. El protagonista es un juez, con un secuestro familiar de por medio. Aunque la he leído en una edición de bolsillo, con casi 500 páginas de letra pequeña, me atrapó desde el principio. Es una narración de mucha tensión, a veces angustiosa. Quizás lo que menos me ha gustado es el desenlace. Pero sí, la recomiendo, está bien escrita y es difícil dejar de leer, es una buena historia sobre todo para los seguidores de los thrillers judiciales.

El autor:

Brad Parks (Nueva Jersey, 13 de julio de 1974). Esta novela que hoy reseñamos es la única publicada en España de este autor, pese a ser el único autor que ha ganado los prestigiosos premios Shamus, Nero y Lefty. Tiene seis novelas anteriores escritas con el periodista de investigación Carter Ross  como protagonista. También ha trabajado para The Washington Post y The Star-Ledger.

La noche sin memoria

descargaLuda Petrova y Pinilla son dos de los protagonistas de la novela La noche sin memoria (2018), del autor tarraconense Jordi Ledesma.

Petrova tiene 22 años. Es rusa y luchó contra los chechenos en la batalla de Grozni. Es muy atractiva. Fue continuamente violada por un capitán de su ejército.

Pinilla era hijo de un albañil flaco y alcoholizado; y de una mujer analfabeta sometida a su marido. Pinilla no disimulaba su homosexualidad. Muy prendido a la heroína.

Otros personajes:

El Señorito, que se enamora de Luda; el Buruba, que es fotógrafo; el Dumper, un tío alto y fondón, de cara cuadrada, pelo fino, nariz prominente y gorda. Vende cocaína y pastillas de jueves a domingo; el Pescador; la Sicóloga; el Policía, El Harki …

Comentario:foto-lorenzo

No estamos ante una novela negra clásica de policías y asesinos, pero sí ante una novela negra negra. Me ha gustado mucho. Es una especie de inventario de una investigación protagonizada por un novelista politoxicómano, que regresa a su pueblo y quiere saber qué pasó veinte años atrás. Entonces desaparecieron casi a la vez y sin dejar rastro dos personas: una mujer rusa y un vecino del pueblo. Habla con un pescador, con un fotógrafo, con un policía y poco a poco va sabiendo algo. Es una narración que transcurre en tres tiempos diferentes y en la que a veces es difícil distinguir la realidad de la ficción. Está escrita con una excelente prosa, unas veces rayana en la poesía y otras veces dura y descarnada. Lectura muy recomendable.

El autor:

Jordi Ledesma (Tarragona, 1979) es autor de cuatro novelas: Narcolepsia (2012), El diablo en cada esquina (2015), Lo que nos queda de la muerte (2016), con la que ganó el premio Pata Negra 2017 en el Congreso de Novela y Cine Negro de la Universidad de Salamanca, y el Premio Novelpol 2017, y la que hoy reseñamos en este blog La noche sin memoria (2018).

Conexión Lorena

9788484284802El comisario Rayssac es uno de los muchos personajes que aparecen en la novela  Conexión Lorena (2009), de la autora parisina Dominique Manotti.

Rayssac es comisario de la Policía Judicial de Pondange. En las reuniones con sus oficiales nunca se sienta, camina a lo largo y ancho de la sala, los domina con su altura, cerca de metro ochenta de músculos, cuidadosamente mantenidos con la gimnasia y el yudo. Viste un elegante traje gris clásico, cortado a medida en París para afinar la silueta, camisa rojo oscuro, corbata gris y roja, sutil olor a colonia a juego con el after-shave. También domina con su experiencia de veinticinco años en la policía subiendo escalones con un empeño, que aún perdura. Habla con acento del Midi, que diez años en Lorena apenas han atenuado, y que añade a su encanto y autoridad.

Otros personajes:

Rolande Lepetit, trabajadora de la empresa Daewoo en Lorena. Es la encargada de una cinta transportadora. De ojos azules vivos, rostro anguloso, tranquilo, regular, una cicatriz en el labio superior, a la izquierda.

