LA PALABRA SE HIZO CARNE

El comisario Guido Brunetti es el protagonista de la novela “La palabra se hizo carne”(2012), de la escritora estadounidense Donna Leon. Es la vigésimoprimera entrega de esta autora, con Brunetti de personaje central, publicada en nuestro país. Véase una entrada anterior en este mismo blog.

Nuestro querido Guido Brunetti sigue siendo comisario de policía en la ciudad de Venecia. Últimamente suele desayunar en el bar de Ponte dei Grecia, café con un brioche. Está leyendo un libro de las tragedias de Esquilo, y las “Meditaciones” de Marco Aurelio. Quizá la única novedad con respecto a las anteriores novelas es que a nuestro comisario le han instalado un ordenador en la mesa de su despacho. Guido sigue felizmente casado con Paola, que también sigue dando clases de literatura inglesa en la universidad. Es una excelente cocinera que, por ejemplo, prepara para comer unos tagliatelle con vieiras, de segundo calamari in umido con guisantes  y de postre costrada di fragole.

Otros personajes:  La signorina Elettra, secretaria, que en cierta ocasión confiesa a nuestro comisario que le hubiera gustado ser arqueóloga, y que va de verde con un vestido de lana ligera. El vicequestore Patta, que sigue siendo chulo y arrogante, pero que deja hacer a Brunetti. Vianello es otro comisario, el que mejor se lleva con Guido, al que acompaña en esta investigación, y que está casado con Nadia. El doctor Rizard,i que es el patólogo. Bocchese, jefe del laborario. Foa, el piloto de la questura. Los agentes Pucetti, Alvise y Dondini. Y el comisario Vezzani, de Mestre de Livorno que es un hombre alto y delgado de pelo prematuramente cano cortado a ras del cráneo, tal vez en un vano intento de disimular el color.

Una más, y ya van veintiuna, la pareja Donna Leon/Guido Brunetti. En esta ocasión con “La palabra se hizo carne” que como las anteriores me ha gustado. Hay quien piensa que la Leon escribe y publica libros como quien hace churros, y puede ser cierto, pero en todo caso me parecen churros de excelente calidad. En esta ocasión el tema es el asesinato de una persona que trabaja en un matadero de animales. Muestra lo que hacen unos desalmados y criminales empleados de este matadero con los animales que se llevan para ser sacrificados. Mejor no pensar que pudiera haber algo de cierto en nuestra cercanía. Brunetti, excelente investigador, genial interrogador, nos sigue demostrando que está en plena forma.

Donna Leon nace el 28 de septiembre de 1942 en Nueva Jersey, Estados Unidos. De muy joven se traslada a Italia. Estudia en Perugia y Siena. Trabaja como guía turística en Roma, como redactora de textos publicitarios en Londres y como profesora en distintas escuelas norteamericanas en Europa y en Asia. Ha ganado varios premios con algunas de sus novelas de la saga Brunetti, como por ejemplo el prestigioso Premio Suntory a la mejor novela de intriga por “Muerte en La Fenice”(1992) o el Premio CWA Macallan Silver Dagger por “Amigos en las altas esferas”(2000). Sus libros, traducidos a veintiséis idiomas, incluido el chino, son un fenómeno de crítica y ventas en toda Europa y Estados Unidos. Desde 1981 reside en Venecia.           

Anuncios

4 comentarios en “LA PALABRA SE HIZO CARNE

  1. Ya me hice con ella. En el pueblo en que vivo no hay librerías de verdad (son librerías-papelerías) y me entero de las novedades un poco tarde.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.