Una muerte improvisada

El inspector Carazo es uno de los protagonistas de la novela Una muerte improvisada (2015), del autor madrileño Juan Solo.

El inspector de policía Alberto Carazo forma parte de la U.E.I.D. (Unidad Experimental de Investigación de Delitos). Vive solo en un pequeño apartamento. Últimamente sufre escandalosos trastornos intestinales. Conduce un Nissan. En el autoservicio del hospital come menestra de verduras, pechuga de pollo a la Villaroy y natillas de postre.

Otros personajes:

María Campos es la inspectora compañera de Carazo en la Unidad recién creada. Su ex marido, Pacheco, es un policía corrupto y muy violento. Vive con su hijo Rodrigo. Campos tiene el cabello rubio y lo suele llevar recogido en una cola de caballo. Le gusta la cerveza Alhambra 1925. Y el ritmo de “Happy” de Pharrell Williams.

Frank Geraldo es profesor, da clases particulares de inglés. Es de Chicago, pero su familia procede de La Rioja. Casado con Adela, que sufre un cáncer grave. Ha sido policía profiler del F.B.I. Le gusta el béisbol. Bebe cerveza Samuel Adams, casi siempre acompañada de Doritos. En cierta ocasión escucha “Another man´s woman” de Supertramp. En su móvil tiene como melodía de llamada “Thriller” de Michael Jackson.

Mínguez es el comisario.

César Alonso es un guapo actor maduro de cine y teatro. Seductor y amante de la poesía y de la fotografía. Le gusta llevar pantalones de lino. Casado con Elena, tienen un hijo estudiando diseño en Estados Unidos. Alonso se pone Grecian 2000 para intentar ocultar sus canas.

Antonio Carpintero es portero de comunidad. Casado con Susana, tienen dos hijos, Muria y Miguel. Quiere presentarse a un concurso de televisión para ganar mucho dinero.

Me ha gustado Una muerte improvisada. Se presenta con un clásico estilo de novela negra o policiaca. La aparición en un pozo abandonado del cadáver de una joven, que llevaba desaparecida más de un año, desencadena la investigación a cargo de dos inspectores de una Unidad de la policía recientemente creada. La acción transcurre entre Madrid y León y provincia. En la segunda parte de la novela, un ex policía del FBI, norteamericano pero afincado en Madrid, se incorpora a la investigación, siendo decisiva su perspicaz participación. Es como una persecución en toda regla, que cuando parece que estás a punto de alcanzar el objetivo se te escapa de las manos, y vuelves a perseguir. Aunque quizás les falte un poco de fuerza a los personajes de los policías protagonistas, la narración es de un ritmo ágil y te mantiene expectante hasta el último momento para saber su desenlace.

Juan Solo, además de escritor, es actor cómico, monologuista, presentador de televisión …. En teatro trabajó, entre otras funciones, en Una boda feliz o La cena de los idiotas. En televisión dirigió y presento su propio late night Solo ante el peligro. Ha participado en capítulos de famosas series como Farmacia de guardia o Cuéntame. Su monólogo cómico Solo en casa se mantuvo tres temporadas en la cartelera madrileña. También se declara pensador en Marca, diario deportivo. En septiembre del 2013 publica su primera novela El hombre sin brazos.

Anuncios