Te dejé ir

Te dejé ir

te-deje-irEl policía Ray Stevens es uno de los protagonistas de la novela Te dejé ir (2014), de la autora británica Clare Mackintosh.

Stevens es detective inspector del Departamento de Investigación Criminal de Bristol. Un brazo de la silla de su oficina lleva roto al menos un año. Conduce un Mondeo. Tiene una BlackBerry. Suele tararear la banda sonora de “Carros de fuego“. Su mujer, Mags, también fue policía. Llevan 15 años casados y tienen dos hijos, Tom y Lucy.

Otros personajes:

Kate es una agente que solo lleva dos meses en el departamento de Ray. Tiene  30 años. Es una poli muy buena. Conduce un Corsa camuflado. El único maquillaje que lleva es el lápiz de ojos. Unos rizos de color castaño oscuro le caen por delante, pese al clip de carey que, supuestamente, debía sujetarlos en su sitio. Viste unos pantalones grises entallados y un suéter encajado, encima del cual lleva una chaqueta ligera. Es seguidora del Bristol City. Su novio trabaja como chef en un restaurante.

Jake Owen, más conocido como “Stumpy” (renacuajo), es un sargento veterano del mismo departamento. Un hombre de poca estatura y mucha fuerza. Ray confia mucho en él.

Dave Hillsdon es el agente más entusiasta de la brigada, un tanto inconformista.

Malcon Johnson, un policía muy formal, último del DIC.

Diana Heeath es agente del Departamento de Tráfico de la policía.

Frank Rushton es inspector de Swansea. Es unos pocos años mayor que Ray, con un físico que sugería que se sentía mil veces más cómodo en el campo de rugby que en el despacho.

Olivia Rippon es la jefa de policía. Brillante, pero aterradora. Es una de esas mujeres que han nacido para llevar uniforme, con el pelo oscuro recogido en un sobrio moño y unas piernas recias ocultas bajo unas tupidas medias negras.

Jenna Gray es el personaje con mayor presencia en esta narración. Es escultora, trabaja haciendo piezas de cerámica. Quiere huir como sea de Bristol. Adopta un perrito, un collie al que llama “Beau”. Llamativa, más que guapa. Tiene la nariz fina, aunque larga, y su piel blanca está cubierta de tantas pecas que se amontonan en algunas zonas. Tiene los ojos verdes ligeramente orientados hacia arriba, que le dan un cierto aspecto felino, y una melena castaña rojiza que le llega hasta los hombros. De complexión delgada.

img_20160713_201153
Clare Mackintosh en la Semana Negra de Gijón 2016

Me ha gustado mucho mucho Te dejé ir. Aunque, eso sí, hay que reconocer que es una novela trampa. Su lectura nos lleva por un camino que de pronto se quiebra. Nada es lo que parece. Tiene capítulos que te dejan helado. Malos tratos, violencia de género. Efectivamente, como he leído por ahí, es un thriller inteligente que hace gala de una escritura de calidad, tiene unos personajes muy atractivos, buenos diálogos y unos giros argumentales de alucine. No te deja en paz hasta la última frase. Y después menos. Lo dicho, lectura muy recomendable, de lo mejorcito que he leído ultimamente.

Clare Mackintosh es nacida en Bristol, Reino Unido. Trabajó doce años en la policía británica, en el departamento de investigación criminal, y como comandante de orden público. Dimitió en el 2011 para empezar a trabajar como periodista freelance y consultora de redes sociales. Esta novela Te dejé ir es la primera publicada y ya ha obtenido un gran éxito de crítica y público. Los derechos de traducción ya han sido cedidos a 27 países.

Anuncios