El hombre que perseguía su sombra

getMikael Blomkvist y Lisbeth Salander son los protagonistas de la novela El hombre que perseguía su sombra (2017), del autor sueco David Lagercrantz.

Blomkvist es periodista de investigación para la revista Millennium. Desayuna un cappuccino y un expreso acompañados de yogur con muesli y sándwiches de queso y de paté, mientras lee diferentes periódicos, como el diario Dagens Nyheter en papel, y The New Yorker, The Guardian, The New York Times y The Washington Post  en su iPad. Le gusta la cerveza Pilsner Urquell y, con una amiga y ex amante Malin, se bebe un barolo. Queda con su hermana Annica para comer en la terraza del restaurante Pane Vino, en Brännkyrkagatan. Piden pasta con salsa de trufa y chianti.

Salander está en la cárcel, aunque está a punto de salir. Faria Kazi, de Bangladés, es su vecina de celda y a la que suele proteger de las mafias y matonas del presidio. A Lisbeth se le da muy mal la cerámica, hace unos jarrones horrorosos. Está deseando salir para comer comida basura, echa mucho de menos la pizza y las hamburguesas. Le gusta el whisky Tullamore Dew. En casa tiene un sofá rojo de Ikea.

Otros personajes:

Jan Bublanski, comisario de policía. Moreno y bajo, algo entrado en años. Viste camisa azul, pantalones grises de lino y unos sencillos mocasines. Conduce un Volvo. Su novia, Farah Sharif, es catedrática de tecnología informática. Se acaban de instalar en un piso de dos habitaciones cercano a la plaza de Nytorget. Han comprado un perro labrador. Salen a menudo a cenar y acuden a ver muchas exposiciones.

Sonja Modig, Curt Svensson, Jerker Holmberg y Amanda Flod componen la brigada que está al mando de Bublanski.David_Lagercrantz,_författare

Erika Berger, amiga íntima de Blomkvist, redactora jefe de Millennium. Viste vaqueros y blusa azul.

Benito Anderson, es la matona y mandamás de la cárcel de Flodberga. Se llamaba originalmente Beatrice, pero se ha cambiado el nombre en honor al conocido fascista italiano. Luce un tatuaje con una esvástica en el cuello y lleva el pelo rapado.

Comentario:

Me ha gustado El hombre que perseguía su sombra. El binomio Blomkvist/Salander tiene que emplearse a fondo. Mikael está trabajando a tope en un caso que puede suponer un auténtico escándalo, la separación de gemelos al poco de nacer para comparar sus vidas. Normalmente, para separarlos uno de los dos era secuestrado. Otras veces, sin más les decían a los padres que uno de ellos había muerto al nacer. Por su parte, Salander está protegiendo a una compañera de celda. Cuando sale tiene que ajustar cuentas con su peligrosa familia, a la que se une la matona que conoció en la cárcel, la violenta Benito Anderson. En la investigación sobre los gemelos, hay momentos de mucha emotividad, cuando al cabo de muchos años parece que van a volver a juntarse. Lectura muy recomendable, sobre todo para seguidores de la saga Millennium y de Lisbeth Salander.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s