La habitación en llamas

51CM5w3GhuL._SY346_El detective Bosch, Harry Bosch, es el protagonista de la novela La habitación en llamas (2014), del escritor estadounidense Michael Connelly. Esta novela es anterior a la última publicada en nuestro país Del otro lado (2015). ¿Alguien sabe el porqué de este desorden? En fin …

Bosch es detective de la Policía de Los Ángeles, Unidad de Casos Abiertos. Le queda poco más o menos un año para su jubilación definitiva. Según el Jefe de Policía es un espalda plateada. Vive con su hija Madie, que tiene 17 años. Le gusta tomar el café en el Starbucks que está a una manzana de la calle 1, cerca de la comisaría. En el Nickel Diner cena un bistec a la plancha con una botella de Newcastle. De postre toma un dónut de la casa hecho al horno y glaseado con jarabe de arce y trozos de beicon. En el Blue Whale escucha tocar a Grace Kelly y su cuarteto, una joven saxofonista de sonido poderoso. En su casa escucha un disco, Dear Miles de Ron Carter.

Otros personajes:

Lucía Soto, Lucky Luci, es la nueva detective compañera de Harry. Tiene 28 años y no lleva ni cinco en el cuerpo. Bajita y bien proporcionada, pesa 50 kilos a lo sumo. Viste un traje chaqueta que se ha puesto de moda entre las mujeres detectives, porque permite llevar la pistola en la cadera en lugar de un bolso. Es de orígen mexicano, habla español e inglés con fluidez. Utiliza un iPhone. Bebe Coca-Cola Diet. Vive en Redondo Beach, al sur del aeropuerto de L.A. Le han concedido la medalla al valor tras abatir a unos atracadores miembros de Calle 13, una de las bandas más violentas que actuaban en la ciudad.

Teresa Corazón es jefe de forenses. No es muy alta, a veces se tiene que poner de puntillas cuando está realizando una autopsia. Hace muchos años tuvo una aventura con Bosch.

Gun Chung es técnico de laboratorio de balística.

Wiston Samuels, teniente de la Unidad de Casos Abiertos.

George Crowder es capitán, jefe directo de Harry.

Bailey Copeland de la Unidad de Vídeo y Datos de la Policía de L.A.

Virginia Skinner, periodista veterana del Times. Cumple 50 años.aaeiMM7Z

Sherma Barthlett es jueza. Cuando era fiscal, su apodo era “la Contable”, especializada en delitos financieros, posee una memoria maravillosa para todo lo relacionado con los números, desde códigos penales o hasta números de teléfono. Es una mujer muy amable que se lleva muy bien con Bosch.

Ricky Childers es un detective de la ciudad de Tulsa. Tiene unos 45 años. Se mantiene en forma. Habla arrastrando las palabras. Luce un poblado bigote que le da un aura extra de pistolero del antiguo Oeste. En mangas de camisa y el arma en una cartuchera de hombro.

Me ha gustado mucho La habitación en llamas. Reconozco que el tandem Connelly/Bosch está en mi lista de favoritos. Nunca me defraudan. En esta ocasión, nuestro sabueso, acompañado de la detective inexperta Lucía Soto, investiga la muerte de un hombre a consecuencia de las complicaciones de un balazo que recibió diez años. Aparecen implicados políticos y empresarios muy influyentes. A iniciativa de su compañera Soto, se meten además con otro caso sin resolver, las muertes de varios niños en un incendio ocurrido veinte años atrás. Harry Bosch está punto de jubilarse, pero demuestra que sigue siendo un extraordinario detective. Lo dicho, novela muy recomendable para los amantes del género policiaco y de investigación.

Dos novelas escritas y ya publicadas en EE.UU quedan por llegar a nuestro país:

The Wrong Side of Goodbye (2016) The Late Show (2017)


Anuncios