ARTURO ZARCO

El detective privado Arturo Zarco es uno de los protagonistas de la novela “Black, black, black” (2010), de la autora madrileña Marta Sanz.

El detective Zarco es un cuarentón gay, divorciado, que padece hemorroides, se le forman callos y durezas en las plantas de los pies y es propenso al estreñimiento.

Otros personajes :
Paula Quiñones su ex, funcionaria, ha estudiado Ciencias y resuelve con facilidad los sudokus. Es coprotagonista, en realidad protagonista, de un tercio del libro en esta narración junto con Zarco y Luz Arranz, una vecina del inmueble donde se ha producido el asesinato que se está investigado. Luz, que es el otro tercio, escribe un diario con todo lo que le pasa y ha pasado estos últimos días. Luz tiene un hijo, Olmo, del que se enamora perdidamente nuestro detective, que colecciona mariposas, un auténtico elfo para Arturo.

Otros vecinos: la señora Piedad, vecina que tiene un marido con alzehimer. Ell hijo de éstos, Clemente Peláez, un personaje nada agradable que los visita de cuando en cuando para afeitar a su padre; Yalal Hussein, marido de la víctima; Driss, otro vecino; y Leo, la vecina que controla todo y a todos los viven es su edificio.

“Black, black, black” no puede decirse que sea una novela negra, o por lo menos lo que se conoce por novela negra tradicionalmente. Sí tiene detective y sí tiene asesinatos, típicos de este género. Pero tiene algo que ocupa más espacio narrativo y es más interesante: las relaciones en una comunidad de vecinos, donde afloran todo tipo situaciones, relaciones humanas, convivencias díficiles en general y en particular. Madre divorciada marchosa y que escribe con hijo extraño, ambiguo (?), que no sale los sábados por la noche; mestizaje entre mujer médica y marroquí albañil; personas de la tercera edad prácticamente abandonados por su familia; y chismes y chismes a través de la mirilla.

Marta Sanz nació en Madrid en 1967. Es doctora en Filología por la Universidad Complutense de Madrid. Además de novela también escribe relatos y poesía. Ha ganado varios premios, como por ejemplo con “Los mejores tiempos” el Premio Ojo Crítico 2001, con “Susana y los viejos” fue finalista del Nadal en el 2006. En el 2007, publicó “Metalingüisticos y sentimentales”, antología de poesía española contemporanea, y recibió el Premio Mario Vargas Llosa NH de relatos. Escribe habituamente en la sección de “Culturas” del diario “Público“.   

Anuncios