LA FUGA

La escritora barcelonesa Carmen Domingo es la autora de la novela “La Fuga” (2011), editada recientemente por Ediciones B.

Esta entrada es una excepción en un blog que trata sobre novela negra, policias, detectives, sabuesos….. Pero también es verdad que lo que se cuenta en esta novela es una de las historias más negras que sucedieron en nuestra guerra civil.

Carmen Domingo narra en “La fuga” un episodio real de nuestra historia reciente, durante el cual 795 presos lograron huir del penal con la intención de cruzar la frontera y refugiarse en Francia. Pero no todos lograrían zafarse de las garras franquistas.

El 22 de mayo de 1938, en plena guerral civil española, dos mil quinientos presos del Fuerte de San Cristóbal de Pamplona, en su mayoría encerrados por motivos políticos, pudieron volver a ser libres. Leopoldo Pico, uno de sus compañeros, había ideado un plan de fuga para escapar de los malos tratos, el hambre y la miseria de su vida entre aquellos muros. Desarmados, apenas organizados, sin tener una idea clara de la distribución y dimensiones del lugar, los presos esperaban una señal del organizador. Estaban débiles, famélicos, y dudaban de las posibilidades reales de éxito; parecía una locura, pero era su última oportunidad.

Sólo tres de los 795 presos evadidos lograron cruzar la frontera con Francia: Valentín Lorenzo Bajo, José Marinero Sanz y Jovino Fernández González. Todos los demás o murieron en la fuga, 207 presos; o fueron capturados, ya fuera inmediatamente o en los días siguientes. El último preso atrapado fue Amador Rodríguez Sorolla, que sobrevivió hasta el 14 de agosto escondido en una cueva comiendo caracoles, ranas y hierbas y al que los compañeros llamarían cariñosamente “Tarzán”. En el fuerte, el aislamiento para los fugados no se levantó hasta el 18 de julio. A partir de entonces, los testigos cuentan que las condiciones de vida en la prisión mejoraron: fue destituido el director, Alfonso de Rojas y Rueda, y se procesó por malversación de fondos al administrador, Carlos Muñoz. Finalmente, 14 de los fugados fueron condenados a muerte acusados de ser los promotores de la sublevación, y fusilados públicamente en la Ciudadela de Pamplona el 8 de septiembre de 1938. Todos los demás capturados, 585 presos, fueron condenados a 17 años más de carcel, a sumar a las penas ya impuestas.

En homenaje a: Leopoldo Rico, Julián Ortega, Daniel Elorza, Juanito Iglesias, Fernando Garrofé, Segundo Marquínez, Rogelio Diz, el Manos, Julián Gómez Ortega, Jovino Fernández, Ernesto Carratalá, Teolindo, Guillermo, Pablo Redín, Baltasar Rabanillo, Álvaro de Retana, Angel  Arbulo, Guerendiain, Valentín Lorenzo, José Marinero, Amador Rodríguez, y demás presos del penal de San Cristobal. ¡Va por ustedes! Por su recuerdo, por su memoria, por la nuestra. Lo primero que hago cuando me levanto es mirar por la ventana de mi habitación, enfrente está el Monte Ezcaba, el fuerte de San Cristóbal, en estos días leyendo este libro me emociono un poco y pienso: ójala nunca más.

Carmen Domingo nace el 21 de junio de 1970 en Barcelona. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Barcelona, trabajó como investigadora en la Universidad de Ian Choc (Casablanca). Es colaboradora de diversos medios de comunicación escritos, como Público, El Pais, Marie Claire o Time Out, así como de medios radiofónicos, la SER o RNE. Se ha especializado en temás de investigación relacionados con la condición de las mujeres en la España del siglo XX. Algunos de sus libros: “Con voz y voto. Mujer y política en España, 1931-1945” (2004), “Nosotras también hicimos la guerra” (2006), “Coser y cantar” (2007) o “Mi querida hija Hildegart” (2008). Su primera novela fue “Conversaciones de alcoba” (2009).

Anuncios