UNA NOCHE SIN SOMBRAS

Los policías Judit Krieger y Manni Korzilius son los protagonistas de la novela “Una noche sin sombras” (2008), de la autora alemana Gisa Klönne. En una entrada anterior comentamos “Aguas heladas” (2006), la primera novela de esta escritora con estos mismos protagonistas.

Judith Krieger es inspectora de policía en la Brigada de Homicidios de la policía de Colonia. Le faltan pocos meses para cumplir 40 años. Conduce un dos caballos. En el móvil, su sintonía de llamada es de Queen. También escucha a KT Tunstall y a la cantautora americana Laura Veirs. Aunque su favorita, de la que se está acordando continuamente, es Patti Smith. Le gusta la cerveza Kölsch. Fuma sin parar tabaco de liar Benson & Hedges. Normalmente lleva unos pantalones vaqueros desgastados, pero a veces opta por unos pantalones a lo Marlene Dietrich, una blusa negra y jersey de mohair grueso azul mar, con cuello de pico. Tiene las mejillas pecosas. Su apellido Krieger quiere decir “guerrero, combatiente”. Tiene un hermano empresario, Edgar, que no se le parece en nada, pero al que quiere mucho.

El inspector Manni Korzilius tiene poco más de treinta años. Es rubio. Hace kárate. Le gusta el zumo de naranja Hohes C. Parece ser que las pastillas Fisherman´s son  su placer favorito, está a todas horas saboreándolas. Aunque tanbién le gusta mucho follar con Sonja, su actual pareja.  Su padre, Gunter, era un camionero de 1,85 mts.

Otros personajes: Millstätt, su comisario jefe; el forense Müller; Klaus Munzinger, perito de la policía científica, que fuma Davidoff. Karin Muzinger, su mujer, también de la científica; Yekaterina Petrova, ayudante de los Munzinger, rusa, se acaba de incorporar, enigmática, le gusta escuchar música de Tatiana y Sergei Nikitín, y comer helados de pera con nata mientras está en la bañera; Ralf Meuser, Holger Kühn y Makovski, compañeros de la comisaria; y Cora Offinger, feminista, que dirige “Mujeres pro mujeres”.

“Una noche sin sombras” transcurre en Colonia y está en casi toda la narración lloviendo a cántaros. Excelente segunda novela de Gisa Klönne, con una intensa investigación a cargo de Krieger y Manni, que no acaban de llevarse del todo bien, y con una Yekaterina Petrova que es una secundaria de lujo.  Con el trasfondo de la prostitución con mujeres del este, esta novela es mucho más, relaciones, celos, ascensos, familia, sexo, soledad … Muy recomendable.

Gisa Klönne nace en 1964. Tras estudiar Literatura alemana y Ciencias Políticas, fue editora de varias revistas antes de dedicarse al periodismo y a la escritura. En sus novelas se basa en su experiencia periodística para denunciar las zonas oscuras de nuestra sociedad, la violencia, la discriminación y la destrucción del medio ambiente.

Lee el primer capítulo…
Disponible en edición electrónica en…

Anuncios