El faro del silencio

La escritora Leire Altuna es la protagonista de la novela El faro del silencio (2014), del autor donostiarra Ibon Martín.

Leire tiene treinta y cinco años. Es de Bilbao. Vive en el conocido Faro del Silencio, cercano a la población de Pasaia. Escribe novelas románticas con mucho éxito. Ha estudiado en Deusto. Lleva separada seis meses. Conduce una Vespa. Sus ojos color avellana están rodeados de unas ojeras que indican preocupaciones. Entrena y participa en la trainera la Batelerak de San Juan. Aunque lo dejó hace cuatro años, ahora ha vuelto a fumar Chesterfield. En la Bodeguilla se come un bocata de bonito con guindillas.

Otros personajes:

Antonio Santos es el comisario de la Ertzaintza de Errenteria. Le gustan las mujeres rubias y con buena delantera. Como sintonía de móvil tiene “Verano Azul“, que le ha puesto su hija Carola.

Ane Cestero es agente de la misma brigada, recién llegada de Arkaute. Estatura media, caderas anchas, una barbilla demasiado prominente que contrasta con una nariz achatada. Habla demasiado claro, con el atrevido descaro de la juventud, cosa que al comisario no le gusta nada.

Gisasola es el forense. Practica surf, tiene un cuerpo atlético, un rostro bronceado y un flequillo que el agua del mar había vuelto rubio.

Ibarra y García son otros agentes.

Irigoyen es el criminólogo. Tiene poco más de cincuenta años. Su cuidada perilla gris parece reptar por la mandíbula hasta alcanzar las patillas en un claro intento de desviar la atención de un ojo que bizquea.

Y el Triki, el Peru, Macho, el Chino, Kuko …

Me ha gustado El faro del silencio. Todo empieza cuando una noche aparece el cadáver de una mujer a las puertas de un faro de la costa vasca. El asesino se ha llevado la grasa de su abdomen. La escritora Leire Altuna, que vive en dicho faro, es quien la encuentra. Como parece que no se llevaba bien con ella, pasa a ser la principal sospechosa. Se suceden más asesinatos. Algunos piensan que es imitador del Sacamantecas, el brutal asesino en serie que aterrorizó Vitoria en el siglo XIX. Ambientada en la actualidad y en los años 80 extraña que no se mencione para nada el conflicto y la violencia armada que sucedían por entonces. Es una narración que te mantiene en vilo hasta el final ¿Quién es el asesino? Nada es lo que parece.

Ibon Martín nace en Donostia en 1976. Es licenciado en periodismo por la Universidad del País Vasco. Ha publicado varias guías de montaña que le han convertido en un autor de referencia del excursionismo vasco. El el año 2013 sale a la venta su primera novela El valle sin nombre, un relato medieval que tuvo mucho éxito y que agotó su primera edición en pocas semanas. Posterior a El faro del silencio, en 2015, aparece La fábrica de las sombras, también protagonizada por la escritora Leire Altuna.

Anuncios