El caballo negro

caballo-negroEl sheriff Walt Longmire es el protagonista de la novela El caballo negro (2009), del novelista y dramaturgo estadounidense Craig Johnson. Es la quinta entrega de esta saga publicada en nuestro país.

Walt sigue siendo sheriff del condado de Absaroka, en el que ya lleva un cuarto de siglo. Conduce un Lincoln Town Car color plomo, alquilado para la misión que tiene que llevar a cabo. Sigue teniendo a su perro llamado “Perro”. Su hija Cady se ha marchado a su casa de Filadelfia. Come en La Abeja Hacendosa. El otoño es su estación preferida. Toma café en su taza desportillada de los Broncos de Denver. Bebe cerveza Rainier. Recuerda su paso por la guerra del Vietnam. La última vez que fue al cine fue en 1974. Era una sesión doble, ponian La venganza de Ulzana Quiero la cabeza de Alfredo GarcíaWalt fue boxeador de joven. Sigue con sus gafas Ray-Ban y su linterna Maglite. Escucha a un turpial gorjeador, grande y de color amarillo, un pájaro robusto que anida en los pastizales de las llanuras y es famoso por su canto.

Otros personajes:

Victoria “Vic” Moretti, poli, mano derecha de Walt. Muy atractiva, de ojos lupinos de color oro bruñido. Espesas pestañas. Se pinta las uñas de rojo. Calza botas militares. Bebe Red Bull.

Henry “Oso en Pie” es un indio cheyenne, el mejor amigo de nuestro sheriff. En esta entrega tiene poca presencia protagonista.

Frymire y el agente de origen vasco Saizarbitoria son los ayudantes de Walt.craig-johnson

Lucian es el sheriff retirado, antiguo jefe de Walt.

Ruby es la secretaria de la comisaría, de ojos azul neón. Sujeta sus gafas con una cadena de perlas, evocando la vívida imagen de una maestra de primaria.

Kyle Stramb es el actual fiscal. Se quiere presentar a sheriff del condado.

Me ha gustado mucho El caballo negro, aunque en realidad sea una yegua. Sigue la línea de las anteriores entregas de Craig Johnson y su particular sheriff Walt Longmire. Se trata de una ardua investigación en terreno rural, caballos, granjas, establos, pájaros … y nuestro sabueso desentrañando un crimen cuyo autoría parecía estar muy clara. Pero Walt no ceja y acude sobre el terreno para asegurarse y los indicios empiezan a parecer lo que no eran. A lo largo de toda la novela, el sheriff Longmire es omnipresente. Tiene momentos de belleza, amistad, tristeza y un desenlace potente, que en los capítulos finales te clava a las páginas hasta su final. Lo dicho, lectura muy recomendable.

Las cuatro novelas anteriores en castellano de esta saga son: Fría venganza (2004), Una muerte solitaria (2006), Castigo para los buenos (2007) y Los mocasines de otro hombre (2008).

Anuncios