El último caso

41x9knbIy7LEl abogado Raúl Ballesteros y el detective privado Alex Zarco son los protagonistas de la novela El último caso (2019), del autor cántabro, afincado en Ibiza, Francisco Marín González.

Ballesteros es un prestigioso abogado. Está cerca de los 50. En forma. Con las primeras canas. Lo que más le gusta beber es alguna que otra copa de Glenfiddich, aunque también le da al “benjamín” de cava rosado. Lleva diez años divorciado y tiene una hija de 19 años. Conduce un Audi azul oscuro. Recuerda la película “El tercer hombre“. Come en el Concord, calamarcitos a la plancha con patatas fritas, y cena en el restaurante argentino Can Mario.

Zarco es un extravagante detective, de aspecto desgarbado y laxo. No ha cumplido los 40 y está calvo y un poco gordo. Practica kárate.  Conduce un viejo Volkswagen Polo. Adora a Hércules Poirot. Porta una Glok adquirida en el mercado negro. Toma Cola-Cao. Suele conducir una scooter.

Otros personajes:

Paco Marín es escritor. Conduce un Mercedes Clase A. Se toma una cerveza en el Donibane, un bar pulcro y sencillo donde siempre sopla una ligera brisa. En la terraza del Casa Juanito se come un arroz con bogavante. Su novela está entre los ebooks más vendidos en Amazon.

Lucas Riera es sargento de la Guardia Civil. De semblante sonriente, algunos le llaman “Riese”.puesta-ultimo-1

Xicu es un genio de la informática. Un auténtico hacker. Suele colaborar con Zarco.

Jiménez es inspector y Gelabert, subinspectora.

Vladislav es un detective ruso amigo de Zarco.

Irina, Yuri Kozlov, Tanya, Viktor …

Comentario:

Me ha gustado El último caso. Está en la línea de la anterior novela de este autor El caso Demichellis. Con los mismos protagonistas, Ballesteros y Zarco, un abogado y un detective privado. En esta ocasión se les añade un escritor, Paco Marín, que de alguna manera introduce a estos dos sabuesos en una larga investigación. Toda la acción transcurre en la isla de Ibiza. Aparecen la prostitución y las mafias rusas, además de gente con mucho dinero de la jet local. Comienza la acción a raíz de la desaparición de una joven, Irina, rusa, muy guapa, casada con un empresario millonario. Parece que nos encontramos ante un secuestro. Cuando el marido se dispone a pagar el rescate, es asesinado de dos tiros. La investigación se enmaraña. Aparecen varios sospechosos, familiares, amigos, sicarios del este … Zarco y Ballesteros se tienen que esforzar. Por cierto, en esta entrega conocemos el lado más humano del prestigioso abogado, el amor, la decepción, la soledad. La novela termina con un desenlace para mí inesperado, muy bien construido. En resumen, lectura muy recomendable para amantes de la novela clásica policiaca.

Clipboard02