UN INSPECTOR LLAMADO DOLORES

El inspector Dolores Morales es el principal protagonista de la novela de Sergio Ramírez “El cielo llora por mí”. Única novela que puede calificarse como negra de este autor, Sergio Ramírez  (Masatepe, Nicaragua, 1942), que además de un afamado escritor, fué miembro del gobierno en la revolución sandinista que derrocó a la dictadura del último Somoza.
Bert Dixon es otro inspector amigo y colaborador de Dolores en la investigación. En cierta ocasión dice: en lugar de Dolores Morales mejor debería llamarse todo lo contrario, Placeres Físicos, porque su vicio más visible era el de las mujeres.  A su vez Dolores “le llamaba Lord Dixon  por sus modales impecables. Nunca alzaba la voz ni cuando se alteraba, y las malas palabras las soltaba con suavidad, como si las meditara”.
Ambos antiguos guerrilleros y miembros del Departamento de Narcóticos de la policía nicaragüense, investigan la desaparición de una mujer. Las únicas pistas son un yate abandonado en la costa, sospechoso de transportar drogas, un libro quemado y una camiseta ensangrentada. Todo ello en medio de una caótica y ardiente Managua sandinista.
Otras excelentes novelas de Sergio Ramírez, Castigo Divino (1988), Un baile de máscaras (1998), Adios muchachos (2007) o Margarita, está linda la mar, premio Alfaguara 1998.

Anuncios