Un trozo de corazón

El inspector de policía Alan Banks es el protagonista de la novela “Un trozo de corazón” (2006), del escritor británico Peter Robinson. Es la decimosexta novela de esta saga.

Banks es inspector jefe de la policía de Yorkshire. Entre otras cosas, ha heredado un  Porsche de su hermano y un equipo de música, en el que escucha el glorioso sonido “Breathe” de The Dark Side of the Moon de Pink Floyd; y el Winterreise de Fischer-Dieskau.  Ha tenido una sombra en el pulmón, que resultó ser una tuberculosis. Bebe amarone y una pinta de Black Sheep. Para compartir, compra una lasagna vegetariana de Marks & Spencer. En otra ocasión se come una ternera al Marsala y descorcha una botella de vino Peter Lehmann. Le visita su hijo Brian, que es un músico famoso, acompañado de su novia Emilia, que es actriz de series.

Otros personajes: Stanley Chadwick es inspector de policía en una de las dos investigaciones, la que transcurre en el año 1969, casado con Janet, tienen una hija, Yvonne, de dieciseis años. Chadwick es seguidor del Leeds United, conduce un Vauxhall Victor. Nacido en Glasgow, es un hombre decente, temeroso de Dios, de educación presbiteriana. Sus subordinados le conocían como “el Hielos”, ya que era muy frío en el trato.  Me ha parecido más interesante este personaje que el del inspector Banks. De esta misma investigación es el Dr. O´Neill, forense. El comisario jefe McCullen, un hombre recio y sólido, con el pelo gris arreglado con un severo corte militar, rasgos marcados y angulosos y un brillo intimidatorio en los ojos entrecerrados. Broome es un poli que lleva el pelo despeinado, un traje que parecía haber utilizado de pijama, y que dirige una de las redes de agentes de paisano más eficaces de la ciudad. 

En la otra otra investigación comparten protagonismo con el inspector Banks, Annie Cabbot, inspectora. Ahora amiga de Alan, pero antes tuvieron un romance, de melena castaña ondulada, se viste con una chaqueta de lino ligera, camiseta verde y vaqueros negros ajustados, collar negro y unas cuantas pulseras finas de plata, con apenas un toque de maquillaje. Ken Templeton es subinspector de policía. Peter Darby es fotógrafo de la poli, utiliza una Pentax y una cámara de vídeo digital. El doctor Glendenning es un experto forense del Ministerio del Interior, tiene el cabello plateado. Stefan Nowak es un subinspector coordinador de escenas del crimen. David Whitney es el encargado de prensa de la policía. McLanghlin es un subcomisario apodado “el Rojo”. Catherine Gervaise es comisaria, fría y distante, una funcionaria de arriba abajo, ambiciosa. Lleva unos zapatos negros bien lustrados y una falda recta de raya diplomática. Coincide con Banks viendo la opera “Lucia de Lammermoor“. Y Winsome Jackman, que es una poli muy buena con los ordenadores, del Servicio de Delitos Mayores de Yorkshire Norte. Es jamaicana, muy alta y guapa. 


Me ha gustado, sin más, esta novela “Un trozo de corazón” de Peter Robinson y su inspector Alan Banks. En algunos momento le falta un poco de fuerza y se hace un poco lenta. Trata de dos investigaciones separadas en el tiempo, más de treinta y cinco años, pero que finalmente se demuestra que tienen una conexión. Como ya he dicho anteriormente me resulta más atractivo el inspector Chawick que el que se supone principal protagonista, Banks. Es una narración que va a más con un conseguido desenlace, con un guiño o recuerdo para la música de los 60 y 70, ya que en más de una ocasión aparecen de fondo Pink Floyd, Fleetwood Mac o Led Zeppelin, entre otros. 
   
 Peter Robinson nace en Castleford, Yorkshire, en 1950. Se licencia en Literatura Inglesa en la Universidad de Leeds. Se traslada a Canada para seguir un master de Literatura Creativa. Ha trabajado como profesor en la Universidad Windsor en Ontario, Canada. Esporádicamente imparte cursos de literatura criminal en la Universidad de dicha ciudad. Entre sus obras, traducidas a una veintena de idiomas, son especialmente apreciadas las pertenecientes a la serie protagonizada por el detective Alan Banks. En nuestro pais se han publicado siete novelas de esta saga: 

El peso de la culpa (2005)
El camaleón (2006)
La colina de los cuervos (2007)
Jugando con fuego (2007)
Entre los cuervos (2007)
Un caso extraño (2010) y
Un trozo de corazón (2012)
     
Robinson ha recibido numerosos premios, como el Arthur Ellis Award, el Edgar, el Macavity o el Gran Prix de Littérature Policière entre otros.

Anuncios