Antoine Maréchal es el capataz del sector de montaje-acabado-embalaje. Tiene más de cincuenta años. Con bata azul y gafas sobre la nariz. Utiliza bolígrafos Bic, rojo y azul.

Nourredine es uno de los jefes del equipo de embalaje, un buen obrero, con fama de follonero; y Amrouche, trabajador y miembro del Comité de Empresa.

Emilienne es una joven trabajadora, embarazada de seis meses; y Aïcha otra currante, con su cara blanca, su cabello negrísimo con mechones que le recorren las sienes.

Karim es un joven que ha instalado un puestecillo detrás de la fábrica de Daewoo. Ha hecho fuego con restos de palés y ha montado una barbacoa improvisada, donde asa salchichas embrochetadas en alambre, que vende a buen precio.

Mauricie Quignard, que tras una larga carrera en la siderurgia montó un gabinete de asesoramiento en reconversión de empresas. Es miembro de la Misión para el Plan Europeo de Desarrollo y, a título benéfico, ocupa un cargo de asesor en la dirección de Daewoo Pondange. Le gusta el pastis. Tiene unos sesenta años, alto, ancho de espaldas, vientre plano y aspecto deportivo, el rostro bestial, la piel curtida y sembrada de arrugas.  Le gusta el cognac y escucha “Radio Clásica”.

Lavaudant es abogado; y Eugénie Flachat es inspectora del Departamento de Siniestros de una gran compañía de seguros. Lleva media melena marrón oscuro, rostro fino, claro, un poco anodino, pero con unos ojos de un verde grisáceo, lago de montaña en tiempo de tormenta, aguas heladas. En el bar del Hotel Lutétia se toma un “Murmullo”: champán, licor de mora y amaretto.AVT_Dominique-Manotti_480

Charles Montoya es un perito privado próximo a los 50 tacos. Ha estado veinte años en la Policía Nacional, la mayor parte en Estupefacientes. Es el encargado de hurgar en las basuras cuando hay un siniestro.

Y Pierre Benoît-Rey, Rosellini, Valentin, Benjamin, Lorit, Lambert, Michel …

Comentario:

Me ha gustado mucho mucho esta Conexión Lorena, una novela que tenía en el montón de pendientes de los últimos años. Ha sido todo un descubrimiento, tengo que leer algo más de Dominique Manotti. Estamos ante una novela negra con reminisciencias políticas y sindicales, de empresarios y tramas corruptas, donde se incluyen palizas y asesinatos. Hay espionaje financiero e investigaciones de empresas de seguros muy potentes, sin dejar de lado el perfil humano de alguno de los muchos personajes que van apareciendo en esta narración. Conocemos también la condición humana, la envidia, la violencia … yo diría que no se salva nadie. Lectura negra muy recomendable. Y como dice mi amiga Charo González Herrera: “es una novela cojonuda”.

La autora:

Dominique Marotti, seudónimo de Marie-Noëlle Thibaut,  nace el 23 de diciembre de 1942 en París. Es profesora universitaria de Historia Económica. Activista de izquierdas en su juventud, por ejemplo a favor de la independencia en Argelia, es autora de novelas policiacas protagonizadas por el comisario Daquin. Entre ellas, Sendero sombrío (1995), A la salida (1997) o Kop (1998). Con la novela que hoy reseñamos, Conexión Lorena, ganó el prestigioso premio Duncan Lawrie International Dagger a la mejor novela negra y ha sido traducida a varios idiomas con gran éxito internacional.

 

Los asquerosos


51KOMNUG47L._SX335_BO1,204,203,200_Un joven, Manuel, es el protagonista de la novela Los asquerosos (2018), del autor vizcaíno Santiago Lorenzo.

Manuel es madrileño del año 1991. Desde niño era un manitas, arreglaba todo lo que se le venía a las manos, una lámpara, una tele … Cuando se emancipa de sus padres se va a vivir a la calle Montera. Intenta escribir pequeñas obras de teatro, aunque no le salen muy bien. Se pone a trabajar de tele operador y después, más concretamente, es contratado, con un salario muy bajo, para atender por teléfono a “guiris” que estudian castellano.

