Los dioses cansados

El inspector de policía Nicolás Gallardo es uno de los protagonistas de la novela Los dioses cansados (2016), del autor sevillano Andrés Pérez Domínguez.

Gallardo es inspector del Grupo de Homicidios de Sevilla. A punto de cumplir 45 años, acaba de volver después de haber estado unos años en Madrid y Berlín. Está divorciado de Sara con quien tiene una hija, Laurita. No la ve muy a menudo, pero quiere remediarlo. En verano suele vestir camisas holgadas y vaqueros gastados. Le adornan las sienes unas pocas hebras grises, que le confieren un punto de madurez. Ojos entre el verde y la miel, según la luz. Lleva una mochila al hombro y un sombrero para resguardarse mínimamente del sol de justicia sevillano. Suele trasladarse en bicicleta y en el metro, aunque también conduce un Touareg que se compró en Alemania. No le gustan las corbatas, le aprietan mucho. Le gusta escribir, ganó un concurso de relatos de la Policía. Apenas bebe alcohol. En un bar de la calle República Argentina de Sevilla se pide para comer salmorejo, ensalada y una cerveza sin alcohol, con tanto calor no le apetece nada más. Suele llevar una Smith & Wesson de cinco balas.

Otros personajes:

Eugenia Plaza es comisaria de la Brigada de Policía Judicial. Algo más joven que Gallardo con quién se lleva muy bien. Divorciada de un juez prometedor. Carmen es su madre.

Morales es inspector de la misma jefatura.

Pacheco es un poli que no se lleva nada bien con Gallardo, tuvieron sus diferencias en el pasado. Remilgado, con bigote, siempre apesta a colonia.

Marisol Vélez es inspectora de la Científica.

Cesar Vivanco es un joven agente. Con los pantalones y la camisa azul marino de manga corta perfectamente planchados y sin mácula y los zapatos lustrosos, parece un marinero que espera el visto bueno de su superior para disfrutar de una tarde de permiso.

Benito Ferreira es empleado de un importante constructor, que además compra inmuebles y trata de revenderlos, pero la crisis también ha llegado para los especuladores. Está casado con Inma y tienen dos hijos. Visita la Iglesia de la Caridad, le gusta mirar los cuadros de Valdés Leal. Como melodía en su móvil tiene “Amargura“, una marcha procesional.

Belén y Álvaro son una pareja de jóvenes ejecutivos. Comen en un restaurante sevillano a orillas del Guadalquivir. Sin quererlo, pasaban por allí.

Me ha gustado Los dioses cansados. Es una extensa novela negra que además nos muestra el lado humano de sus diferentes personajes. Un accidente, un suicidio o asesinato. El inspector Gallardo ha regresado a Sevilla después de haber estado siete años fuera y se encuentra sumido en una investigación con muchas ramificaciones. El telón de fondo es la crisis y la corrupción y, sobre todo, la vuelta al pasado, a un misterioso orfanato, abusos sexuales a menores, la vida quebrada de una joven violada y maltratada, donde policías, Iglesia y empresarios poderosos siempre protegen al señorito. Sus protagonistas, más que venganza claman silencio.

Andrés Pérez Domínguez nace en Sevilla en 1969. Es autor de varias novelas, entre las que se encuentran La clave Pinner, (2004), El factor Einstein, (2008), El síndrome de Mowgli, (2008), El violinista de Mauthausen, (2009) o El silencio de tu nombre (2012). Tiene también publicadas novelas cortas, cuentos y relatos. También ha sido colaborador de varios medios de comunicación, como El Correo de Andalucía, Onda Cero y Punto Radio.
  

Anuncios