VIVIANE LANCIER

La comisaria de policía Viviane Lancier es la principal protagonista de las novelas “A la comisaria no le gustan los versos”(2010) y “A la comisaria no le gustan los clubs de vacaciones” (2011), del autor francés Georges Flipo.

Viviane es comisaria de la 3ª División de la Policía Judicial de Paris, situada en la avenida del Maine. Tiene treinta y siete años, está soltera, mide poco mas de un metro sesenta de altura. En los dos últimos años ha engordado 8 kilos. Cambia de dieta continuamente, ahora está con la disociada de Demis Roussos, antes con la Dukan y antes con la Montignac. Tiene el pelo castaño, corto. Ojos grises. Conduce un Clio. Vive en un piso de dos habitaciones en la calle Simenon. Después de un ligero desayuno, se va a correr al bosque de Boulogne. Come pollo con pepino en salsa de yogur, y cuando está mosqueada se mete dos crepes salados con una jarra de sidra, y sobre todo lo que más le gusta,  unas barritas Mars de chocolate. Compra Le Journal du Dimanche. Hace sudokus. Se pone un traje Caroll, que le está un poco justo. En casa escucha “Las Partitas” de Juan Sebastián Bach. Mira capítulos de Prison Break. Se pone ropa interior de Passionata. Y de vez en cuando se toma unas cervezas en el bar de la rue Daguerre.

Otros personajes: Augustin Monot, lugarteniente de Viviane, ingenuo, tiene un mechón rubio, grandes ojos, de gran nivel cultural. En sus horas libres es barítono en una coral de Saínt-Sulpice. Porta una pistola Sig Sauer SP2022. Nuestra comisaria tiene sentimientos encontrados hacia Monot, una veces quiere hacer de madre y en otras no le importaría que fuera su amante. Willy Cruiff es el otro lugarteniente de Viviane, subcampeón de Francia de decatlon, también es conocido como “Señor Musculos”, inicialmente no se lleva bien con su comisaria, mejor dicho, ella con él, pero después….. También aparece el cabo Escoubet, gordo y barrigón. El teniente Juarez. Pétrel, que es un poli triste que tiene a su mujer enferma. El capitan De Bussche, de la comisaria Quai des Orfévres. Gamovdi es otro cabo. Y Kossowski, que es boxeador además de policía.

Estas dos novelas me han parecido a ratos entretenidas y a ratos aburridas, con grandes dosis de humor muy simple. Son dos largas, demasiado largas, investigaciones que ha veces se pierden en detalles sin ningún interés. El personaje central es irregular. La comisaria Viviane Lancier parece preocuparse más de su peso o de lo buenos que están sus lugartenientes. Vamos, que le cuesta meterse en harina pero, eso sí, al final es ella quien descubre el pastel. Como mucho la recomendaría como lectura de este verano, sin grandes pretensiones, pero con historias que te mantienen expectante hasta el final sin saber quién es el asesino.

Georges Flipo es publicista, escritor y guionista. Se hizo famoso al escribir para el programa “Les petits Polars” de Radio France, France Bleu. A lo largo de su carrera ha ganado varios premios como el Prix Polar (Cognac). Parece ser que proximamente se va a publicar en nuestro país el tercer título de esta saga “La comisaria no tiene en absoluto el Esprit Club”       

GEORGES FLIPO : LE FILM VA FAIRE UN MALHEUR

Anuncios