Martes de hielo


La psiquiatra Frieda Klein es la principal protagonista de la novela “Martes de hielo” (2012), de los autores Nicci French, osea Nicci Gerrad y su marido Sean French.

Frieda es psiquiatra, aunque ejerce de terapeuta. Suele vestir con abrigo negro largo y bufanda roja. Tiene una chimenea en casa que le gusta encender de vez en cuando. Se desplaza en metro y anda mucho, entre otros sitios le gusta pasear por los cementerios. Cena en un restaurante marroquí donde huele a canela y a carne asada. Se va de tapas con su sobrina Clöe y piden calamares, pimientos asados, tortilla española y una ensalada verde. Bebe cerveza sin alcohol y de vez en cuando un wiskhy. Se acuerda de Sandy, su novio que se fue a EE.UU. Colabora coyunturalmente con la policía.

Otros personajes:

– Malcolm Karlsson es inspector jefe de policía. Viste unos vaqueros negros, un suéter y una chaqueta de cuero. En el móvil lleva la sintonía “La marcha de los toreros“, en una contundente versión electrónica. Se compra un paquete de Silk Cut. Le gustan los bocadillos de queso con apio. Y es el principal defensor de Frieda, le gusta que trabaje para la policía, aunque a veces no está de acuerdo con sus métodos.

– Yvette Long es agente de la misma brigada. No le gusta nada nuestra psiquiatra.

– Chris Munster es otro poli del mismo grupo. Le gustan los bocadillos de atún con pepino.

– Crawford es el comisionado, osea, el jefe.

– Josef es un obrero ucraniano que tiene problemas.

– Jack Dargan es colega de Frida.

– Martin Carlisle, del equipo forense.

– Jacob Newton es un joven alto con un traje azul chillón y una corbata con un llamativo estampado naranja y verde. Luce unas gafas con una montura negra de un tamaño un poco excesivo. Lleva zapatos puntiagudos de piel verde. Se dedica a examinar procedimientos, organización, etc. Es el encargado de sugerir los recortes en el departamento de policía.

Me ha gustado mucho “Martes de hielo”, en la misma línea de la anterior “Lunes amargo“. La psiquiatra Frieda Klein es la protagonista, que sigue colaborando con la policía, aunque tiene sus roces con ellos y a más de una no le gusta sus métodos. Frida va poco a poco desmenuzando pistas y desentrañando el misterioso asesinato de un hombre que no se sabe quién es. Después de descubrir su nombre, tampoco es él. Además, otro caso del pasado reaparece cuando parecía estar cerrado. Está claro que tendrá que haber una nueva entrega con nuestra sabuesa, la doctora Klein, de protagonista.

Nicci Gerrad y Sean French, Nicci French,  desde 1997 han publicado más de una docena de thrillers que se han convertido en auténticos best sellers en Gran Bretaña, Holanda, Alemania  y Francia, como por ejemplo “Enterrado en la memoria” (1997), “A flor de piel” (2003), “La habitación roja” (2004), o “Los muertos no hablan” (2010).

Anuncios