Laidlaw

El inspector de policía Jack Laidlaw es el protagonista de la novela Laidlaw (1977), del escritor escocés William McIlvanney.

Laidlaw es inspector detective, un hombre potencialmente violento que odia la violencia, un partidario de la fidelidad que es infiel, un hombre activo que anhela comprensión. De carácter serio y reflexivo, está a punto de llegar a los 40. Está casado con Ena. Tienen tres hijos, Moya, Sanfra y Jack. Siempre tiene gesto de preocupación, padece migraña. Fuma mucho. Desayuna huevos, tostadas y café. Come roast beef y bebe whisky. Lleva calzoncillos de colores chillones. Su mujer piensa de él que es “El Caballero Errante de la Brigada de Homicidios”. Se acuesta con Jane.

Otros personajes:

Ernest Milligan es otro inspector detective del Departamento Central. Cínico y corrosivo. Es como una puerta de granero con piernas. Lleva el pelo largo.

Brian Harness es compañero y socio de Laidlaw en la brigada. Vive con su padre, con quien discute mucho. Su madre ha muerto de neumonía en un hospital mental. Mary es su novia.

Robert Frederick es comandante en jefe de policía, superior inmediato de Jack.

McKendrick es un joven policía.

Y además John Rhodes, Matt Mason, Lennie, Mint o McGregor, unos son mafiosos y otros matones de medio pelo.

Me ha gustado mucho esta novela que, desde luego, he descubierto muy tarde. Es de hace 38 años nada menos. Es la primera de una trilogía de este autor con el inspector Laidlaw de protagonista principal. Descubrimos un personaje muy potente, un policía muy serio, lleno de contradicciones, deductivo y perseverante. Siempre con la moralidad por delante. Una joven ha sido salvajemente asesinada. Laidlaw y Harness se ponen a investigar ¿porqué este ensañamiento?

Llegué a esta novela leyendo otra, “Irène” de Pierre Lemaitre, donde el asesino cometía sus crímenes basándose en otros libros considerados clásicos en el género de novela negra o policial. La verdad es que ha sido todo un descubrimiento. William McIlvanney nació el 25 de noviembre de 1936 en Kilmarnock, Reino Unido. Estudio en la Universidad de Glasgow. Recibió el premio Edgar a la mejor novela. Las otras dos entregas de esta saga con el inspector Laidlaw de protagonista son “Los papeles de Tony Veitch” (1983) y “Extrañas lealtades” (1991). Lo dicho, muy muy recomendable.

Anuncios