Plato de mal gusto

descargaPalacios, asesino a sueldo, es el protagonista de la novela Plato de mal gusto (2017), del autor madrileño Álvaro Aguilera Fauró.

Palacios tiene cuarenta y tantos años. Eva, su ex mujer, murió de cáncer de pulmón. Ha trabajado como portero en la discoteca “Habana”. Dispone de tres viviendas como medida de seguridad. Fuma mucho, pero dice que quiere dejarlo. Mastica chicles de clorofila. Se mira al espejo y ve a un ciudadano bien afeitado, peinado sin gomina, lleno de ojeras, necesitado de vacaciones y con aspecto de defraudar a Hacienda. Vive y se siente de Aluche, del barrio de Las Águilas.

Suele llevar su Beretta a mano. Un amigo le presta un Seat Toledo. Recuerda una frase de El PadrinoNo es nada personal, sólo son negocios”, y algunos pasajes de Toro salvaje. Desayuna en la cafetería “La Lorena”. En casa se prepara un bocadillo de jamón con tomate, un chorro de aceite y queso curado. Invita a una chica, con la que quiere ligar, al restaurante “Las noches de Moscú“. A Palacios le gusta mucho el güisqui, sobre todo si es de malta.

  • Otros personajes :

Lino es amigo y compañero de trabajo de Palacios. Supuestamente es detective privado. Tiene una cacatúa, Ramona, y un tatuaje de Ava Gardner en el brazo derecho.

Paula es la novia de Lino. Trabaja en la recepción de un bingo. Viste una faldita azul marino, que enmarca su culo atractivo y en expansión; un culo con contornos y carabanchelero, de los que gustan a Palacios. Tiene menos expresividad que una barra de mortadela.

Leandro Salinas es constructor. Enciende sus cigarros con un Zippo de plata. Todo lo que lleva encima debe valer más que el sueldo anual de un cirujano plástico.

Estrella Llorente es jefa de prensa de una gran empresa. Pelirroja, de elegantes ojos azules y sonrisa encantadora, un pelín excesiva para ser natural.

Marcial, al que algunos conocen como Somoza, estuvo unos años en varios países latinoamericanos matando rojos comunistas. Ahora tiene un pub, el “Machín”, aunque sigue manteniendo contactos.alvaro-aguilera

Charli es una especie de guardaespaldas o matón a sueldo. Guarda cierto parecido con Freddie Mercury. Lleva bigotito teñido de negro, tiene los pómulos pronunciados y el cabello engominado y peinado hacia atrás.

Rufi es un mendigo. Dice que en materia de olvido y melancolía es un verdadero experto. También dice que le gusta lo mismo un reserva de Vega Sicilia, que un vino de cartón.

Esparza es un antiguo amigo de Palacios, que tiene montado un desguace de coches.

  • Comentario:

Me ha gustado mucho este Plato de mal gusto. Novela negra de las duras, con pocas concesiones para la galería. Un asesino a sueldo que lo quiere dejar, pero que parece que no puede. En el camino se encuentra con la recepcionista de un bingo, con un mendigo medio filósofo y con un poderoso constructor. Palizas y crímenes se suceden. Amigos que lo parecen, traiciones por dinero. Palacios reivindica su barrio y sueña despierto con una playa en el Caribe. Lectura muy recomendable para los amantes del género negro.

Álvaro Aguilera Fauró nace en Madrid en 1985. Cursa estudios de Filología Hispánica y se diploma en la especialidad de “Guión” en la Escuela del Cine y el Audiovisual de Madrid (ECAM). Trabaja como guionista para La Sexta, entre otros medios, y da clases como profesor de cine y literatura, en escuelas de Cuba y Madrid.  Dirige un grupo de teatro aficionado Racatá. Es Secretario General del Partido Comunista de Madrid. Trabaja en su segunda novela y ultima dos libros de poemas.


Anuncios