Hipotermia

El inspector Erlendur Sveinsson es el inconfundible protagonista de la novela “Hipotermia” (2007), del escritor islandés Arnaldur Indridason. Las anteriores publicadas en nuestro país, las puede ver reseñadas en otras entradas de este mismo blog.

A Erlendur le sigue gustando la soledad. Sigue siendo inspector de policía en la jefatura de la calle Hverfisgata, en pleno centro de Reikiavik. Fuma mucho. Para desayunar se come una rebanada de pan con mantequilla y cecina, y un café. A la salida del teatro se toma un Chartreuse. Ha ido con Valderour, una amiga que está empeñada en sacarle de casa. Suelen ir a ver obras de Ibsen y de Strinberg. De vez en cuando le visitan sus hijos, Sindri Snae, que está yendo a reuniones de Alcohólicos Anónimos; y Eva Lind, que a toda costa quiere que su padre se vea con su madre, Halldóra, aunque llevan separados y sin intercambiar una palabra muchos años. Recuerda mucho a su hermano Bergur, que desapareció cuando eran muy jóvenes. Dice que no ha viajado nunca al extranjero, ni tiene ninguna gana, pero reconoce que le gustaría conocer la catedral de Colonia. Se prepara para cenar un cuenco de gachas de avena y una morcilla agria de hígado.

Otros personajes:

Elinborg, de la misma brigada. Graduada en Geología, aunque nunca ha trabajado de geóloga.

Sigurour Oli, otro agente a las órdenes de Erlendur. Ha estado de baja médica por una gripe. Está en crisis su relación con su mujer Bergpora. Pueden separarse.

Niels es otro poli, muy perezoso.

Eyvör es una mujer pastor de la iglesia donde acudía María, una mujer que ha aparecido ahorcada. La pastor ronda los 40 años, viste con elegancia y buen gusto. Lleva tres anillos, una cadenita de oro en el cuello y grandes pendientes que caen sobre su traje lila.

Baldvin es médico y marido de María.

Me ha gustado mucho mucho esta “Hipotermia”. Erlendur se enfrenta prácticamente solo a dos casos diferentes. Sus acompañantes en otras novelas, Elinborg y Oli, apenas aparecen en esta ocasión. Por un lado, un extraño suicidio; y por otro las desapariciones de unos jóvenes hace muchos años. Además, sus hijos, su ex mujer y su hermano pequeño, cuya desaparición sigue siendo una obsesión para nuestro sabueso protagonista. La narración va de menos a más. Son investigaciones largas y tranquilas. Que nadie espere tiros, o asesinatos a tutiplén. El final o desenlace me ha parecido emocionante. Reconozco que el personaje que encarna el inspector Erlendur Sveinsson es uno de mis favoritos. Lectura muy recomendable.

Hasta el momento son 13 las novelas que ha publicado Arnaldur Indridasun con Erlendur Sveinsson como personaje protagonista. De ellas, seis se han publicado en nuestro país:

Las marismas (2000)

La mujer de verde (2001)

La voz (2002)

El hombre del lago (2004)

Invierno ártico (2005)

– Hipotermia (2007)

Faltan las dos primeras de la serie y las cinco últimas. Esperemos que no tarde mucho la siguiente, nos gusta mucho este detective solitario Erlendur Sveinsson.  

Anuncios