La puerta pintada

9788466656115El médico forense Manuel Vega es uno de los protagonistas de la novela La puerta pintada (2015), del autor navarro Carlos Aurensanz.

Don Manuel, como le llama todo el mundo, es forense. Está casado con Margarita. Se les murió un hijo, Alfonso. Siempre con su sombrero de ala ancha. En la librería Royo compra el ABC y el Diario de Navarra. Toma Ponche Caballero. Lee novelas de Pemán. Le gustan las corridas de toros. En música, disfruta con los maestros italianos del Barroco. Escucha a Pergolesi, Stabat Mater dolorosa. En un determinado momento, abre una botella de Marqués de Riscal, un tinto reserva de 1945.

Otros personajes:

Salvador Urrutia. Así como en la primera parte de la novela, año 1949, don Manuel es el protagonista principal; en la segunda, año 1936, Salvador es el personaje con mayor protagonismo. Es impresor y militante de Izquierda Republicana. En su imprenta se hacen todas las octavillas y pasquines del Frente Popular para las elecciones del 16 de febrero de 1936. Tiene 26 años, es muy alto y oriundo de una pequeña ciudad de Vizcaya.

Acompañan a don Manuel en las partidas de cartas, en el Nuevo Casino de Puente Real, el capitán de la guardia civil Domingo Solís, mosén Hipólito y Santiago Crespo, el alcalde.

Herminio Polo es el primer teniente de alcalde y jefe local del Movimiento en 1946. Viste camisa azul mahón, en cuyo bolsillo derecho destaca el escudo con el yugo y las flechas, emblema de la Falange. Con el cabello repeinado y engominado.

Don Serafín es el deán de la catedral de Puente Real, que ocupa su amplio despacho en el Palacio Decanal. Armando Garbayo es el nuevo juez de la plaza.

Teresa Monreal, esposa de Salvador, es maestra y directora de la escuela ubicada en un edificio histórico de la plaza del Mercadal,  junto a la iglesia de San Jorge. Como su marido, también afiliada a Izquierda Republicana. Está leyendo «Orgullo y prejuicio» de Jane Austen.Carlos_Aurensanz

Aquiles Cuadra, teniente de alcalde en 1936, también de Izquierda Republicana, es abogado.

Angel Expósito es campanero, excombatiente y mutilado de guerra. Ha luchado con los nacionales en Belchite, junto a muchos requetés navarros. Es un extraordinario dibujante. Se pone Varón Dandy.

Carmen Hualde, Carmencita, es la chica que sirve en casa de don Manuel, y que adquiere protagonismo en algunos momentos decisivos de esta narración.

Me ha gustado mucho La puerta pintada. Una novela negra con tintes históricos y artísticos. Transcurre en dos períodos: en 1936, antes, durante y poco después del alzamiento militar contra la República; y en 1949, con la dictadura franquista ya consolidada. Se localiza en la ciudad ficticia de Puente Real, muy parecida a Tudela, en Navarra. La aparición de un cadáver junto al río que pasa por la ciudad trastoca la vida de los habitantes de esta tranquila ciudad de provincias en la posguerra. Pero sólo es el principio de una serie de extraños crímenes. Don Manuel, el forense, con Solís, el capitán de la Guardia Civil, tratan de investigar qué puede relacionar a estos muertos. Guerra, posguerra, odio, amor y venganza se suceden a lo largo de esta historia. Cabe resaltar el precioso «Cuaderno de imágenes» de la Puerta del Juicio de la Catedral de Tudela, que podemos admirar como epílogo de esta novela. Lectura muy recomendable.

Carlos Aurensanz (1964, Tudela, Navarra) es licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza. Es autor de la trilogía Banu Qasi, que se compone de Los hijos de Casio (2009), La guerra de Al Ándalus (2011) y La hora del califa (2013). Tres novelas de narrativa histórica que tuvieron una magnífica acogida tanto del público como de la crítica. En el 2016 publica Hasday, el médico del califa, hasta ahora su último libro.