Entry Island

El detective Sime Mackenzie es uno de los protagonistas de la novela Entry Island (2014), del autor escocés Peter May.

Sime es detective, sargento enquêteur destinado en la Sûreté de Policía del 1701 de la Rue Parthenais, en la isla de Montreal. Le han enviado a investigar, junto con un grupo de detectives, a las islas de la Magdalena, en el golfo de San Lorenzo. Padece insomnio y se siente acuciado por la soledad y la mala conciencia, sobre todo desde que se separó de Marie-Angie, también policía. Es alto y delgado, un tanto encorvado hacia adelante. De pelo casi tan rubio como los escandinavos, aunque empieza a agrisársele en las sienes. Viste unos vaqueros, unas botas de cuero y una chaqueta de algodón con capucha. En el Starbucks de la Avenue du Mont-Royal Est se pide un caramelo macchiato mediano. Le gusta el whisky. Recuerda a su hermana Annie.

Otros personajes:

Daniel Crozes es teniente, el jefe de grupo enviado a investigar la muerte de un comerciante de langostas muy rico. Croces es muy atractivo, siempre bronceado.

Thomas Blanc es agente de supervisión. Bajo y rechoncho, de coronilla calva y reluciente.

Lapointe es sargento, de cincuenta y tantos años, tiene artritis en las manos y luce un bigote negro y puntiagudo veteado de hebras grises.

Marie-Angie es investigadora especialista en escenarios del crimen. De cabello corto y castaño con mechones rubios, su figura atlética le da cierto aire masculino. Con ojos de un color verde agua y unos labios carnosos y rojos, con una sonrisa que desarma a cualquiera. Ha estado casada con Sime, aunque ahora no se llevan nada bien.

André Ancoin es otro sargento enquêteur, de mediana edad y falto de experiencia.

Michel McIvir es el capitán de la división, con apenas 40 años.

Me ha gustado mucho Entry Island, novela escrita por su autor tras la excelente trilogía de las islas Lewis. En realidad me han parecido dos novelas en una. Como en las novelas anteriores, May combina la narración del presente con otra del pasado, que en esta ocasión parece soñar el protagonista. El detective Mackenzie es un personaje apesadumbrado, presa de un divorcio mal llevado y en medio de una investigación que parece que puede tener algo que ver con sus antepasados. Excelente la ambientación, islas canadienses, con sus tormentas y su clima extremo, siempre lloviendo. Belleza y poesía envuelven esta investigación larga y enrevesada. Muy recomendable.

La extraordinaria “The Lewis Trilogy” se compone de las novelas :

La isla de los cazadores de pájaros (2011), El hombre sin pasado (2012) y El último peón (2013).

Anuncios