MILO MALART

El inspector de policía Milo Malart es el principal protagonista de la novela “El asesino de La Pedrera”(2012), del autor barcelonés Aro Sáinz de la Maza.

Milo lleva suspendido dos meses de empleo y sueldo, su sobrino Marc se suicidó con la pistola del inspector mientras éste mantenía una bronca con su ex. Desde que se ha separado de Irene vive en un ático, en el barrio de la Barceloneta. Antes de entrar en la academia de policía de Mollet, había estudiado cinco años en los jesuitas de la calle Caspe, y luego Derecho en la UB. Suele tener ojeras, barba de varios días y el pelo muy despeinado. Vive atormentado y a veces sufre ataques de pánico. Conduce un viejo y abollado Volkswagen. Utiliza una pistola HK. Lee libros de autoayuda. Le gustan “Los Simpsons“. Come siempre lo mismo: pan con tomate, ensaladilla rusa y pescadito frito. Suele escaquearse a la hora de pagar en un restaurante, yendo a los servicios. De la máquina de la comisaría saca cafés bien cargados y barritas de cereales con chocolate.

Otros personajes: Susana Cabot, jueza, una buena amiga y antigua amante de Milo, una auténtica halcón en su trabajo. Los martes y jueves hace Pilates. El comisario jefe Bastos, que no es un hombre de la casa, proviene del mundo la política, buen gestor y extremadamente suspicaz. El inspector jefe Singla, del GEHME, el Grupo Especial de Homicidios de los Mossos d´Esquadra, de aspecto pálido y demacrado, pelo entrecano, pobladas cejas, bigote negro y cara salpicada por marcas de viruela. Viste siempre con un corte muy clásico, es estrecho de hombros, con su sempiterna corbata a juego con la camisa azul arremangada; y no se lleva nada bien con nuestro Milo. Mauricio Navarro es un periodista amarillo que persigue el sensacionalismo por encima de todo y de todos. Toni Crespo es un sargento experto en búsqueda de datos. Goyo Bonhora es el forense. Judit Gaig es psicóloga. Marius Fuster es el fiscal jefe anticorrupción. Anna Bassa, intendente de los Mossos. Y Rebeca Mercader subinspectora, de expresión agradable. En su rostro enmarcado por media melena de color rubio destacan unos ojos grises, felinos. Viste casi siempre con unos tejanos descoloridos, unas deportivas blancas y camisetas con anagramas del FBI, otro día del SWAT o de la DEA. En el móvil lleva la sintonía “Born in the USA” de Bruce Springsteen. El inspector Milo se muestra muy borde con ella, amenaza su individualismo y su querida soledad.

“El asesino de La Pedrera” es una larga y extensa novela negra. Es una típica narración con detective problemático, asesino en serie, política y corrupción al más alto nivel, periodismo sensacionalista que nos recuerda a lo que se ve en alguna cadena de televisión, masonería, o abusos sexuales a menores. Poco a poco, gota a gota, se van descubriendo nuevos indicios que permiten acercarse al quién y al porqué asesinan importantes personajes de las finanzas catalanas. Y detrás y como mudo testigo, Gaudí y todas su maravillosas obras que embellecen, y de qué manera, la ciudad de Barcelona.  

Aro Sáinz de la Maza nace en 1959 en Barcelona, en cuya universidad estudia. Además de escritor es editor y corrector. Escribe relatos, cuentos tradicionales o narrativa infantil y juvenil, con títulos como “El jugador de frontón”, “Silas nada más” o “Mala baba”. Ha obtenido una mención especial del jurado del V Premio Internacional RBA de Novela Negra por esta su primera negra “El asesino de La Pedrera”. Parece ser que Aro trabaja ya en la segunda entrega de su excéntrico e intuitivo inspector Milo Malart.

Anuncios

2 comentarios en “MILO MALART

Los comentarios están cerrados.