Adiós en azul

El detective Travis McGee es el protagonista de la novela Adiós en azul (1964), del escritor estadounidense John D. MacDonald.

Travis vive en el “Busted Flush”, un yate que ganó en una partida de póquer y que tiene amarrado en Lauderdale, Florida. Monta en bicicleta y también conduce una camioneta Rolls Royce, un viejo modelo de 1936, a la que llama Miss Agnes, en honor a una profesora que tuvo en 4º. Solo trabaja cuando no tiene dinero. No tiene tarjetas de crédito ni planes de jubilación. Le gusta cerveza negra mexicana Dos Equis. Travis se considera un apuesto americano bien bronceado. Tiene unos ojos resplandencientes y unos dientes blanquísimos, que lanzan destellos desde el centro de una cara ancha de facciones marcadas y tostada por el sol. Tiene unas apropiadas arrugas de caballero juicioso en la comisura de los párpados y una sonrisa tímida y seductora que pone cuando es necesario. Es alto y delgado, un tipo desgarbado y largirucho de 80 kilos.

Chookie McCall es una bailarina amiga de McGee. La señora Atkinson es una mujer alta y esbelta, de unos 30 años, que ha sido maltratada y humillada. George Brell, un antiguo piloto de guerra. Catherine Kerr, Cathy, es otra mujer engañada por Junior Allen.

Me ha gustado mucho Adiós en azul. Novela negra clara y concisa. Un personaje, el detective privado Travis McGee, muy conseguido, como pone en la contraportada del libro, un caballero andante moderno y un poco cínico a la vez. Sin hacer mucho caso al ambiente que le rodea, poco a poco se va acercando a su presa, meticulosamente, sin hacer mucho ruido.

John D. MacDonald escribió en total 21 novelas con McGee como protagonista. Desde esta The Deep blue goodby de 1964, hasta The Lonely Silver Rain de 1985. Una de estas novelas fue llevada al cinecon el título en castellano “Más oscuro que el ambar“, dirigida por Robert Clouse y protagonizada por Rod Taylor.

Anuncios