Estamos ante una novela que no es una novela ni negra ni policiaca al uso. O sea, que no tiene ni policías, ni asesinatos, ni siquiera investigación. No obstante, nos ha parecido oportuno traerla a misqueridossabuesos porque sí tiene algo oscuro, una huída y un posible crimen, aunque haya sido sin querer.

La historia está contada por el tío del protagonista, del joven Manuel, que se ve involucrado es un importante suceso y tiene que escapar de Madrid. Se refugia en un pueblo abandonado, muy rural y sin vida humana en varios kilómetros alrededor. Gran parte de la historia es la vida de quien se hace un ermitaño, de un emerita.

Alguien que vivía en la gran urbe y poco a poco va descubriendo la soledad, la tierra que le rodea, la naturaleza. Va viviendo cada día con menos cosas materiales pero con mayor alegría interna. Llega a no echar de menos ni nada ni a nadie.500x500_078b324c941d05c6854cf039cfe3bfb4

Una feroz crítica a todos esos que se van de fin de semana al campo llevándose a cuestas la gran ciudad, con sentido del humor pero despiadado. Manuel los llama “los mofuchas”. Personalmente el personaje me va cayendo cada vez mejor, llegas a quererle, inspira una gran ternura. En un momento te preguntas, me pregunto ¿podría yo llevar esa vida? ¿me gustaría tener esa vida?

Me ha parecido esta novela una bonita historia, peculiar, que te hace pensar, reflexionar, incluso dudar de tu forma de vida ¿Es posible la utopía?

El autor:

Santiago Lorenzo nació en Portugalete (Vizcaya) en 1964. Estudió imagen y guión en la Universidad Complutense. Dirigió un cortometraje muy aplaudido, Manualidades (1992). En el año 1995 produjo Caracol, col, col, que ganó el Goya como Mejor Corto de Animación. Dos años después dirige su primera película Mamá es boba, que se convirtió en un filme de culto de la comedia agridulce. En el 2007 estrenó Un buen día lo tiene cualquiera, donde refleja la incapacidad, afectiva e inmobiliaria, para encontrar un sitio en el mundo. Abandona el cine, por lo menos momentáneamente, y se pone a escribir novelas. La primera que publica es Los millones (2010), donde conjuga lo trágico y lo cómico. Le sigue Los huerfanitos (2012), que muchos consideran una obra de culto. La tercera en aparecer es Las ganas (2015) la historia de un personaje que vive desganado en busca de  sexo y el amor de su vida. La novela que hoy reseñamos en el blog, Los asquerosos (2018), es su cuarta y hasta ahora última publicación.

Cuídate de mí

91xO3l96HbLDos mujeres, la inspectora Samper y la subinspectora Guallar, son las protagonistas de la novela Cuídate de mí (2018), de la autora barcelonesa afincada en Zaragoza María Frisa.

Lara Samper es inspectora del Servicio de Atención a la Mujer en Zaragoza. Es guapa, rubia, mide 1,80, con unas hermosas pestañas negras y largas. La nariz, de aletas estrechas. Vive sola en un ático compuesto por un dormitorio con baño y un salón diáfano con gran frontal de paredes de cristal y una enorme terraza. Le gustan mucho las plantas. Practica natación a primera hora de la mañana. Se pone crema corporal de mandarina. Bebe vino blanco, que compra por cajas por Internet. Le gusta el Chardonnay del Bierzo, que acompaña con un oloroso queso gorgonzola, unas tostadas y un puñado de nueces. Fuma mucho “Moore”.  Suele vestir una americana negra. Ve películas en su DVD, como por ejemplo “Bailar en la oscuridad” de Lars von Trier. Se recuesta en su sofá de mullidos cojines blancos. Recuerda a Use, su ex pareja qué murió en una acción policial, y a su padre que fue policía de homicidios durante algunos años. Su madre, que es rusa, les abandonó.

