SARAH TOLEDANO

La inspectora de policía Sarah Toledano es la principal protagonista de la novela “La cosecha humana”(2012), del escritor malagueño Emilio Calderón.

Toledano es de orígen sefardí. Ha nacido en Algeciras y lleva viviendo varios años en Israel. Vive en las inmediaciones del mercado Mahane Yehuda. Le gusta ducharse con agua fría. Tiene una facciones regulares, unos grandes ojos verdes virados hacia el amarillo, unos pechos de mediano tamaño que se mantienen firmes sin intervención de la cirugía, un vientre plano y unas caderas tan curvilíneas como las de un violonchelo; y que son la parte de su cuerpo que más le gusta. En alguna ocasión piensa que el amor tiene algo de tumor maligno. En el bar del Hotel King David se toma un whisky a la espera de una presa con la que ligar, ofrece sexo esporádico a desconocidos llevando ella la iniciativa. Escucha a Caetano Veloso. Como adelanto de las navidades se ha regalado un IPad. Le gusta la poesía. Recuerda alguna cita de Mario Benedetti. Come mero porque le recuerda a España. No les gustan los tatuajes. Tiene un rollito con Ari, un estudiante que trabaja de camarero. En esta ocasión parece que la relación puede llegar más allá de un intercambio de fluidos.

Otros personajes: Lautaro Heller, sargento, ayudante directo de Sarah, argentino. Casi tan protagonista en esta historia como su jefa. Muy observador, intelectualmente activo, con un sentido del humor cáustico y corrosivo y a veces cargado de desilusión. Corpachón, viste un grueso abrigo. Come sandwiches de pepinillo. Recuerda la película Blade Runner. Canta “siglo XX cambalache….” a su viejo coche, a quien también habla para que siga funcionando. Piensa que la única relación amorosa es la que forman Barbie y Ken, dado que sus corazones son de plástico, que es un material que tarda cuatro mil años en degradarse. El doctor Jacob Roth es un forense de Tel Aviv. Samuel Goldiak es el comisario jefe, tiene un Zippo de color dorado; sus subordinados le apodan “shum”, ajo en hebreo. También aparece Aaron Franco, jefe de policía del distrito de Jerusalén. El sargento Yehuda. Moises Stein, periodista, director del “Israel Digital Star”, con el pelo ralo y encrespado, teñido de canas de una blancura inusual, y una cabeza excesivamente alargada. Los hermanos Horowitz, conocidos como Groucho y Harpo, operarios de la policía científica. El primero de ellos luce un grueso bigote, lentes de montura de pasta, raya en medio y lleva la voz cantante; el segundo, de pelo rubio y estropajoso, no abre jamás la boca, si bien su repertorio de gestos resulta de lo más elocuente. Y Kolia Abramovich, un antiguo agente del KGB, también conocido así, “KGB”, tan grande como el sargento Heller, que emigró a Israel en el 1992. Su mirada es de acero, su voz tan desagradable como la de un tubo de escape y su sentido del humor comparable al de una cobra.

Me ha parecido muy interesante esta novela de Emilio Calderón. No solo estamos ante una buena novela negra, es además una mirada, yo creo que valiente, al conflicto entre israelitas y palestinos. Atentados, suicidios, inmolaciones, lapidaciones, tortura, asesinatos…… todo lo que parece que se repite cada equis tiempo sin solucionarse nunca. También es un claro alegato en favor de las  mujeres árabes y judías. Y, sobre todo, una denuncia clara y rotunda: el tráfico de órganos humanos, que hoy en día debe ser uno de los problemas más acuciantes de Israel, donde debe haber todo un entramado de negocios alrededor de este tema tan macabro. Me han gustado mucho los personajes de la inspectora Toledano y del sargento Heller. Se percibe mucha química entre ellos. Quién sabe si en el futuro no les volveremos a encontrar investigando en esta convulsionada parte del planeta, donde se siguen matando personas, unos defendiendo a un dios y otros a otro, mientras el resto del mundo mira para otro lado.

Emilo Calderón nace en Málaga en 1960. Licenciado en Historia Moderna por la Universidad Complutense de Madrid. Fundó la Editorial Cirene. Comenzó escribiendo literatura infantil y juvenil, con títulos como “El último crimen de Pompeya” o “El misterio de la habitación cerrada”. Ya para adultos publica “El mapa del creador”( 2006), “El secreto de la porcelana”( 2007), “El judío de Shangai”(2008) consiguiendo el XIII premio de novela Fernando Lara, Planeta, “La bailarina y el inglés”(2009) que fue Finalista del Premio Planeta, “Los sauces de Hiroshima”(2011) y la referenciada en esta entrada del blog “La cosecha humana”(2012).

Anuncios

Un comentario en “SARAH TOLEDANO

  1. No he leído aún nada de este autor que parece tener predilección por lugares remotos y épocas dispares. En cuanto tenga un hueco empezaré por este que valoras positivamente a ver que tal.
    Gracias!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.