ALEX

El comandante de la policía francesa Camille Verhoeven es uno de los protagonistas de la novela “Alex” (2011), del escrito parisino Pierre Lemaitre.

El comandante Camille es un hombre muy bajito, apenas mide 1,45. Está calvo. Vive en el quai de Valmy con una gatita atigrada, Doudouche. Su mujer, Irene, desapareció estando embarazada de ocho meses y apareció muerta, asesinada, 10 horas después. Camille entró en una gran depresión. Con este caso empieza a sentirse mejor. Nuestro comandante está continuamente haciendo dibujos, retratos. Su madre fue una excelente pintora.

Otros personajes:

Jean Le Guen es el comisario. Monumental, pesa cerca de 130 kilos, enorme, paquidérmico, con unos grandes mofletes de hámster. Su mirada clara rebosa inteligencia. Es un hombre extremadamente seductor. Está cuatro veces divorciado.

Louis Mariani, poli en la Criminal, muy amigo de Camille, en el pasado trabajaron juntos. Tiene 34 años y es millonario. Es un chico de buena familia, se ha educado en las mejores escuelas y estudió con los jesuitas. Tiene un tío arzobispo y otro que es diputado de extrema derecha. De aspecto juvenil y muy elegante. Viste traje Brook Brothers, corbata Louis Vuitton y zapatos Finsbury.   

Armand es el otro agente de la brigada. También trabajó con nuestro comandante. Es un hombre exageradamente delgado, de aspecto triste y con una avaricia patológica que le ha gangrenado la existencia. Un tacaño hasta más no poder. Nunca paga una ronda y siempre está pidiendo tabaco. Como policía es una hormiga infatigable. Si le dan el listín telefónico de cualquier ciudad, un año después habrá comprobado todos los números abonados. Parece comprar su vestuario en la liquidación de restos del Socorro Popular, la asociación que lucha contra la pobreza y la precariedad.

Vidard es juez. Es un tipo envarado, de unos 30 años. Delgado, impecable, viste un traje de rayas finas, mocasines y gemelos de oro en los puños de la camisa. Y según Camille es tolerablemente gilipollas.

Norbert es comisario del RAID, unidad de élite de la policía nacional francesa. Lleva el cráneo afeitado y sus andares son felinos.

Alexandre es un joven agente en prácticas. Muy alto y dinámico.

Y por último, Alex, una joven de 30 años, que en su MP3 escucha Nobody´s Child y a la que le gusta el vino de Alsacia. Ella es más inteligente que su verdugo. Ella no perdona. Ella no olvida nada ni a nadie.

Es de lo mejorcito que he leído últimamente. Esta “Alex” me ha parecido una auténtica novela policíaca. La primera mitad trepidante, no podía dejar de leer capítulo tras capítulo. La segunda, una extraordinaria investigación del comandante Camille Verhoeven y su grupo. Excelentes personajes. En el desenlace, después de varias vueltas de tuerca, nada, o casi nada, es lo que parece. Lo dicho, una novela negra muy muy recomendable.

Pierre Lemaitre nace el 19 de abril de 1951 en París. Estudió psicología y dedicó una gran parte de su carrera a la formación profesional de adultos, enseñando comunicación y cultura general, además de literatura destinada a bibliotecarios. Guionista de cine y televisión. Aparte de “Alex” tiene otras cuatro novelas protagonizadas por el policía Verhoeven, todavía no publicadas en nuestro país. Aparte de esta saga, tiene varios libros publicados y traducidos, como por ejemplo “Robe de mariée”, en castellano “Vestido de novia” publicada el año pasado en España; o “Au revoir là-haut”, titulada aquí “Nos vemos allá arriba”, novela con la que consiguió ganar el prestigioso premio Goncourt en el año 2013.

Anuncios