Asesinatos con arte

La pintora Claudia Lamas es uno de los principales personajes de la novela “Asesinatos con arte” (2014), del autor coruñés José Luis Caramés Lage.

Claudia es pintora, como una manzana Granny-Smith. Cuando está pintando es dura, agria, solitaria; pero es dulce cuando se hace compota que, en su caso, es muy de vez en cuando y en momentos de gran aproximación intelectual con algún amigo artista. Ha cumplido 40 años. Ha dado clases de Arte en el Colegio Santa María del Mar, Jesuitas. Ha realizado un máster de Ciencias en Criminología en la Universidad de Lovaina, Bélgica. Afrancesada, habla francés casi sin acento. Viste un  traje de Armani gris de otoño. Se sirve un vaso de Bordón cosechero y, para comer, se prepara un arroz blanco con varios dientes de ajo fritos y fríe un buen trozo de bacalao fresco. Eso cuando no come con su amiga Adela Lago, que es dueña del restaurante “A Mellor Cebola” especializado en Nouvelle Cuisine.

Otros personajes:

Arturo Durán es inspector de policía. No es muy alto, tiene el pelo castaño siempre corto pero peinado con raya al lado izquierdo, rostro muy agradable con cierta tendencia a la seriedad, una nariz respingona y labios gruesos. De espalda ancha y fuerte. Viste de traje con colores marrones, grises y azules oscuros. Durán tiene dos grandes obsesiones, es coleccionista de bastones y lleva cinco años tratando de tocar el oboe. Aunque ya ha cumplido los 40, sigue viviendo con su madre doña María Núñez. De vez en cuando sale a picar algo, a menudo a la cervecería La Marina, que está en el callejón de la Estacada, unas zamburiñas, unos mejillones colorados o un bacalao en su salsa, acompañado del subinspector Montenegro.

Luis Montenegro es subinspector, mano derecha de Arturo Durán, de 35 años. Menos formal que él. Usa mucho las cazadoras, camisas con botones en las solapas del cuello, muy sport, y corbatas de colores muy vivos. Alto, delgado, agradable y suelto en todo momento. Ha estudiado Psicología en la Universidad se Santiago de Compostela, donde se especializó en Metodología de las Ciencias del Comportamiento. Partidario del turismo chamánico, ha viajado por el Amazonas peruano y el Chile de los mapuches. Vive en un apartamento en la calle Panaderas.

Andrade es el doctor forense y Celso Nogueira, el juez.

Y Adela Lago, muy amiga de Claudia, dueña de un restaurante, y famosa cocinera con estudios de cocina en Paris y en Milán.

Un grupo de músicos virtuosos de cuerda frotada y de origen ucraniano, que forman la élite de la Orquesta Sinfónica de Galicia, están siendo asesinados. Los policías Durán y Montenegro, asesorados por la pintora Claudia Lamas, inician la investigación. Esta novela “Asesinatos con arte”, además de ser policíaca, incide en la música y la pintura; y en la historia de todos los personajes famosos y lugares por donde transcurre. Me ha parecido una narración un tanto precipitada, pasan muchas cosas, muchos asesinatos, en muy poco tiempo. Eso si,  hasta el capitulo final no sabes quién es el asesino.  

José Luis Caramés Lage nace en Santa Marta de Ortigueira, La Coruña, en 1945. Profesor Titular de Filología Inglesa por la Universidad de Oviedo. Ha sido profesor en las Universidades de Newcastle upon Tyne y Sheffield en el Reino Unido, y profesor visitante en Cambridge, Aarhus, Bochum, Milán, New Paltz o La Habana. Entre sus publicaciones figura el libro de cuentos “Mi tia abuela Dolores y el Circulo de Animales Excluidos”, las novelas “Miel Roja”, “Inocencia Silvestre”, “Landoy: La saga de los Ortigueira”, “La croqueta”, y de poesía “Yo baile mil boleros”.

Anuncios

Un comentario en “Asesinatos con arte

  1. Dios del verbo divino. Una re-recreación de Crímenes exquisitos con zamburiñas y violas en Coruña. Nunca te acostarás sin saber algo más.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.