NO ABRAS LOS OJOS

El ex policía retirado Dave Gurney es el personaje protagonista de la novela “No abras los ojos”(2011), del autor neoyorquino John Verdon. De su anterior novela “Sé lo que estás pensando”, con este mismo protagonista, ya hicimos mención en otra entrada de este mismo blog.

Gurney tiene 48 años. Detective retirado de la policía de Nueva York a los 45 años. Se ha comprado una casa en el campo y ahora es jardinero, aunque imparte clases ocasionales en la Academia de Policía Estatal de Albany. Se conserva delgado, con el abdomen firme gracias a una rutina de ejercicios antes de la ducha matinal. Tiene el pelo entrecano y siempre va muy bien peinado. Desayuna dos huevos con dos rebanadas de pan blanco tostado. Ha vuelto a fumar después de 15 años. No para de tomar café. Tiene un coche Subaru Outback, en el que escucha un CD de Leighton Lake, concretamente la canción “Al final de mi tiempo”. Su mujer, Madeleine, había aceptado un puesto a tiempo parcial en la clínica de salud mental de la localidad, donde se ocupa de realizar las evaluaciones de ingreso. Está leyendo una biografía de John Adams. Prepara para cenar, junto con Gurney, un gran bol de pappardelle con langostinos y salsa de tomate y ajo, acompañando pequeños cuencos de queso Asiago y albahaca picada. En esta novela Madeleine tiene menos presencia que en la anterior, pero sigue siendo un  atractivo personaje y que, por un momento, parece que pone en tela de juicio su relación con Gurney.

Otros personajes: Jack Hardwick, para Gurney uno de los detectives más inteligentes y perspicaces con los que ha trabajado, es un poli cínico desagradable, mordaz y de ojos llorosos, bebe demasiado, con el pelo corto pero alborotado, tez rubicunda, nariz marcada por una telaraña de pequeñas venas y ojos azules llorosos como de malamut, tiene la apariencia de un hombre entrado en años con una resaca perpetua. Conduce un GTO rojo. También aparecen, el fiscal Sheridan Kline, los policías Bill Anderson, Arlo Blatt y el capitán de la policía del Estado Rodríguez,  y Rebeca Holdenfield, una famosa criminóloga especializada en el análisis psicológico de asesinos en serie. Y por último, la sargento Wigg, pelirroja enjuta.

“No abras los ojos” es un auténtico ladrillo de más de quinientas páginas, pero es un buen ladrillo. Reconozco que me gustó más la anterior, “Sé lo que estás pensando”. En No abras…la narración empieza muy lenta, cuesta entrar en la historia con interés hasta que llevas más de cien páginas. Pero bueno, luego es una intensa investigación que poco a poco va desentrañando nuestro Gurney,  en lo que se va revelando una trama criminal muy potente, que a través de una página web facilita mujeres jóvenes con un pasado escandaloso, y que finalmente aparecen decapitadas. Se puede decir que nada es lo que parece. Empieza con un jardinero asesino y termina …

John Verdon nace en 1942 en Nueva York. Criado en el Bronx, desarrolla una brillante carrera como directivo en varias de las mejores agencias de publicidad. Más tarde se dedica a la artesanía fabricando muebles, hasta que decidió probar suerte como novelista ¡Y que suerte! Con su primera novela, “Sé lo que estás pensando”, consiguió un increíble éxito de ventas en más de veinte países, traducido a numerosos idiomas. Recibió innumerables elogios de consagrados autores del género negro ¿Habrá pronto una trilogía de la saga Dave Gurney? Yo creo que sí, pero veremos qué nos depara el futuro.

   

Anuncios

6 comentarios en “NO ABRAS LOS OJOS

  1. Yo leí esta novela en primer lugar sin saber que existía un primera entrega de las aventuras. Las referencias al caso anterior no molestan en absoluto sólo hacen que me entren ganas de leerlo.
    Me ha gustado tanto que he ido a la biblioteca a por dos novelas más de este autor, que espero disfrutar en los próximos días.
    La parte de la relación de pareja es la que menos me atrajo aunque es la vida misma. Pareja que se quiere pero con maneras de ser diferentes y sueños diferentes.
    El tema del abuso sexual de niños perpetrado por otros niños me impactó, a pesar de que no entra en detalles escabrosos.
    La trama me parece bien resuelta.
    Me gustan mucho las partes en la que el protagonista hace alarde de su conocimiento de la naturaleza humana. Muchas de las frases que se dicen son para apuntarlas y no olvidarlas.

    Me gusta

  2. Me gustó, pero también prefiero la primera. Hay muchos elementos en común con el primer caso, como si todavía le estuviera persiguiendo el asesino anterior.
    Interesante blog.
    Saludos!

    Me gusta

  3. me gusto mucho mucho,se lo que estas pensando¡ es verdad que, no abras los ojos no te atrapa de entrada como el primer libro… pero el solo hecho de ser la continuacion, eso ya te entusiasma mucho y te dan ganas de leer el siguiente..de todas maneras esta muy bueno nno abras los ojos me gusto mucho… quedo a la espera del tercero

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.