ALI NEUMAN

El policía Ali Neuman es el principal protagonista de la novela “Zulú”(2009), del escritor francés Caryl Férey.

Ali Neuman, de etnia zulú, es jefe del Departamento de Policía Criminal de Ciudad del Cabo en Sudáfrica. Mide 1,90 mts. Tiene un cuerpo esbelto y firme, rasgos finos y regulares, pelo muy corto, una mirada elegante, oscura y penetrante, unos labios preciosos. La noche que nació Ali se celebraba un extraordinario combate de boxeo entre Foreman, al que todos consideraban invencible, y Mohamed Ali (antes Cassius Clay), el boxeador que se había convertido al Islam. Mohamed Ali, que había boxeado poco desde su salida de la cárcel, venció aquella noche a la fuerza bruta de Foreman, el campeón de la América blanca, demostrando así que el poder se podía pisotear, bastaba sólo luchar con inteligencia y tesón. Al padre de Ali, Oscar, le gustó y le pareció premonitorio. A su madre, Josephina, le pareció un nombre bonito. De ese combate y su resultado le viene el nombre a nuestro protagonista. Ahora su padre ha sido torturado y asesinado, y su madre tiene 70 años y está practicamente ciega. Ali tiene una extraña relación con Maia, una mujer a la que ayudó y ahora es una especie de prostituta particular. A nuestro poli le gusta comer lentejas con cilantro, acompañadas de un cóctel de zumo de frutas.

Otros personajes:  El teniente Brian Epkeen, compañero de Brigada de Ali, separado de Ruby tuvieron un hijo, David, un pijo que se lleva muy mal con su padre y viceversa. Brian ya es maduro pero sigue siendo un hombre muy guapo, con mucho éxito entre las mujeres, tiene los ojos color verde agua, conduce un Mercedes y va escuchando a los Cops Shoot Cops. Otro poli de la misma brigada es Dan Fletcker, todavía no ha cumplido los 30, lleva 4 años a las órdenes de Neuman, es canijo con ojos de mujer, está casado con Claire, que acaba de ser operada de un cáncer de mama y tienen 2 hijos, Tom y Eve. Walter Sanogo es el capitán de la comisaría de Harare. Myryam es enfermera y muy atractiva. Tembo, el forense, el primer negro en dirigir la morgue de Durham Road, su corta barba gris recordaba a la de un antiguo secretario de Naciones Unidas. Sus gafas indicaban que era miope, soltero recalcitrante, le gusta la música barroca y los jeroglíficos egipcios. Janet Helms es otra investigadora, mestiza, genio de la informática, gordita amable con unas caderas heredadas de su madre, que revelaban un trasero consecuente que ninguna estratagema conseguiría remodelar, y está muy enamorada de un amor imposible, su compañero casado Dan Fletcker. También aparecen el superintendente de policía Karl Krugë y Van Vlit sargento instructor de tiro sobre blancos móviles, más conocido como “chupapollas”.

“Zulú” es un auténtico thriller, que transcurre en una Sudáfrica negra, muy negra en algunas ocasiones. Aunque parece que el apartheid ha desaparecido, en sus páginas podemos encontrar bandas mafiosas dedicadas al tráfico de drogas, torturas, asesinatos, prostitución ……. los suburbios de Ciudad del Cabo se han convertido en las calles más peligrosas del mundo. Y también cariñó, amistad, amor y sexo. Y tristeza, en algunos momentos mucha tristeza. Recomiendo su lectura a pesar de la crudeza que aparece en algunos de sus pasajes.

Caryl Férey nació en 1967 en la Bretaña Francesa, pero es parisino de adopción. Es uno de los autores más conocidos del polar, novela negra francesa. Viajero empedernido, para la preparación de “Zulú”  estuvo viviendo un año en Sudáfrica para llegar a conocer a fondo este fascinante país. En Francia ya tiene más de 40 ediciones vendidas. Entre otros galardones ha conseguido el Premio Elle de las Lectoras en Francia, el Gran Premio de Literatura Policíaca, el Premio de Misterio de la Crítica, el Premio de Novela Negra “Quais du Polar, o el Premio de Novela Negra Le Nouvel Observateur.

Anuncios