LA VENGANZA DE LA VALQUIRIA

El comisario de policía Jan Fabel es el autor de la quinta novela, “La venganza de la Valquiria” (2009), del autor escoces Craig Russell. Las cuatro anteriores ya quedaron reflejadas en otra entrada de este blog.

El Kriminalhauptkommisar Jan Fabel es comisario jefe de la policía de Hamburgo. Fabel está discutiendo con su ex Renate. Su hija Gabi quiere ser policía, todo por culpa de Jan, según Renate. Actualmente nuestro comisario mantiene una relación con la doctora Susanne Eckhardt, que es psicóloga forense, guapa, con el pelo negro azabache, los ojos de un castaño intenso y la piel con una ligera pátina dorada incluso en mitad del invierno. A Fabel le gusta beberse un buen chardonnay fresquito o una cerveza Jever. Cuando está estresado escucha música en su reproductor de MP3, que lleva conectado al estéreo de su BMW.

Otros personajes: Werner Meyer y Anna Wolf, subordinados directos de Fabel. Meyer lleva casi siempre el pelo rapado al cero, parece un boxeador retirado o un marino curtido, debido a su nariz rota y su acento bajo alemán, típico de Hamburgo, con un modo de vestir ligeramente desastrado y de fornida complexión. Es un un excelente poli, según su jefe, que capta cualquier pequeña cosa que al resto del equipo le pasa desapercibida. La comisaria Wolff lleva cinco años en el equipo, dificil de manejar y entender, tiene treinta y un años pero parece ser mucho más joven. Con el pelo cortito y oscuro, no pasa del metro sesenta y dos, con aspecto punky, pintalabios rojo intenso y holgada chaqueta de cuero. Werner se queja de Anna, dice que cuando patrullan juntos en coche ella se tira pedos.

También aparece Martina Schilmann, poli retirada, tiene 40 años y se ha montado una empresa de guardaespaldas. En el pasado tuvo un rollito amoroso con Fabel. El comandante Carstens Kaminski, de la comisaria de Davidwache, en el corazón de Sankt Pauli, el barrio rojo de Hamburgo, donde transcurre gran parte de esta narración. La excelente forense Astrid Bremer. El kriminaldirektor Horst van Heiden. La comisaria Karin Vestergaard, de la policía danesa, que es guapa, fría y distante como ella sola. Y la periodista Sylvie Achtenhagen, de 39 años, trabaja en HanSat Tv y que quiere meterse en todo lo que hace la policía para conseguir una gran exclusiva…. y quizás algo más.

“La venganza de la Valquiria” es la vuelta de Fabel, que por cierto creía que había sido jubilado por su autor, ya que llevaba unos años sin aparecer ninguna historia suya. Esta novela es la clásica que gustará a los seguidores de investigaciones sobre asesinos en serie. Empieza un poco tranqui, pero poco a poco va subiendo de tono hasta llegar a un trepidante desenlace. Los último capítulos te mantienen en tensión, ya que estás deseando saber quién es el asesino, cómo le van a atrapar. Y la verdad es que tiene un final un tanto sorprendente y que deja abierta una posible continuación. Creo que esta Venganza… no es la mejor novela de Russell, pero sí se puede calificar como una auténtica novela negra, con una larga y excelente investigación a cargo de nuestro Fabel y su equipo.

La palabra “valquiria” proviene del nórdico antiguo “Valkyrja”. Significa “la que escoge a los caidos”.

Craig Russell, nace en Fife, Escocia. Ha trabajado como agente de policía, corrector de textos en una agencia de publicidad y director creativo. Autor de cinco novelas, contando ésta, de la saga con el comsiario de la policía de Hamburgo Jan Fabel. En 2007 se le concedió el prestigioso premio Polizeistern (Estrella de la policía) que concede la Policía de Hamburgo y ha sido el único autor extranjero en recibir este galardón. También fue finalista del CWA Duncan Lawrie Golden Dagger, la más importante distinción del mundo para escritores de serie negra, así como el SNCF Prix Polar en Francia. Este autor tiene otra serie  con otro sabueso de protagonista, el detective Lennox que ya tiene dos novelas publicadas, “Lennox”(2009) y “El beso de Glasgow”(2010). Quizás más adelante nos meteremos con ellas en este blog, pero de momento no me han enganchado tanto como las del comisario Jan Fabel.

Anuncios