TODO TIENE SU PRECIO

El detective Konrad Simonsen es el principal protagonista de la novela “Todo tiene su precio” (2010), de los hermanos Lotte y Soren Hammer.

Simonsen es Inspector Jefe de la policía de Copenhagen. Tiene un delicado estado de salud. Hace poco que le han diagnosticado diabetes, los pies le hormiguean y sufre pequeños ataques aunque se recupera rápidamente. Respeta la dieta alimentaria, se come grandes platos de verdura, pero ha vuelto a fumar. Se va a pasar unos días a casa de una colaboradora de su brigada, la que llaman “La Condesa”, que ha prometido cuidar de él. Simon, como le conocen todos, suele consultar sus casos de investigación con una medium.

Los miembros del grupo del inspector Simonsen son:

Nathalie von Rosen, La Condesa, que está a punto de cumplir los cincuenta años. Ella se ve regordeta y con arrugas. Le gusta el vino blanco. Escucha en su coche a Bob Marley al máximo volumen. Tiene una especial relación con Konrad.

Arne Pedersen tiene cuarenta y dos años, es uno de los pocos miembros de la Policía danesa capaz de realizar varias tareas mentales a la vez, algo que con frecuencia aprovecha en aburridas reuniones. Se encuentra muy cansado y tiene frecuentes pesadillas.

Pauline Berg es la más joven de la sección, vive con su gato “Gorm”,  como sea pero quiere ser protagonista y se arriesga demasiado. En la tele mira la peli “Pretty woman“.

 Paul Troulsen es el veterano del equipo, suele utilizar métodos contundentes cuando hace alguna detención. A veces mete la pata, pero es un excelente policía .

Malte Borup está en prácticas, es un auténtico genio de la informática.

Me ha gustado mucho “Todo tiene su precio”. Eso sí, es una novela densa y con muchos personajes. En ella, el veterano inspector Simonsen y toda su brigada van tras un asesino en serie que ha matado a varias mujeres jóvenes con un gran parecido físico.  Es muy cuidadoso e inteligente y, no solo lo tiene que detener, tienen que demostrar que él es el ejecutor, aunque lo sepan prácticamente desde las primeras páginas de la novela. El desenlace se complica de una manera especial, va corriendo inexorablemente el tiempo, y Simon debe tomar una decisión muy controvertida. Muy recomendable.

De estos mismos autores, Lotte Hammer y Soren Hammer, reflejamos su novela “El lado oscuro” (2004) en una anterior entrada de este mismo blog. 

Anuncios