Del otro lado

del-otro-lado-michael-connellyEl expolicía Harry Bosch es el protagonista de la novela Del otro lado (2015), del escritor estadounidense Michael Connelly. Es la decimoctava entrega de esta saga publicada en nuestro país.

Bosch lleva unos meses retirado de la policía de Los Angeles, aunque está pendiente de una demanda que ha interpuesto para poder cobrar completamente su jubilación. Se ha puesto a restaurar una vieja motocicleta Harley, con motor Panhead, de los años cincuenta. Es como la que montaba Lee Marvin en Salvaje. La heredó de un amigo del ejército que acabó suicidándose en un acantilado de Oregón. Su casa está en un voladizo sobre la ladera oeste del paso de Cahuenga, lo que le brinda una vista panorámica por encima de la autovía 101 hasta Hollywood Heights y Universal City. Después de comer en la terraza de atrás escucha “Naima“, la oda de John Handy Quinter a John Coltrane de 1967. Harry la consideraba una de las mejores actuaciones de saxofón grabada en directo. Sigue conduciendo su viejo Cherokee. Se come con los dedos unas costillas de cordero, finas y crujientes, apiladas encima de una base de arroz frito. En la barra del Musso’s se pide un Martini vodka. Le sigue acompañando su pistola Kimber Ultra Carry. Su hija Maddie estudia Psicología y está de prácticas en el programa Police Explorer. Quiere ser criminóloga.

Otros personajes:

Mickey Haller es un famoso abogado, hermanastro de Harry. Quieren rodar una película sobre uno de sus casos más conocidos, que estaría protagonizada nada menos que por Matthew McConaughey. Vive en una casa de Laurel Canyon.

Lucy Soto es una antigua compañera de Bosch en el departamento de policía de Los Angeles. A primera hora de la mañana se toma un café del Starbucks de la Primera,  a una manzana de su comisaría; y por las noches unas “Modelo” en el Eastside Luv, un bar exclusivo de hipsters chicanos. En sus brazos lleva unos tatuajes que no está autorizada a mostrar en su trabajo.

Virginia Skinner es una periodista política del Times. Está saliendo con Harry, pero las cosas no van muy bien.

Cornell y Schmidt son agentes del sheriff del Condado de West Hollywood.michael-connelly-foto-mark-delong-photography

Ellen Tarker es una fiscal muy buena en su trabajo.

Nancy Mendenhall, de Asuntos Internos. Alrededor de los 50. Morena, de ojos oscuros y piel suave.

Dick Sutton es un investigador veterano de la Unidad de Homicidios del Depatamento del Sheriff. Nacido en Oklahoma. Según Bosch, es un tipo franco.

Ellis y Long son otros dos detectives de la policía de Los Angeles.

Me ha gustado mucho Del otro lado. Echaba de menos a Bosch, Harry Bosch. Esta narración es un compendio de cómo se debe llevar a cabo una investigación. Leyendo el expediente, mirando las fotografías de los cadáveres, buscando pistas, entrevista tras entrevista, hasta el mínimo detalle. Así lo hace nuestro sabueso. Aunque se acaba de retirar de la Policía, acepta encargarse de un caso que le propone su hermanastro, el abogado Haller. Esto significa pasar al otro lado, tratar de demostrar que el detenido no es culpable. Bosch sabe que sus ex compañeros, policías, detectives, fiscales, no se lo perdonaran. Lo dicho, nos encontramos ante una auténtica novela de detectives, para mí muy recomendable.

Nota de protesta

Como ocurre con alguna que otra saga de varias entregas, en esta ocasión han publicado Del otro lado, dejando la novela anterior The Burning Room (2014) en el limbo de los dioses. ¿Por qué? ¿para cuándo? Aunque se puedan leer indenpendientemente, sospecho que nos hemos perdido algo de nuestro protagonista y de los personajes que le rodean. Supongo que las editoriales poco piensan en los lectores, solo en qué les va a ir bien para tener más beneficios. Una pena.

Por cierto, ya ha publicado Connelly la que sería su novela número veinte con Harry Bosch de protagonista. Su título en inglés The Wrong Side of Goodloye (2016).

Anuncios