MARIA WERN

La inspectora de policía María Wern es la protagonista de las novelas “Hablaré cuando esté muerto” (2009) y “Atrapado en un sueño” (2010), de la autora sueca Anna Jansson.

María es inspectora de la brigada de homicidios. Divorciada de Krister, tienen dos hijos, Emil y Linda. Está enamorada de un policía de su brigada, que está en trámites de separación de su actual esposa, y que además ha sufrido una grave herida en un enfrentamiento con un delincuente. María vive en una casa de color amarillo de Södra Murgatan. Conduce un viejo Ford blanco. Suele llevar en una trenza su cabello rubio. Está haciendo un curso de acuarela. Desayuna dos rebanas de pan integral con queso para untar y salami. Almuerza ensalada de gambas con pan casero. Le gusta hacer ejercicio en el gimnasio de la comisaría. A veces no puede dormir bien, se levanta y bebe un poco de Martini que quedaba en el frigo. Y no puede evitar que se le caiga una lágrima viendo en la tele “Granjero busca esposa“.

Otros personajes: Tomas Hartman es el jefe directo de María. La apoya mucho, luce una rizada cabellera canosa. Erika Lund, técnico criminal de la policía, muy amiga de nuestra inspectora protagonista. Es ligeramente miope, pero se niega a utilizar gafas. En una crêperie come una tortita de trigo sarraceno con mermelada de mora y nata, y escucha un CD de Regina Spektor. Jesper Ek es otro poli de la brigada. Vive en una casa unifamiliar en Linnégatan, de ojos azules con pestañas largas, bajo de estatura y pelo color castaño. Bebe cerveza, come pizza directamente de la caja y le gusta silbar. Per Arvidson, policía gravemente herido, que se va recuperando pero tiene una gran depresión. Casado, pero en vías de separación, estaba saliendo con María Wern pero ahora no sabe qué hacer. Eriksson y Haraldsson son polis de la misma comisaria. Jonatan Eriksson es médico especialista en infecciones.

Anna Jansson es otra escritora sueca más. Estas dos novelas me han parecido correctas. Editadas en bolsillo, en una edición muy austera y con letra pequeñita que no ayuda su lectura. En la primera de ellas, “Hablaré cuando esté muerto”, me costó mucho entrar, demasiados personajes y situaciones que no forman parte del argumento central; pero luego toma cuerpo y acaba siendo una interesante investigación. Con la segunda, “Atrapado en un sueño”, me pasó todo lo contrario, empieza con una escena muy dura y fuerte que te hace no dejar de leer hasta su desenlace. Después, la historia se hace más tranquila y tiene un final bien conseguido. Al personaje central, la comisaria Maria Wern, le falta un poquito de pimienta, pero en general me han gustado estas novelas que transcurren en la isla de Gotland, entre las ciudades de Visby y Roma (igual que las novelas de Mari Jungstedt).

Anna Jansson nace en Visby, Suecia, el 13 de febrero de 1958. Además de escritora de novela negra es enfermera a tiempo parcial en el Hospital de Örebro, de su Visby natal. La inspiración para sus novelas, que están relacionadas con crímenes, viene también de los pacientes que se encuentra en su trabajo. Tiene más de veinte libros publicados entre novela negra y literatura infantil.      

Anuncios

3 comentarios en “MARIA WERN

  1. He leído “Hablaré cuando esté muerto”, y como tú dices, es una novela nórdica más, y a la protagonista le falta un poco de fuerza, pero mantiene el interés, y para los que somos adictos a los nórdicos está bien conocer a todos los autores que van publicando. Un abrazo

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.