Rosy & John

El comandante de policía Camille Verhoeven es uno de los protagonistas de la novela Rosy & John (2013), del autor parisino Pierre Lemaitre.

Verhoeven es comandante de policía en Paris. Mide solo 1,45 metros. De brillante calvicie y mirada cortante. Ha estado unos días de vacaciones en Monfort. Vive con su gata atigrada Doudouche. Lleva un corto tiempo saliendo con Anne. Le gusta pintar y dibujar todo lo que le llama la atención de la vida cotidiana (rostros, siluetas, expresiones, los detalles de las cosas). No le gusta la música. Bebe whisky.

Otros personajes:

Louis Mariani, poli de la misma brigada, es la mano derecha de Camille. Millonario, culto, un romántico en el fondo. Siempre presenta unos informes impecables, precisos y argumentados, sin tacha. Le gustan los trajes de Armani.

Le Guen es comisario, un paquidermo shakesperiano de andar pesado pero de mente despierta.

Peletier es comandante de la Brigada Antiterrorista.

Basin es el responsable del laboratorio central de la Prefectura. De unos 50 años, alto y robusto. Jugaba al rugby de joven, pero no pudo llegar a profesional porque tenía manos de pianista. Ahora se pasa la vida desactivando artefactos explosivos.

Forestier es otro artificiero, un veterano que perdió un dedo en Kosovo.

Depremont es abogada. Una mujer de bandera, de esas que te dejan con la boca abierta cuando aparece. De rostro perfectamente triangular, con pómulos altos y una mirada de un verde nunca visto.

John Garnier, Jean, es un joven de 27 años. Rosie su madre. Y Clemence Kriszewckanszki, la única testigo.

Me ha gustado mucho esta pequeña joyita Rosy & John. Digo pequeña por que sólo tiene 160 páginas con muchos espacios en blanco. Me la leí en dos sentadas. Como cuenta el autor, esta novela surge cuando la editorial SmartNovel le propone escribir un folletín para smartphone, con episodios que no debían sobrepasar las tres páginas de una pantalla normal. Es decir, el tiempo medio que pasa un parisino en el metro entre dos trasbordos. El texto se tituló entonces Les Grands Moyens.

Esta historia, una vez liberada de las exigencias de la edición digital, se convirtió en Rosy & John cuando fue publicada por Livre de Poche con ocasión de su sexagésimo aniversario. Cronológicamente esta situada entre Alex y Camille.

Es una narración que casi no puedes dejar de leer. Me ha parecido una idea muy original, que inicialmente te impacta, te mantiene expectante, y que tiene un desenlace inesperado y muy bien construido. Muy recomendable.
Por cierto Rosy & John es una canción de Gilbert Bécaud.

Anuncios