El lado oscuro del adiós

9788491049166Harry Bosch es el protagonista de la novela El lado oscuro del adiós (2016), vigésima entrega de esta saga escrita por el autor de Philadelphia, Michael Connelly.

Harry es ahora detective privado. Estuvo treinta años en el Departamento de Policía de Los Ángeles. Viste tejanos, camisa azul vaquera y una chaqueta de pana gris marengo que tiene al menos doce años. Eso sí, guarda envueltos en plástico los trajes de sus días en el departamento. Conduce un Cherokee de veintidós años. Escucha un CD de Christian Scott, un joven intérprete de trompa. Ahora suena Naima una versión que, según Bosch, está a la altura de la clásica que John Handy había grabado cincuenta años antes.

Harry saca del congelador unos gofres Eggo para desayunar. Suele consumir comida rápida. Compra algo para comer en un In-N-Out, unos tacos en Poquito Más, o un sándwich de carne en Giamela’s.  Odia las cápsulas de Nespresso. En el tono de llamada de su teléfono, cuando le llama su hija Maddie, tiene Black Sun, de Death Cab for Cutie. Recorriendo el Arts District, reconoce que es algo más que un barrio, es un movimiento.

Otros personajes:

Anthony Valdez es jefe de policía en la ciudad de San Fernando.

Treviño, capitán, dirige la brigada de detectives. Toma café de Starbucks.michael-connelly-vf-cop

Bella Lourdes, detective, mide menos de metro sesenta, lleva tejanos y un polo negro con la placa del departamento y la designación de la unidad en el pecho izquierdo. Su pistola y su verdadera placa estaban en su cinturón.

Megan Hill, ahora es profesora de Psicología Forense en la Escuela Superior de Derecho Penal John Jay de Nueva York, antes fue miembro del FBI. Se lleva bien con Bosch.

Bhavin Kapoor es el jefe forense del condado de Los Ángeles.

Lucía Soto es otra poli, antigua compañera de Bosch en la policía de L.A.

Sisto, otro detective; y Mickey Haller, abogado, hermanastro de Harry Bosch, colaboran juntos.

Comentario:

Me ha gustado mucho El lado oscuro del adiós, en la línea de las anteriores de esta saga Connelly/Bosch. Quizás estemos ante el mejor investigador o uno de los mejores. Con el paso de los años ha tenido que dejar la policía y ahora es investigador privado, pero sigue teniendo la misma intuición. Mira, lee y relee sin parar. Un testigo, una pista detrás de otra. En esta ocasión trata de localizar a la posible heredera de un multimillonario moribundo. No obstante, hay personas con intereses y mucho poder que no quieren que Bosch encuentre a ese posible descendiente, que además es hijo de una joven mexicana, para que la fortuna de este ricachón pueda pasar a sus manos. Excelente, larga y sorpresiva investigación. Nuestro sabueso sabe que no podrá descansar hasta que encuentre la verdad. Lectura que he devorado, muy recomendable para amantes del género negro, sobre todo detectivesco. Larga vida a Bosch, Harry Bosch !