Universidad para asesinos

El comisario Jaritos es el protagonista de la novela Universidad para asesinos (2018), del escritor turco afincado en Grecia Petros Márkaris. Es la onceava entrega de esta saga.

El comisario Kostas Jaritos ha estado de vacaciones con su mujer Adrianí en el Épiro, la región norte de Grecia de donde son originarios. Kostas vive en la calle Aristokleus de Atenas. Consulta su inseparable Dimitrakos. Sigue conduciendo su Seat y desayunando su café con leche con croissant en cuanto llega a la comisaría. La achicoria silvestre es una de sus debilidades culinarias, así como los tomates rellenos que prepara su mujer. De vez en cuando cenan en familia, con su hija Katerina y su marido Fanis;  Maña, que trabaja en el mismo bufete de abogados que Katerina y Uli su novio alemán; y Lambros Zisis, comunista perseguido hace mucho tiempo por Jaritos y que ahora es uno más de la familia. Nuestro sabueso protagonista sigue criticando y sufriendo el tráfico de Atenas.

Otros personajes:

Guikas es el director de la policía. Está a punto de jubilarse. Ahora solo piensa en dedicarse a pescar. Stela es la secretaria Guikas, que está deprimida ya que no sabe dónde la mandarán ahora que se jubila su jefe. Ha encendido una vela a la virgen para que no le toque un mal destino.

Dermitzakis es el agente más veterano del grupo. Velidis es de Delitos Informáticos. Zonarás, de Asuntos Internos. Kula se ocupa de Internet.

Zanasis Askalidis viene de Narcóticos, es el más joven, carece de experiencia.

Fotis Dervísoglu, de Asuntos Internos. Stavrópulos es forense.

Karmbetsos, recién nombrado jefe Brigada Antiterrorista.

Pródomos Kapsidis, actual subcomandante. Un hombre de perfil bajo aunque eficiente y colaborador. Procede del Departamento de Inmigración.

Dimitriu es un agente de Identificación. Y Areti Sterguív, la nueva periodista, según Jaritos, la nueva tocapelotas.

Comentario:

Me ha gustado mucho esta Universidad para asesinos. Es ya la undécima entrega de la sociedad Márkaris-Jaritos. En esta ocasión nuestro comisario, a la vuelta de unos días de vacaciones, tiene que llevar acabo una complicada y académica investigación. Ha sido asesinado un antiguo profesor universitario, ahora ministro del gobierno griego, con una tarta envenenada. Muchos sospechosos, entre profesores, alumnos, personal administrativo… Parece que se descarta un atentado terrorista. Aparece otro docente muerto, que puede que no sea el último ¿Una venganza contra los profesores universitarios que lo dejan para meterse en política, y que luego vuelven a dar clases con sus bolsillos más llenos? Es una narración no exenta humor, sobre todo cuando aparece Adrianí, la esposa de Jaritos. El desenlace es excelente y reconozco que fue una sorpresa para mí. Tiene dos fotografías muy chulas en la portada y la contraportada de la edición española. Muy recomendable.

Jaritos for ever

Recomendaciones literarias

Un comentario en “Universidad para asesinos

Los comentarios están cerrados.