Mistralia

El detective privado Ricardo Cupido es el personaje central de la novela “Mistralia” (2015), del escritor cacereño Eugenio Fuentes. En otra entrada de este mismo blog están reseñadas algunas de sus anteriores novelas.

Cupido sigue siendo detective privado en la imaginaria localidad extremeña de Breda. Alto, de carácter cartesiano. Le gusta subir puertos de montaña en bicicleta. Y el gin-tonic. Escribe con una Montblanc. Tiene a su madre en una residencia de ancianos, “La Misedicordia”. Mantiene una relación con Carol, una abogada que vive en Toulouse.

Otros personajes:

Gallardo es capitán de la Guardia Civil. Con ligero sobrepeso. Casado con Andrea, que también es agente de la Guardia Civil. Tienen una niña. Se lleva muy bien con Cupido.

Barroso es forense. Un hombre con aspecto de sabio, con gafas de miope. Por sus exhaustivos métodos de búsqueda de pruebas y de disección de cadáveres, las malas lenguas decían de él que sería mejor carnicero que médico.

 El Alkalino es colaborador y confidente de nuestro sabueso detective. Es una persona muy austera, se conforma con vivir con 100 euros a la semana para todos su gastos, incluidos vivienda y comunicaciones. Recibe una pensión asistencial por enfermedad, derivada de aquellos años en la mina. Cultiva un huerto. Lee a Schopenhauer. Siempre en la calle y hablando mucho con la gente.

Sonia y Vidal son una pareja que ha venido desde Madrid buscando otra forma de vida. Se llevan mal con sus vecinos, los hermanos Méndez.

Senda es la nueva ingeniera de Mistralia, empresa que explota una planta de energía en la zona.

Mauri Ruiz es técnico de mantenimiento en la misma empresa. De mediana estatura, fuerte, de huesos robustos, con pelo abundante y largo. Tiene los ojos de color azul oscuro, redondos y vivaces, como los ojos de los animales nocturnos. Siempre con porte elegante, es fácil imaginarlo rodeado de mujeres.

Miriam es la secretaria de Mistralia en Breda. Siempre sudando, en cualquier época del año,  no encuentra remedio para acabar con tal incomodidad. Se llevaba muy mal con la antigua ingeniera Esther Duarte.  

Me ha gustado “Mistralia”, en la linea de las anteriores de esta saga Fuentes/Cupido, el detective rural. Es una novela para leer con tranquilidad, con párrafos muy largos y un ardua investigación que lleva nuestro sabueso en la localidad de Breda, en algún lugar de Extremadura. Una mujer aparece muerta en uno de los modernos molinos de energía eólica que se han instalado en Sierra Ufana. Varios posibles candidatos a ser el autor del crimen. Cupido poco a poco va desgranando pruebas y constatando diferencias entre los vecinos de la zona, unos a favor de Mistralia y otros en contra. Lo que sí me ha extrañado es el final o desenlace, que me ha dejado un tanto perplejo. No digo más, disfrutadla, a ver qué os parece.

Anuncios