La mala hierba

“Cuando los corderos se pierden en el monte, dijo, se les oye llorar. Unas veces viene la madre. Otras el lobo.”

Cormac McCarthy, Meridiano de sangre

EL019517Jacobo, alguien que había tenido un excelente puesto de trabajo y que ahora, en plena crisis económica, está en el paro, y la abogada Nora Cuevas son dos de los personajes de la novela La mala hierba (2017), del autor lorquino Agustín Martínez.

Jacobo tiene 44 años y, a pesar de su diploma en Empresariales, su máster en Estadística o sus años de experiencia en la Agencia Europea de Trenes, está en el paro. Como mucho, acepta algún miserable trabajo mal pagado y en negro. Está casado con Irene y tienen una hija, Miriam. Tiene discos y casettes de los 80, entre ellos uno del grupo Los Housemartins. Últimamente tiene problemas con el alcohol.

Nora es abogada y tiene algunos kilos de más. Se imagina a sí misma como una de esas mujeres solitarias y autosuficientes de los cuadros de Hopper. Lleva un vestido de pequeñas flores rosadas. Le gustan los helados de stracciatella. Conduce un Ford Fiesta. Tararea Sorry de Justin Bieber. Ha aprendido a preparar sushi. Se aloja en la “Venta del Cura”. Tiene una hermana, Carmela.

Otros personajes:

Almela es sargento de la Guardia Civil. Tiene 60 años y está al final de su carrera. De tez morena y gesto fúnebre. Los domingos toma el aperitivo con su familia por el paseo marítimo. Viste de paisano con un polo rosa de Ralph Lauren, unos pantalones vaqueros por encima de la cintura, que dejan a la vista unos calcetines blancos y unas zapatillas Nike.

Ginés Salvador es vecino de Portocarrero, casado con la Fuertes, de pelo engominado, con rizo pequeño y la camisa abotonada hasta el cuello.

agustin

Alberto es hermano de Irene, por lo tanto cuñado de Jacobo. De adolescente le llamaban “el Espartero”. Tiene una prominente barriga. Está casado con Rosa.

Verónica es psicóloga y Eliseo Torres periodista. Hace el seguimiento del Almería Fútbol Club.

Zoran y Sinisa son dos serbios, sicarios y traficantes.

Miriam es la hija de Jacobo e Irene, de 14 años, una adolescente con un coeficiente intelectual muy alto. Imita el estilo de la cantante neozelandesa Lorde, con los ojos y los labios pintados de negro, un top ceñido y los vaqueros rotos. Gran parte de lo que sucede en esta novela gira al borde de Miriam.

Y el Rubio, el Jifero, el Indio, Lagarto o la señora Concha, que lleva la pensión del pueblo.

Me ha gustado mucho La mala hierba. La narración transcurre en Portocarrero, una ciudad ficticia en el desierto de Almería. Siempre con un calor asfixiante y un sol de justicia. Novela coral con personajes excelentemente dibujados. En una localidad perdida sus habitantes  se odian y se lían a la vez. Se maltratan y se quieren. Una familia llega de la capital y se agravan los problemas. Empiezan a salir a la luz secretos inconfesables. Aparecen sicarios serbios. Poco a poco vamos descubriendo que nada es lo que parece, con un giro inesperado en su desenlace final. Es una novela muy recomendable, aunque a veces llega a ser sofocante. Deja en evidencia las miserias de los seres humanos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s