EL CÍRCULO

Martin Servaz, comandante de policía en la comisaría de Toulouse, es el protagonista de la novela “El círculo” (2012), del escritor francés Bernard Minier. Es la segunda entrega de esta saga. La primera es “Bajo el hielo”. Ver entrada en este blog.

Servaz tiene 41 años. La novela transcurre durante durante el Mundial de Sudáfrica del año 2010, pero a él no le gusta el fútbol. No obstante, está viendo junto con otros colegas el partido entre Uruguay y Francia, aunque a decir verdad no le presta mucha atención. Ha estado casado con Alexandra durante siete años, pero ahora están divorciados. Han tenido una hija, Margot, que tiene un importante protagonismo en esta narración. Gustav Mahler es su compositor favorito. Servaz reconoce que su profesión, su hija y sus libros son sus verdaderas pasiones. Fuma mucho. Su móvil sigue siendo un viejo Nokia, cuando todos presumen de smartphone. En los interrogatorios toma notas en taquigrafía. Conduce un Cherokee. Recuerda a su padre que se suicidó con veneno. Come en un restaurante de Marsac con su hija. Él pide carrillada de ternera. Marsac es la ciudad inventada por el autor, en la que  transcurre la mayor parte de esta novela. Vuelve a su vida, y de qué manera, Marianne, su amor de juventud. Las Kindertotenlieder  (Canciones para los niños muertos), en la versión de 1963 dirigida por Karl Böhm, con Dietrich Fischer-Dieskau, de su admirado Mahler, tiene una importancia decisiva en esta larga y dura investigación.

Otros personajes: Los miembros de la brigada de Servaz: Vincent Espérandieu, teniente, moderno, escucha música constantemente, por ejemplo Make It Wit Chu de Queen of the Stone Age, o West Ryder Pauper Lunatic Asylum de Kasabian. Viste una camiseta bastante ceñida, que realza con moderación sus pectorales y deltoides, un vaquero lleno de bolsillos con remiendos y una cazadora plateada. Samira Cheng, no muy guapa pero con un gran cuerpo, que viste de una manera muy extravagante. Por ejemplo, con una parka con la leyenda Zombis vs Vampiros en la espalda . Es franco-chino-marroquí. Tiene excelentes resultados en las prácticas de tiro y le gusta acostarse con todos los hombres que pueda. Y Pujol, policía maduro de cuarenta y nueve años, un tipo duro, partidario de métodos contundentes, forzudo, de físico imponente, con una masa de pelo entrecano en la que hurgaba cuando discurría, machista y homófobo de una manera soterrada. También aparece Irène Ziegler, antigua compañera de la brigada, ahora en la gendarmería de Auch. Lesbiana, vive con una bailarina de striptease. Conduce una Suzuki GSR600, tiene diploma de piloto de helicóptero y le gusta el submarinismo. En casa tiene un  Macintosh. Le gusta comer pizza. Se ha tatuado un pequeño y estilizado delfín cerca del pubis. Viste unas escuetas bragas caladas de color rosa. Tiene una gran admiración por su comandante Martin Servaz.

Me lo he pasado muy bien con esta novela. En la misma tónica que la anterior, “Bajo el hielo”, un trillher que avanza a ritmo vertiginoso hasta llegar a ese sorpresivo CÍRCULO. Con un buen personaje central, Martin Servaz, con dudas sentimentales, recuerdos, en guardia constantemente esperando que aparezca un asesino en serie que se había escapado hace un tiempo, buenos secundarios, y capítulos escalofriantes que no puedes dejar de leer. Narración con un final muy abierto a una tercera entrega de esta saga, y donde también encontramos una aguda crítica a la política oficial. Mirad lo que se dice en un párrafo de la página 248, en una conversación entre dos altos cargos de la política francesa:

” La gente vota. Ellos creen que deciden….. En realidad no tienen ninguna capacidad de decisión, ninguna, porque lo único que hacen es volver a colocar en el poder a la misma casta, elección tras elección, legislatura tras legislatura. Siempre se trata del mismo reducido grupo de personas que lo deciden todo por ellos. Nosotros…. y cuando digo nosotros incluyo a nuestros adversarios políticos. Dos partidos que se reparten el poder desde hace cincuenta años, que fingen no estar de acuerdo en nada cuando lo están en casi todo. Hace cincuenta años que somos los dueños de este país y que vendemos al pueblo esta farsa llamada alternancia. Las cohabitaciones deberían haberles puesto la mosca tras la oreja, porque ¿cómo pueden cohabitar dos poderes con unas opciones radicalmente opuestas? Pues no. El pueblo ha seguido tragándose la estafa como si nada, y nosotros aprovechándonos de su generosidad. Hay que seguir representando la comedia, Se puede orinar sobre el pueblo, siempre y cuando este crea que se trata de lluvia”

Bernard Minier nació el 26 de agosto de 1960 en Béziers, Francia. Ha recibido dos importantes premios, el “Prix Polar au Festival de Cognac(2011), y el “Prix de l´Embouchure(2012). Bajo el hielo su primera novela, fue traducida en Italia, Inglaterra, Alemania, Polonia, Hungría, Rusia, y Turquía entre otros países. En Francia va por la quinta edición y está en marcha su adaptación cinematográfica.

   

Anuncios

Un comentario en “EL CÍRCULO

  1. Me ha enganchado este autor porque además de crear tramas interesantes la forma de narrar me encanta, con sus citas en latin y todo. Un gusto leerlo. Espero que siga deleitándonos con sus historias.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.