Conduce rápido

portada_19709Una joven, Erika, es la principal protagonista de la novela Conduce rápido (2014 en gallego y 2017 en castellano) escrita por el escritor suizo afincado en Galicia, Diego Ameixeiras.

Erika tiene 20 años, pero aparenta más. Tiene los ojos castaños, el pelo rapado y los pómulos prominentes. Lleva un aro en la nariz. Sus labios son carnosos y su boca grande. Pide comida a un chino: arroz con ternera al curry, pollo con almendras y pan chino. Deambula por las calles de Santiago, donde intenta robar a los turistas que llegan a la ciudad pensando que allí está enterrado el cadáver de un apóstol.

Otros personajes:

Samuel es el hermano mayor de Erika, pero parece el menor. Siempre debe dinero a su hermana. Está muy delgado. Sus brazos son finos y largos como juncos, el pecho estrecho y la piel blanquísima. El pelo, rizado y alborotado. Una pelusa cobriza sombrea sus mandíbulas. Después de ducharse se da mucho desodorante en las axilas. En casa se prepara un sándwich con lo primero que encuentra, un trozo de queso medio reseco y dos lonchas de chorizo, acompañado de Coca-Cola.

Roberto Ventura, trapichea y juega a las cartas. De sonrisa desganada. Fuma mucho.

“El Pelado”, se frota la nariz con un gesto de incredulidad. Tiene unos dedos escuálidos como crías de serpiente.

59b04e89dea15

Nerea, más o menos de la misma edad que Erika, a la que cura una herida con Betadine. De cabello liso y ojos ansiosos, pestañas largas como las espinas de un pescado, aros grandes en las orejas. Chaqueta de chándal gris.

Regueira es el propietario de un restaurante. Tiene 50 años, ojos de animal herido, frente ancha, cabello liso, cuello casi inexistente y brazos cortos pero fuertes. Suele visitar el cementerio.

Popeye es un yonqui, Garrido, Bruno …

Comentario:

Me ha gustado mucho Conduce rápido. Novela negra que transcurre casi íntegramente en la ciudad de Santiago de Compostela. Dura, desgarradora y a ratos violenta. Una joven y su hermano se encuentran en la tesitura de qué hacer cuando les ofrecen participar en la venta de un fardo de diez kilos de cocaína, encontrado tras un naufragio por temporal en una playa cercana. Traficantes, yonquis, perdedores … muy logrados los personajes secundarios. Es una novela corta, de poco más de 150 páginas, que no te deja respirar. Lo dicho, lectura negra muy recomendable.

Diego Ameixeiras (Lausanne, Suiza, 1976). Además de escritor, es periodista y guionista. Su primera novela traducida al castellano, Dime algo sucio (2011), recibió el Premio Especial de la Semana Negra de Gijón. Otra novela también publicada en Akal, como esta que hoy reseñamos, es Matarte lentamente (2015). Entre otros medios escribe para “La voz de Galicia“.

Entrevista en la televisión de Galicia del 01/12/2014

Entrevista en la televisión de Galicia del 08/03/2015

 

 

Anuncios