El hombre de tiza

hombre tizaEl profesor de instituto Eddie Adams es el principal protagonista de la novela El hombre de tiza (2018), de la autora inglesa C.J. Tudor.

Ed tiene 42 años, sigue teniendo abundante pelo y en su mayor parte negro. Es alto y anda encorvado. Según su amiga Chloe, a Ed le gusta vestir con ropa “chic de tienda solidaria de segunda mano”. Imparte clases en el instituto de Anderbury. Se toma una cerveza Taylor’s Mild, en el Bull, último de los bares del barrio que queda abierto. Lee mucho y resuelve sudokus para combatir el alzheimer. Colecciona todo tipo cosas, pendientes, porcelana, juguetes … Prepara espaguetis con salsa boloñesa. Bebe Barolo. Está leyendo el último de Harlan Coben.

Otros personajes:

Gav el Gordo, Metal Mickey, Hoppo y Nicky son amigos de adolescencia de Ed, la panda inseparable.

Halloran es un nuevo profesor a punto de llegar al instituto. Algunos le llaman el “Hombre pálido”. Muy alto y delgado. Viste unos vaqueros lavados a la piedra, una camisa blanca holgada y un gran sombrero de paja. Tiene un cierto parecido con David Bowie.

Furniss es inspector de policía y Thomas un agente.

Sean Cooper es el líder de una banda de jóvenes. Le gusta Iron Maiden.110817_MS_CJ_Tudor_photo_credit_Bill_Waters

Comentario:

Me ha gustado mucho El hombre de tiza. Cercano a lo que hoy se conoce como un thriller emocional , con dosis de intriga y suspense:

Página 59, dos últimos párrafos:

Me siento ante el escritorio. Aunque estoy casi seguro de que Chloe no está en casa y tardará un buen rato en regresar, he echado el cerrojo. Abro el sobre que he recibido esta mañana y estudio la carta de nuevo. No contiene texto, pero sí un mensaje muy claro: una figura de palo con una soga al cuello.

Está dibujado con un lápiz de cera, lo cual es un error. Tal vez por eso, el remitente ha incluido algo más. Cuando inclino el sobre, cae sobre el escritorio en medio de una nubecilla de polvo. Una tiza blanca.”

La narración va de nuestros días a treinta años atrás. Los niños no son siempre tan inocentes. Todos somos culpable de algo. Amistad y amores en la juventud que pueden convertirse en una venganza ya de mayores. Todos tenemos secretos, que poco a poco se van descubriendo. Hasta las últimas páginas no conocemos la historia completa, que contiene más de una sorpresa. Muy bien escrita, recomendable para pasar buenos ratos, ahora y hace tres décadas. No os la perdáis.

Caroline J. Tudor ha desempeñado diferentes trabajos, como presentadora de televisión, redactora o paseadora de perros, antes de dedicarse a escribir novelas. En la actualidad vive con su familia en Nottingham , Gran Bretaña. El hombre de tiza es su primera novela.

Anuncios