Torst

51i57jyufuL._SX327_BO1,204,203,200_“Se vió reflejado en el cristal de la portezuela trasera del coche. Esbelto, pero no tan delgado como unos años antes. Tres kilos más de músculo. Otros dos kilos de los días de tranquilidad. Y una vida más sana. Pero el rostro que le devolvía su mirada era la prueba de que no siempre había sido así. La red de finos capilares rojos en el blanco de los ojos y bajo la piel hablaba de un pasado marcado por el alcohol, el caos, la falta de sueño y los malos hábitos. La cicatriz que iba de la oreja a la comisura de los labios, de situaciones desesperadas y de falta de control sobre sus impulsos. El hecho de que sujetara el cigarrillo entre el índice y el anular con el anillo de boda, de que en esa mano ya no tuviera el dedo corazón, era otro relato de asesinato e infamia escrito con carne y sangre” (La sed, p. 80 ed. española)

Harry Hole es el protagonista de la novela Torst (2017), “La sed” en castellano, del escritor noruego Jo Nesbo. Es la decimoprimera entrega de esta saga.

El ex comisario Hole tiene cuarenta y muchos años. Lleva tres felizmente casado con Rakel. Ahora Harry se levanta feliz. Vive en la calle Holmen Kollen, en Besserud, un barrio de Oslo. Le gusta tomar el café recién molido. Fuma Camel. Da clases en la Escuela Superior de Policía. Utiliza gafas para leer. Recuerda haber visto una película de James Gray. Lee libros de Haruki Murakami. Para mantenerse en forma corre y hace pesas. En un momento determinado le viene a la mente un viaje a Moscú, que hicieron su hermana y él con sus padres, y en el que visitaron la casa donde había vivido Fiódor Dostoievski. Tal vez por eso la lectura de Crímen y castigo, tres años más tarde, le causó una impresión muy fuerte. Harry hace subir el volumen del amplificador y los Jayhawks cantan “Tampa to Tulsa” un poco más alto.Jo-Nesbø-ny-330x490

Otros personajes:

Katrine Bratt, recién ascendida a comisaria. Últimamente bebe White Russians porque Jeff Bridges los tomaba en “El gran Lebowski”. Recuerda que tuvo un novio aficionado al parapente y otro que le decía que roncaba por dos. Bratt es una buena y meticulosa policía que admira a Hole, aunque a veces recela un poco de él.

Truls Berntsen es un agente que lleva 15 años en el cuerpo. Ahora, enchufado por el jefe de policía, está en Delitos Violentos. De rostro surcado por cicatrices, frente abombada y el nacimiento del pelo extrañamente retirado. Su mirada es perruna, sumisa y peligrosa. Aprovecha en el trabajo, en su cubículo, cuando nadie le mira, para ver la serie The Shield. En el coche escucha Ace of Spades de Motörhead. Como melodía de móvil tiene I’m Not a Girl de Britney Spears.

Anders Wyller es un poli novato, muy guapo, de rostro expresivo y pelo claro. Tiene alergia al látex. Escucha a U2 y se descarga lo último de Father John Misty. Le gustaría ser como Hole.

Bjorn Holm es el jefe de la policía científica, siempre con su gorro rastafari a rayas verdes, rojas y amarillas. Conduce un legendario Volvo Amazon, modelo 1970, pintado de negro con una franja de rombos, como los de carreras, que cruza el techo y el maletero. Le suena como melodía del móvil Your Cheatin’ Heart de Hank Williams.

Tord Gren, “Zancas”, es un experto en informática. Zahra es forense, lleva hiyab. Hagen es el jefe del grupo de Homicidios. Y Skarre un agente chusco.

Michael Bellman es el jefe de policía. Lleva un parche en un ojo, pero sigue siendo atractivo. Casado con Ulla, una mujer muy hermosa.

Mona Daa es periodista de VG Digital. Conduce un coche eléctrico. Escucha a The Rubinoos. Suele ir al gimnasio a altas horas de la noche. Se pone “Old Spice”.

Me ha gustado mucho La sed, la vuelta de Harry Hole, ahora fuera de la policía, está dando clases a futuros agentes. Pero … un asesinato y luego otro más, con tintes vampiristas, algo le recuerda a Hole lo que ocurrió unos años atrás. Presionado y chantajeado por el jefe de policía, nuestro sabueso se pone investigar. Las mujeres asesinadas tenían página en la red social Tinder  y concertaban citas. Nesbo hace sus clásicos giros en la trama, te lleva por un lado donde parece muy claro quién es el asesino, para que luego sea otro, o quizás tampoco. Lo dicho, lectura muy recomendable, donde nos encontramos inicialmente al ex comisario Harry Hole tranquilo, pero que al poco tiempo tiene que volver a rememorar un caso inacabado en su pasado, sus problemas con el alcohol, su familia, policías que solo piensan en ascender …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s