OFFSHORE

9788490663851El comisario Kostas Jaritos es el protagonista de la novela Offshore (2016), décima entrega de esta saga escrita por el autor turco afincado en Grecia, Petros Márkaris.

Jaritos sigue siendo comisario del Departamento de Homicidios de la policía griega en Atenas. Vuelve a conducir su Seat. Como siempre, desayuna un café y un cruasán. Vive en la calle Aristokleus. Consulta regularmente el Dimitrakos. En un restaurante italiano, al que va con toda su familia a comer, se pide unos tortellini a la marinera, que le parecen un auténtico manjar. Su mujer, Adrianí, sigue cocinando unos excelentes tomates rellenos. Su hija Katerina, su marido Fanis y sus amigos, Maña y Uli, aparecen a menudo en su casa para cenar en familia y celebrar que la situación económica del país ha mejorado ostensiblemente.  También el tráfico de Atenas está muy presente en esta narración.

Siguen acompañando a Jaritos los de siempre: o sea, Zisis que dirige un refugio para los sin techo. Vlasópulos, el agente mano de derecha de nuestro sabueso, además del resto de la brigada Kula, Papadakis y Dermitzakis.

Guikas es el director, el jefe de Jaritos. Dimitriu, de la científica. Anamàdis, forense. Jarikakis, un cincuentón de la Unidad Antiblanqueos.imagen124826g

Además, Gonatás, de la Brigada Antiterrorista. Spiridakis, de la Unidad de Delitos Económicos Y Sotirópulos, un periodista retirado, viejo conocido de Kostas.

Me ha gustado Offshore, pero la verdad es que no sé qué pretende Márkaris. Tras sus anteriores novelas ambientadas en la durísima situación económica y humana por la que pasa el pueblo griego, a causa de unos terribles recortes impuestos por la troika y mercados afines, en esta ocasión, así de pronto, en apenas tres meses de un nuevo gobierno, la situación es totalmente diferente: ha florecido el dinero por doquier, han subido los salarios, ha bajado el paro, se están instalando y volviendo a Grecia importantes empresas. Y todo porque un nuevo partido ha pedido a los griegos tres meses para darle la vuelta a la economía del país. No sé si puede ser un sueño, una fábula, una ilusión, una auténtica visión de futuro o si realmente es algo que puede pasar cualquier día. Cuando leáis la novela y su final, ya me contaréis.

Este es el fondo de la narración, el sorprendente y milagroso giro en la economía griega, pero mientras tanto, Jaritos y su equipo tiene que investigar el asesinato de un funcionario de la Secretaría de Estado de Turismo, que aparece muerto en su casa, atado a una silla y con un tiro en la cabeza. Entonces aparece otro cadáver y los asesinos, que son emigrantes todavía más pobres que los griegos, se dejan atrapar a las primeras de cambio.

¿Y la luz se hizo?

Anuncios