No digas nada

9788401018428El juez Sampson es el protagonista de la novela No digas nada (2017), del autor estadounidense Brad Parks.

Scott Sampson es juez federal en Norfolk, distrito este de Virginia. Tiene 44 años. Está casado con Alison, que tiene unos hombros magníficos, y tienen dos hijos gemelos de seis años, Sam y Emma. En casa guardan una pistola Smith & Wesson 9 mm. Tienen contratado Netflix. Conduce un Buick Enclave. Para relajarse se sirve un gin-tonic generoso. Parece un pequeño César en su trono.

Otros personajes:

Justina Kemal es la canguro de los hijos de Sampson. Es una estudiante universitaria turca que vive gratis en una cabaña de los Sampson, a cambio de cuidar a los niños. Lleva recogido el pelo oscuro en una coleta. Viste una camiseta ajustada y unos pantalones vaqueros más ajustados aún.

Blake Franklin es senador. Ha sido jefe de Scott durante trece años, también su mentor, su engatusador, su animador, su torturador, su obsesión.

Jeremy Freeland es ayudante de juez de carrera. Un hombre atractivo que se acerca a los 40. Lleva el pelo de color arena peinado a la perfección y tiene los ojos azul claro. Corre un mínimo de treinta y cinco kilómetros por semana, por lo que se mantiene escrupulosamente esbelto. Viste trajes entallados y corbatas coloridas.

John E. Byers, “Jeb”, es el juez principal de la Corte de Apelaciones para el Cuarto Circuito de Richmond. Procede de una de esas antiguas familias de Virginia que sólo pueden tener un éxito indiscutible.14630774-large

Joan Smith es ayudante de nuestro juez protagonista, en concreto auxiliar judicial. Es una señora muy quisquillosa. Viste siempre blusas que se puedan abotonar hasta el cuello. Su marido la abandonó hace varios años. Sus hijos son ya mayores y viven en otras ciudades. Los fines de semana, por nada del mundo se pierde el sermón de su pastor.

Roland Hemans es abogado. De tamaño gigantesco, en torno a los 50 años. Le gusta jugar al golf. Se mueve con la agilidad elegante de un deportista y conserva un aspecto musculoso. Conduce un todoterreno Lexus dorado.

Herbert Trift es investigador privado. Su despacho está situado en Northampton Boulevard, en una casa colonial desvencijada, que también es su hogar. Tiene unos 50 años, delgado, de cabello entrecano. El olor de su ropa delata que sigue fumando en espacios interiores.

Harold Curry es sargento de policía. Calvo, afroamericano.

Comentario:

Me ha gustado No digas nada. Esta novela la compré en la Llibrería Adserá de Tarragona. La verdad es que no había oído hablar de ella y muy poco de su autor. El protagonista es un juez, con un secuestro familiar de por medio. Aunque la he leído en una edición de bolsillo, con casi 500 páginas de letra pequeña, me atrapó desde el principio. Es una narración de mucha tensión, a veces angustiosa. Quizás lo que menos me ha gustado es el desenlace. Pero sí, la recomiendo, está bien escrita y es difícil dejar de leer, es una buena historia sobre todo para los seguidores de los thrillers judiciales.

El autor:

Brad Parks (Nueva Jersey, 13 de julio de 1974). Esta novela que hoy reseñamos es la única publicada en España de este autor, pese a ser el único autor que ha ganado los prestigiosos premios Shamus, Nero y Lefty. Tiene seis novelas anteriores escritas con el periodista de investigación Carter Ross  como protagonista. También ha trabajado para The Washington Post y The Star-Ledger.