Berta Guallar es subinspectora del S.A.M. Trabaja a las órdenes de Samper. Se lleva bien, pero con sus diferencias. Está casada con Loren, tienen dos hijos, Martín e Izarbe. Antes estuvo destinada en Irún. Suele salir a correr al amanecer. Teme a la luna nueva y a las tormentas. De pelo castaño, muy rizado y abundante. Calurosa, en verano duerme en bragas. Se mira al espejo y ve unos rizos desordenados y caoba que le llegan hasta los hombros. Los pendientes de plata labrada que lleva se los regaló Loren en Amberes. Tiene la nariz chata y ancha, ojeras debajo de sus ojos color ámbar, grandes, expresivos. Se le adivinan unas incipientes patas de gallo y sus labios esconden unos dientes irregulares. Berta sufre de cefalea tensional. A veces desayuna un café con un Excedrin. Escucha “Valiente” de Vetusta Morla y recuerda una canción de Labordeta, Albada del viento.  Piensa que se le está acumulando mucha ropa para planchar. Para animarse dice soy-la-pu-ta-a-ma . Y cuando se mosquea con su jefa ¡Maldita jirafa!

Otros personajes:

Luis Millán es inspector jefe. Viste siempre una impoluta camisa blanca de manga larga. Alto, de casi 1,90, fibroso, de abdomen firme y hombros anchos. Con la cabeza rasurada y las bolsas que se le forman bajo los ojos aparenta más de los cuarenta años que tiene recién cumplidos. Huele a colonia. Tiene un piano Bösendorfer que le acompaña en todos sus traslados.

Enrique Medrano es subinspector. Ha escrito una novela negra, algunos le llaman Castle. Con flequillo, cabello espeso e indómito, de un rubio oscuro, más largo en la parte superior y peinado con raya al lado.

Alfredo Torres, oficial de policía recién incorporado al grupo.

Héctor Chueca es médico forense. Con sus llamativas gafas azules.

Gómez Also es el jefe de la Policía Judicial.contactos-trabajo-maria-frisa_54A8987-e1519806736350

Ana Castelar, inspectora jefa destinada en la Unidad de Pornografía Infantil de la Brigada de Investigación Tecnológica en Madrid. De humor soez y desagradable. Coincidió con Lara Samper en Barcelona.

Sergio Alloza es informático forense. Rafael Piquer es oficial de la Unidad de Prevención, Asistencia y Protección. De nariz ganchuda y el cabello negro y rizado.

“Solo la sed

el silencio

ningún encuentro

cuídate de mí amor mío

cuídate de la silenciosa en el desierto

de la viajera con el vaso vacío

y de la sombra de su sombra”

Alejandra Pizarnik

Comentario:

Me ha gustado mucho Cuídate de mí. Novela negra de investigación policiaca. En esta ocasión dos mujeres, la inspectora Samper y la subinspectora Guallar, del Servio de Atención a la Mujer de Zaragoza, dirigen una ardua y compleja investigación. Aparece el cadáver de un joven calcinado que había sido juzgado por violación pero que salió absuelto. Todo parece indicar que alguien se ha tomado la justicia por su mano. Por otra parte, Guallar está siendo acusada a través de un blog de maltrato policial sobre el responsable de esa publicación, un anciano que ha sido denunciado por pedófilo, pero que las pruebas para juzgarlo han desaparecido. Además aparecen las miserias y recuerdos del pasado de las dos policías, una tratando de sobrellevar lo que pasó sin querer o poder pasar página; y la otra con una vida familiar que la agobia constantemente. Y todo ello con un giro final, casi en el último párrafo, que te sorprende mucho cuando ya habías asimilado quién era el asesino, quién fue el violador … Lo dicho, lectura muy recomendable, un ladrillo, en bolsillo casi quinientas páginas que te atrapan desde su inicio.

La autora:

María Frisa nació en Barcelona en 1969, pero siendo muy joven se trasladó a Zaragoza. Es diplomada en Trabajo Social y licenciada en Psicología Clínica. Ha publicado diferentes relatos y novelas, entre ellas Breve lista de mis peores defectos (2006), Uno mismo y lo inesperado (2007), 15 maneras de decir amor (2008), o  Como entonces (2011). También es autora de la serie juvenil, exitosa y polémica, compuesta por 75 consejos para sobrevivir en el colegio (2012).