LOS HOMBRES MOJADOS NO TEMEN LA LLUVIA

El abogado Liberto Ruano es el protagonista de la novela “Los hombres mojados no temen la lluvia” (2013) del escritor malagueño Juan Madrid.

Liberto Ruano, “Liber” para los amigos, es un abogado mujeriego y perdidamente romántico. Su bufete está situado en la Gran Vía madrileña, cerca de San Bernardo. Le gusta pasear. No tiene coche ni teléfono móvil. En buena compañía desayuna champán, tostadas con mantequilla y gambas peladas. Le gusta tomarse unos cuantos vermús, aunque no le hace ascos al whisky con agua. Y para el gin-tonic elige Bauer, una excelente ginebra holandesa. Cena con un amigo escritor en “La tienda de los vinos” de Augusto Figueroa esquina con Libertad. Dice que los ejecutivos le producen urticaria. Se compra una pistola Smith and Wesson.

Otros personajes: Andres Freiman es el socio de bufete de Liberto, exiliado argentino, estricto gourmet y con muchas sorpresas. Aurelio, informador y matón de la mafia calabresa, de rostro huesudo y pálido, cubierto por antiguas cicatrices. De cabello blanco cuidadosamente peinado, que le da la apariencia de un aristócrata venido a menos. Carmela es la secretaria del bufete. Es regordeta, acicalada y eficiente. Mariano es el portero del edificio. Eduardo Lacrampe es policía. Se ha impuesto fumar un cigarrillo por hora. Tiene enfisema pulmonar. Ada es una amante de Liber, con la que se quiere casar aunque ella ya está casada, hablan de sexo y lo practican muy a menudo. Carmen Blanco es la jueza del 38. Viste traje de chaqueta gris marengo y un fular amarillo que le cubre el cuello. Y el doctor Mercader, que es forense.

Novela negra dura y sin concesiones para la galería. De cortos pero excelentes diálogos, cuenta la historia de un abogado que se ve envuelto en un asesinato y el robo de un DVD comprometedor para un empresario de altos vuelos. Entre las altas finanzas y la mafia calabresa se mueve esta narración, donde también podemos encontrar poesía, tratados sobre sexo, amistad, doble moral y alguna que otra denuncia. En el primer párrafo de la página 179  se puede leer:

¿Sabes? La editorial me ha rechazado los cien folios que les envié de la novela para el premio. Dicen que no es comercial…,dios santo, que no es comercial. Me quedo fuera del premio…, me han jodido. Ahora las novelas no son ni buenas ni malas. Son comerciales o no. Hace tiempo que la literatura se ha convertido en una mercancía. ¿Vende o no vende? Esa es la cuestión.


Juan Madrid nace el 12 de junio de 1947 en Málaga. Además de escritor de novelas negras es periodista y guionista de cine y televisión. Se licenció en Historia Contemporánea en la Universidad de Salamanca. Ha sido redactor en varios medios de comunicación, entre otros Cambio 16. Publica su primera novela, “Un beso de amigo”, en 1980. Desde entonces ha publicado más de cuarenta libros. Algunos de sus títulos se han llevado al cine como “Días contados” (Imanol Uribe). Es el autor de los guiones de “Brigada Central” para TVE. También se atrevió a dirigir la película “Tánger”, cuyo guión escribió. Ente sus negras publicadas cabe destacar la saga protagonizada por Toni Romano.

Anuncios