GIOVANNI PORZIO

El comisario Giovanni Porzio es el principal protagonista de la novela “Un muerto y medio”(2004), del escritor siciliano Gery Palazzotto.

Porzio es comisario en el barrio Annunziata de Palermo. Es un ser solitario, extravagante, exasperante y con muy malas pulgas. Lleva el pelo corto y negro. Viste pantalones de algodón color beige. Fuma como un carretero. Y come ¡cómo come! En lugar de estómago tiene una hormigonera. Sus fases digestivas eran tan puntuales y solemnes como el cambio de guardia de Buckingham Palace. Resistía a los fritos refritos, a las cebollas crudas, a los pimientos en agridulce….. Por no hablar cuando se zampaba un tentempié a base de pan con berenjenas fritas seguido de un bollo con helado de limón y nata, todo ello rociado con dos cafés concentrados. Porzio está operado de hemorroides. El politono de su móvil es “La cucaracha“.

Otros personajes: Anselmo Faraci, agente de la misma comisaría, de la promoción del 75, bigote impecable, mandíbula resuelta, les gustan los cruasanes a la crema. Otro poli de la misma brigada, Giulio Chimenti, puntilloso y rutinario. El médico forense Giuseppe Mazzo, duro de oído, le gusta escuchar heavy metal: Eddy van Halen, AC/DC, Iron Maiden o Black Sabbath. El fiscal adjunto de la República de Palermo, Giancinto Console, de 35 años y calvicie prematura. Martina Ferreri, escritora surrealista. Susanna Maggi, secretaria de empresa. Y Mario Parenti, de 58 años, cura del valle de Aosta.

“Un muerto y medio” me ha parecido una novela entretenida, sin más. Con unos personajes conseguidos, pero le falta profundidad a la historia. Un asesinato y luego otro, dentro de una extraña trama con un final totalmente inesperado.

Gery Palazzotto nació en 1963 en Palermo, Sicilia. Además de escritor es periodista. Le gusta la música, ha estudiado guitarra jazz. En Italia publicaron una segunda novela de Palazzotto “Giu dalla rupe”.

Anuncios