Los fresones rojos

El policía nacional Moisés Guzmán es el principal protagonista de la novela “Los fresones rojos” (2012), del escritor murciano, aunque afincado en Huesca, Esteban Navarro. De este mismo autor reseñamos una entrada de otra novela suya, “La noche de los peones“.

Moisés es policía nacional en una comisaría de Huesca, en concreto en la Oficina de Atención al Ciudadano. Es un hombre solitario, de pocos amigos. Lector apasionado de todo tipo de novelas. También le gusta hacer deporte. Fuma lo justo y cuida la alimentación lo necesario para no sobrepasar el límite de esos kilos que le atormentan la barriga, cada vez menos disimulada por el cinturón del uniforme. Acaba de cumplir 50 años. Utiliza una pluma Montblanc plateada que le regaló un denunciante satisfecho. Cuando está en Barcelona, investigando un encargo particular, le gusta desayunar café con leche y ensaimada.

Otros personajes:

Helen es una poli en prácticas. En realidad se llama Helena y es una escultural mujerona de Santander de 25 años.

Ramos es un agente veterano, de prominente barba.

Yonatan es el policía encargado de seguridad en la misma comisaría que Moisés. Se llevan muy bien.

Pedro Salgado es inspector jubilado, de 69 años. Ostenta un frondoso pelo rizado y canoso.

Juan García y José Gimeno son Mossos d´Esquadra .

Me ha gustado “Los fresones rojos” de Esteban Navarro. Un policía nacional, Moisés Guzmán, recibe una inusual oferta: pedir una excedencia y dedicarse a investigar un crimen cometido en Barcelona 13 años atrás: el asesinato de un matrimonio de oncólogos y la desaparición de su hija de corta edad. Los tres investigadores contratados anteriormente han muerto, y los tres a los 50 días de iniciadas las pesquisas. Guzmán no dispone más que de una pista: la chica desaparecida tiene un antojo en forma de tres fresones en la base de la espalda.

Esteban Navarro recientemente acaba de publicar Los crímenes del abecedario, con la inspectora Arancha Arenzana y  la agente Diana Dávila como protagonistas.

Anuncios