El hombre con cara de asesino

El investigador privado Víktor Kärppä, antes “Gornostájev”, es el protagonista de la novela “El hombre con cara de asesino” (2012), del escritor finlandés Matti Rönkä.

Viktor es una especie de detective privado, confidente de la policía y que además hace trabajitos para mafiosos finlandeses, rusos o lituanos. Ha nacido en Sortavala, una ciudad de la República de Carelia, que en la actualidad es una república autónoma de la Federación Rusa; aunque lleva unos años viviendo en Helsinki, Finlandía. Conduce un Volvo de color marrón, con más de veinte años, de la serie 240. Está estudiando inglés. Levanta pesas, series de estiramientos y gimnasia. En cierta ocasión, para ir a una fiesta, se viste unos pantalones negros, un suéter negro con cuello de pico y una chaqueta gris. En su escritorio tiene una pequeña imagen de Lenin. Está leyendo “Breve historia del tiempo” de Stephen Hawking. Después de la ducha, se prepara un té y un par de bocadillos. Le gusta el vodka. Quiere mucho a su madre, que sigue viviendo en Sortavala, y a quien le acaba de dar un infarto. Su hermano Alekséi vive y trabaja en Moscú. Recuerda a Lena, una novia de juventud. En los momentos difíciles suele llevar consigo una pistola copia china de una SIG Sauer alemana de tamaño completo, un arma barata y buena.

A lo largo de la novela aparece en varias ocasiones el inspector de policía Korhonen, al que Víktor informa de algún hecho delictivo del que se ha enterado. Le gustan los kebabs. Lleva un  abrigo de lana azul y una bufanda amarilla. El oficial de policía Parjanne, que acompaña siempre a su jefe Korhonen. Guennadi Ryzhkov es un timador mafioso que a veces recurre a Víktor para que le ayude en algún trabajo. El traficante estonio Jaak Lillepuu y su hermana Sirje. Y Marja, una estudiante de la que parece que nuestro protagonista se está enamorando.

Ni fu, ni fa. La verdad es que “El hombre con cara de asesino” me ha dejado bastante indiferente. En ningún momento me he metido de lleno en la historia. Quizás lo más exótico es el enclave, entre Helsinki y la frontera rusa. Una investigación con mafiosos, hampones y traficantes alrededor, y un protagonista que para mí no acaba de dar la talla. Pero bueno, parece ser que ésta es la primera entrega de las seis de esta saga Rönka/Kärppä, veremos si la siguiente tiene un poco más de chicha.

Matti Rönka nació en el año 1959 en Carelia del Norte, en la parte finlandesa, cerca de la frontera con Rusia. Más tarde se traslada a Helsinki, donde estudia Ciencias Políticas y se hace periodista. Ha sido presentador en la televisión finlandesa, en el noticiero de la primera cadena pública nacional. Fue finalista del premio de novela alemán, Deutscher Krimipreis en el 2008 y entre otros, al Premio de Literatura Europea en 2011, y los derechos de traducción ya han sido vendidos a dieciocho países. Esta novela “El hombre con cara de asesino” fue adaptada con gran éxito para la televisión finlandesa.

//player.vimeo.com/video/22641836?title=0&byline=0&portrait=0&color=a39771

Anuncios

Un comentario en “El hombre con cara de asesino

  1. Exótico sí que suena. Y una mezcla explosiva la de Lenin y Hawking, cada uno con su particular visión del tiempo histórico y el tiempo cósmico.
    Pero si no engancha, como dices…

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.