Piojo

31yniELVyULManuel es el protagonista de la novela Piojo (2018), del autor aragonés Esteban Marino.

Manuel Garrido López es un hombre de 39 años a quien todo el mundo, menos su madre, llama “Piojo”. Nació seismesino. Recuerda haber leído “Colmillo Blanco” cuando tenía siete años de edad, ahora reparte sus lecturas entre “Siddharta“, de Hermann Hesse, y “Grandes esperanzas“, de Charles Dickens.

Piojo recuerda a su padre Santiago, al que todo el mundo en el barrio y en la fábrica conoce como “Urtain”, igual que el boxeador. Llegó un momento en que apenas salía de la cantina, todos los días caían varias, muchas, copas de “Soberano“.  A su madre Vitoria, “la Vieja”, le sobraban huevos para todo. Nunca la ha visto llorar, pequeña y delgada, con ojos negros, grandes, vivos y duros. Todo el día trabajando y, a ratos, en la iglesia de Don Ramiro, aunque Manuel piensa que su madre era más partidaria del Dios justiciero y vengativo.

Piojo tenía cuatro hermanos, ahora solo le quedan tres. El hermano mayor, Santi, murió de sobredosis cuando tenía diecisiete años y Piojo siete. Le recuerda con sus pantalones de campana, un jersey de cuello alto y melena hasta los hombros. Después estaba Vitorita, que fue quien de verdad los crió cuando su madre se puso a trabajar casi todo el día. A los dieciocho años se fue de casa con un obrero que trabajaba en la autovía, al que le llamaron más la atención sus tetazas que su cara de caballo. El tercero era Pepote, un cacho cabrón, el ídolo de Piojo. Grande, fuerte, atrevido y el más guapo del barrio de los Amarillos, un poblado muy pobre en el que vivía la familia. Al cumplir los diecisiete Pepote ya controlaba la venta de chocolate en el barrio. Y la cuarta hermana, María de la Encarnación, todo el mundo la llamaba Mari, le gustaba mucho leer y estudiar. Estudiaba para escapar de los Amarillos y con el tiempo lo consiguió.

Otros personajes:

Silvia, una chica del barrio, la mejor amiga de Mari, de la que el Piojo se enamoró locamente. Ella no le hacía ni caso. Piojo sufría un gran calentón mirando el culazo de la Silvia con sus mallas ajustadas.

Santos fue quien llegó a hacerse el mejor amigo de Piojo. Procedente de los Escolapios, su madre era profesora y su padre policía. Habían llegado a los Amarillos después de que el padre de Santos perdiera todo jugando al giley, hasta la propia casa.

Juan el Lobero, un gitano de piel oscura y delgado, de algo más de 40 años. Viste siempre con traje de chaqueta negro, camisa blanca y un sombrero de fieltro negro.

Carmelo, el Negro, un gitanillo delgado, moreno, de nariz aguileña y melena hasta los hombros. Puede haber salido perfectamente de extra en Navajeros Perros callejeros. Con su chaqueta vaquera ajustada, Lois de pitillo y Yumas blancas.

El Chino, siempre acompañado de su navaja marrón, de esas de mariposa.

El Piqueta, que era miembro de la pandilla de los Chalaos.

Y los Rubios, el Rana, el Chema, el cura don Ramiro … y políticos y concejales corruptos.

Comentario:

Me ha gustado mucho PIOJO, una novela negra intensa, la primera del autor zaragozano Esteban Marino. Es una especie de diario que escribe un joven, Manuel Garrido el Piojo, y que lleva desde su infancia hasta los 39 años que tiene en la actualidad. Duros y a la vez amenos, vamos pasando capítulos que te hacen no dejar la lectura. Ágiles y violentos. El prota puede ser malo, incluso asesino, pero sientes algo por él. Su vida es pura supervivencia, si no matas, mueres. Un impresionante retrato de los veinte últimos años en España, pelotazos por doquier, el país lleno de grúas, la burbuja a punto de explotar, la corrupción como forma de vida que alcanza a muchos políticos, concejales, jueces, policías … Y la droga, con su marginación, que acaba con muchos y hace muy ricos a unos pocos. En resumen, una excelente y poderosa novela negra, que me sorprende que haya sido editada por su autor, cuando podría ser un libro publicado en cualquiera de las editoriales más importante de nuestro país. Lectura muy recomendable, dura y a la vez escrita con cierta sensibilidad, que engancha desde su inicio.

El autor:

Esteban Marino (Zaragoza, 1968) es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido Oficial de la Armada durante nueve años y desde el 2004 hasta la actualidad es Técnico Superior del Ayuntamiento de Madrid.

Un comentario en “Piojo

Los comentarios están cerrados.