Benditos sean los muertos

9788415937586_L38_04_xEl oficial de la policía judicial y detective Emmanuel Cooper es el principal protagonista de la novela Benditos sean los muertos (2012), de la autora de Swazilandia Malla Nunn.

Cooper es oficial de la policía judicial, Departamento de Investigación Criminal de West Street, en Durban, Sudáfrica. Viste un traje de chaqueta azul y un sombrero negro. Porta un revolver Webley. Conduce un Chevrolet negro de la policía. Está divorciado, después de un breve matrimonio con Ángela. Tiene una hermana, Olivia, a la que llama el primer domingo de cada mes. Cooper ha perseguido el placer por todas partes y había gozado de él, pero del amor no quiere saber nada. Escucha la voz de un sargento mayor escocés que fue compañero suyo en el ejército durante la II Guerra Mundial.

Otros personajes:

Samuel Shabalala es agente de la policía judicial nativa y compañero de Cooper. Es de etnia zulú y mide más de 1,80 metros. Pertenece a la Iglesia de Sión y recoconoce que también pertenece a la anglicana. Casado con Lizzie, tienen tres hijos. Cuando está reflexionando se tira del lóbulo de la oreja.

Desmond Bagley, jefe de la comisaría de Roselet . Fuma Dunhill Cubas. A veces su cara parece una bolsa de papel arrugada.

Daniel Zweigman, alemán, judío, doctor, parece una mezcla de mago loco y sabio despistado. Casado con Lilliana, tuvieron tres hijos que murieron en diferentes campos de concentración. Han adoptado a un niño ruso.

Margaret Daglish, médica, alta de nebulosos ojos azules y cabello oscuro cortado casi al rape. De rostro caballuno, usa vestidos estampados con flores, pamelas y guantes de algodón. Brinda, en hebreo, con un brandy L’chaim. Por la vida.

Van Niekerk, inspector, jefe de Cooper, afrikáner holandés.malla nunn

Gabriel Reed, colegial, agresivo y violento, roba en todas las fincas, tiendas y casas de alrededor. ¡Befok!

Benjamin Ellicot y John Hargrave, oficial y agente de la policía judicial, con sus trajes negros abolsados y corbatas brillantes.

Comentario:

Me ha gustado Benditos sean los muertos. Novela negra africana, con todos sus ingredientes, un asesinato y unos policías investigando. Transcurre en la Sudáfrica de 1953, en plena legalización y extensión del apartheid. El cadáver de Amahle, una hermosa joven zulú de 17 años, aparece en una ladera de los montes Drakensberg, los mas altos de la zona, rodeado de florecillas, entre el poblado donde su padre es jefe tribal y la enorme granja de un blanco donde trabajaba. El detective blanco Cooper y su ayudante de etnia zulú, Shabalala, son los elegidos para investigar este posible asesinato. En una comunidad castigada por el racismo y el sexismo, les cuesta a nuestros sabuesos avanzar en la investigación. Me ha parecido una buena novela negra, tranquila pero que te atrapa y quieres saber quien ha sido el asesino.

Malla Nunn nace en Swazilandia. Estudió en la Florence Christian Academy, un internado para mestizos, hasta que con su familia emigró a Australia. Se licencia en literatura inglesa e historia en la Universidad de Australia Occidental. Ha escrito y dirigido varios cortometrajes documentales. Desde 2008 Malla Nunn reside con su marido y sus dos hijos en Sidney. Ha publicado cuatro novelas con el detective Emmanuel Cooper de protagonista: Un hermoso lugar para morir (2009), Que los muertos descansen en paz (2010), Benditos sean los muertos (2012), y Present Darkness (2014). Esta última todavía no se ha publicado en nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s